| Ideas de viajes | Por Coralie

Cabo Verde: un paraíso todavía por descubrir

Un grupo de islas volcánicas en un semicírculo en pleno Océano Atlántico: esto es el paraíso del archipiélago de Cabo Verde. El patrimonio natural de belleza indudable de este grupo de islas abarca desde playas vírgenes de paisaje lunares y desérticos, hasta picos montañoso de verdes valles.

En cuanto a su cara cultural, las bulliciosas ciudades coloniales de Praia y Mindelo, ofrecen a los visitantes la verdadera imagen del país y el espíritu criollo de Cabo Verde. Gracias a los tour operadores internacionales, el turismo en este archipiélago ha llegado desde no hace mucho tiempo, pero afortunadamente no es el turismo de masas que podemos encontrar en otras islas europeas, por ejemplo.

Cabo Verde se encuentra en el continente africano muy próximo a las costas de Senegal y está conformado por diez islas grandes y cinco más pequeñas. Dentro de las islas de Barlovento se encuentran Santo Antão, São Vicente,Santa Luzia, São Nicolau, Sal y Boa Vista. Las de Sotavento incluyen Maio,Santiago, Fogo y Brava. Su lengua oficial es el portugués ya que en el siglo XV fue descubierta por los portugueses quienes convirtieron estas islas en trata de esclavos, por lo que existe una mezclas étnicas bastante interesante.

São Vicente, Cabo Verde.
São Vicente, Cabo Verde.

El turismo es atraído principalmente por su clima tropical seco, que se caracteriza por una temperatura media de 25°C y precipitaciones bajas. Los aficionados del buceo, el snorkeling o la pesca en alta mar podrán disfrutar en estas islas particularmente gracias a su rico fondo marino. El viajero que elige Cabo Verde tiene la oportunidad de descubrir muchas islas con características diferentes y sorprendentes culturalmente. La oferta es muy variada en lo que respecta a los establecimientos turísticos, desde varios tipos de alojamiento, posadas con familias de acogida, hoteles de diversas categorías, centro de vacaciones modernos, hasta los clásicos centros turísticos con todo incluido.

Vista archipiélago Cabo Verde
Vista general archipiélago Cabo Verde

Para los turistas que están acostumbrados a este tipo de resorts está la isla de Sal, para los que prefieren un poco de aventura,  las islas de Boavista y Santiago que pueden ofrecer un tipo de viaje un poco más rústico. En las islas más pequeñas podemos encontrar una hostelería bastante más sencilla, pero no por eso menos gratificante gracias al contacto con la gente: esta es la manera perfecta para descubrir el alma de un pueblo digno y orgulloso.

Una cocina rica y sabrosa, la música y los ritmos de un encanto increíble y un buen nivel en los estándares de sanidad, son las comodidades idóneas para visitar un destino que aún está por descubrir y que puede ser perfecto para los amantes del verano todo el año.

Fotos: Wikipedia

2 reacciones