CapitanCook
| Destacado | Ideas de viajes Por

5 hitos de la primera gran expedición del Capitán Cook

Te presentamos los 5 hitos que hicieron de la primera expedición del Capitán Cook una gran aventura.

En el año 1766 el Capitán Cook acompañado por una tripulación de 93 personas se embarcó en el Bark Endeavour, cruzando medio mundo, enfrentándose a peligros en forma de enfermedades, culturas desconocidas y sobre todo ante mares que nunca habían sido surcados con anterioridad. Fueron 3 años de aventuras, de sorpresas y de descubrimiento de nuevas tierras. Te invitamos a acompañar al Capitán Cook en su primer gran viaje y los 5 hitos de esta expedición. Eso sí, si ahora decides viajar a Australia, afortunadamente no será necesario pasar tantas penurias ni estar tanto tiempo en un barco, para disfrutar de ese país inabarcable.

Escorbuto

Una de las enfermedades que más diezmaban las expediciones a lo largo de los mares era el escorbuto, una enfermedad basada en que las encías sangraban y los dientes se caían, las heridas cerradas se volvían a abrir, las extremidades se paraban y finalmente el paciente moría con grandes dolores. Esa fue una de las mayores preocupaciones del Capitán Cook, de tal forma que obligó a cumplir con una dieta estricta que se debería seguir. Sin embargo algunos miembros de la expedición sufrió escorbuto, entre ellos Joseph Banks un acaudalado naturalista que contrajo la enfermedad. Fue él quien al beber zumo de limón y se curó al de pocos días, encontró la cura para el escorbuto, basada en la ingesta de Vitamina C. Sin duda, un gran avance científico que salvó miles de vidas.

limones

Bueno con marineros y autóctonos

Aunque en los estándares actuales sería imposible de catalogar al Capitán Cook como un capitán misericordioso, en su momento teniendo en cuenta las crueles medidas de castigo que se llevaban normalmente a cabo. Durante la primera expedición debido a la dieta que se llevaba a cabo en el barco un par de marineros se sublevaron y el Capitán Cook “únicamente” mandó que se les dieran 12 latigazos a cada uno. Después, llevó a cabo otro tipo de estrategias en las que los hombres ya no se mostraron reacios a comer el menú preparado. Además, cada vez que pisó suelo desconocido pedía a sus marineros que trataran con el mayor de los respetos a los nativos, al contrario que la tradición colonialista que imponía la fuerza por encima de cualquier entendimiento. Ello le llevó a tener muchas más facilidades que de haber optado por un tipo de relación más autoritaria y violenta.

esclavos

Tahití y el Tránsito de Venus

La presumible misión principal de la primera expedición del Capitán Cook era llegar a Tahití para poder medir el Tránsito de Venus, es decir el momento en el que el planeta Venus pasa entre la Tierra y el Sol. Este fenómeno sólo pasa cada 120 años y nadie había sido capaz de medirlo. Aunque el Capitán Cook y su tripulación no lo consiguieron con datos exactos, sí estuvieron allí y aprovecharon para recorrer Tahití. De esa maravillosa isla entendieron otra forma de vivir, pero también lidiaron con los continuos robos de los tahitianos. Una vez, visto que no habían podido medir el Tránsito de Venus, el capitán Cook desveló la razón real por la que habían viajado tan lejos. Querían ser los primeros en llegar a la latitud 40 grados para encontrar el continente Australiano, haciendo que Gran Bretaña se convirtiera en la nación más poderosa del momento.

tahiti-bora-bora

Rodeando Nueva Zelanda

El Capitán Cook tras dejar atrás Tahití comenzó su búsqueda del nuevo continente, pasaron esos 40º que nadie había llegado a superar, pero todavía no hallaron tierra alguna. Sin embargo, en el año 1770, la expedición divisó tierra. Cook y su tripulación durante un tiempo pensaron que habían alcanzado el continente deseado, pero mientras estaban cartografiando la costa, el Capitán Cook, se dio cuenta de que esa tierra ya había sido descubierta, habían llegado a Nueva Zelanda. Sin embargo, ello no privó a aquellos hombres de disfrutar de una de las visiones más fantásticas del mundo, la costa neozelandesa en la que primaban altas montañas y una fauna y flora increíble. De todas maneras fue esta expedición la primera en descubrir el paso entre las dos grandes islas que forman Nueva Zelanda, bautizándolo como Estrecho de Cook.

Nueva-Zelanda-Moeraki-Boulder

Costa este de Australia

Cook decidió viajar hacia el norte, con la idea de descubrir ese continente que creían debía estar ahí. Fue una decisión que le llevó a ir más allá de su deber porque nadie sabía que podían encontrar y si había tierra. De esa forma el 29 de abril de 1770 se convirtieron en los primeros europeos que llegaban a la costa este de “Nueva Holanda” la que acabó convirtiéndose en Australia. De esa forma pudo reclamar esa tierra para Gran Bretaña. Las poblaciones indígenas se sorprendieron enormemente y Cook fue preguntando muchas cosas a los aborígenes (el nombre del animal canguro, viene de esos encuentros), también descubrieron flora que no era conocida en Europa, dando un empuje a la botánica extraordinario. Una vez terminada su misión volvieron a Reino Unido, lo que empezó después fue terrible para Cook y para Australia, con una exportación de presos ingleses que cambiaron el curso de Australia y de lo que se había construido hasta ese momento en esa tierra por parte de los aborígenes.

Australia-Byron-Bay

Fotos: /Shutterstock

Deja un comentario