mujer-frío-gorro
| Consejos prácticos | Destacado Por

5 trucos para combatir el frío durante tu viaje

Te presentamos 5 pequeños trucos para no quedarte congelado durante tu aventura.

Una de las peores sensaciones que podemos experimentar cuando estamos viajando es esa sensación de frío continuo, del que se te mete en los huesos y te deja tiritando. Es muy posible que nos encontremos con temporales durante nuestro gran viaje y sobre todo si estamos planeando una aventura larga en la que unamos naturaleza y cultura, el frío estará acechando en las noches o en los días duros. Es por eso, que te queremos mostrar 5 trucos para combatir el frío durante tu viaje, para que ésta no sea una gran preocupación.

Ropa térmica

Afortunadamente el mundo textil ha avanzado mucho en los últimos años y lo que antes podía ser una prenda únicamente reservada para los deportistas de élite, o los montañeros en busca de la épica, ahora hay una variedad de ropa térmica asequible a todos los bolsillos. A la hora de hacer un viaje, una aventura, tenemos que ser prácticos y pensar en las condiciones que nos vamos a encontrar. Desde el Magazine del Viajero te recomendamos que en tu viaje, si prevés que puedes llegar a pasar frío, lleves en tu mochila un par de camisetas térmicas y unas mallas para correr por lo menos, porque ocupan muy poco y te pueden resultar francamente útiles. También tienes que pensar en los lugares que dormirás y si piensas acampar, debes mirar qué tipo de tienda llevarte y el saco de dormir. No pasa nada si tienes que gastarte un poco de dinero porque cuando estés en mitad de un monte y empiece a refrescar agradecerás haber hecho una buena inversión contra el frío.

mujer-banco-montaña

Haz ejercicio

Con un frío intenso lo que más sufre al principio son las extremidades, tanto manos como pies son la parte del cuerpo que más frío soporta. Si ves que se comienzan a entumecer lo mejor que puedes hacer es moverte, saltar, aplaudir, lo importante es que la sangre fluya y caliente el cuerpo. Tu mismo organismo te lo pedirá, por ejemplo si estás haciendo un viaje en bicicleta, es muy probable que tengas que bajar de la bicicleta para correr un poco, el que escribe estas líneas lo hizo en su viaje de Cracovia a Granada en bicicleta, en numerosas ocasiones. Eso sí, cuando pares ten cuidado con quedarte frío si has sudado porque te encontrarás con el problema del frío pero amplificado, lo mejor es que te cambies de ropa si tienes algo húmedo.

mujer-hombre-corriendo

Resguárdate del viento

El aire caliente tiende a subir, por lo tanto cuando hay viento hace mucho más frío que en una situación de calma. Aunque parezca obvio nos va a venir muy bien tenerlo en cuenta sobre todo cuando queremos estar quietos en un lugar durante un tiempo largo. Hay lugares tan inhóspitos y llanuras tan vastas en las que es muy difícil resguardarte del viento, pero aprovecha cualquier roca, cualquier árbol para entrar en calor. Por ejemplo, cuando tengas pensado acampar, ten mucho ojo para medir por donde puede venir el tiempo, los escaladores que duermen al raso, se suelen construir pequeños muros de piedras para poder pasar una noche menos fresca. Simplemente ponle sentido común, que muchas veces es el menos común de los sentidos.

mochilero-montaña

Ten cuidado con las hogueras

Si estás en la naturaleza y piensas que una de las opciones que tienes es la de hacer una hoguera para entrar en calor, debes tener en cuenta muchos factores. En primer lugar, tienes que saber el riesgo que supone encender un fuego, estudiar el espacio y retirar todo lo que pudiera arder, limpiar el terreno e incluso desechar la idea si ves que entraña algún peligro real. También tienes que saber cuál es la legislación en el lugar que quieres encender el fuego porque normalmente hay muchas restricciones en según qué lugares, sobre todo en las estaciones secas. Planifica todo muy bien, piensa con qué vas a apagar el fuego, hazlo protegido del viento para que el calor se quede más tiempo y de esa forma podrás tener la situación bajo control.

hoguera-bosque

Siempre puedes descansar

Tampoco tienes que intentar aguantar todo el frío que tu cuerpo pueda soportar, puede haber días durante tu viaje en el que el frío puede que no te haga disfrutar ese día o convertirse incluso en peligroso. Es por eso, que si no tienes algo ineludible también te puedes quedar en un hostal o a resguardo, con una buena chimenea cerca o el calor de una calefacción. No lo veas como un día perdido, puedes utilizarlo para escribir, para reflexionar sobre tus próximos pasos, recordar lo que has ido viviendo, leer o charlar con una buena taza de café enfrente. También deberías mirar el tiempo para ver si va a mejorar y en base a esa información tomar decisiones o hacerte con más ropa de abrigo.

calcetines-cafe-cuaderno

Fotos: /Shutterstock /Pixabay

Deja un comentario