vista-Praga-Moldova

Destino de la semana: Praga

Esta semana nos adentramos en la Europa profunda y te acercamos a la capital de la República Checa. Hemos recogido algunos de los tesoros que se guardan en la ciudad bohemia para ponerte el dulce en la boca.

Ficha práctica

  • Población: 1 259 000 habitantes
  • Idioma: Checo
  • Moneda: Corona checa
  • Mejor época para viajar: Si no te importa el frío, visitar Praga en invierno es una buena opción y además podrás verla nevada. En verano hace más calor y hay más turistas por lo que, según gustos, para nosotros la mejor época es en primavera y en otoño. Las temperaturas son más templadas y se puede disfrutar más de la ciudad.

Vuelos a Praga

Vuelos encontrados a 10 de agosto de 2017. Los precios podrían estar sujetos a variación.

Barcelona – Praga: 64 € del 15 al 26 de noviembre
Málaga – Praga: 73 € del 12 al 19 de noviembre
Madrid – Praga: 81 € del 9 al 16 de enero
Sevilla – Praga: 138 € del 13 al 16 de enero
Bilbao – Praga: 129 € del 23 de diciembre al 3 de enero
Valencia – Praga: 143 € del 1 al 9 de septiembre
Alicante – Praga: 139 € del 11 al 14 de octubre

Stare Město o Ciudad Vieja

No es de extrañar tras perderse por el casco antiguo de Praga, este forme parte del Patrimonio de la Humanidad. Aquí encontrarás muchos de los tesoros más populares de esta ciudad medieval. Aunque aquí intentemos recoger algunos, paseando por sus calles siempre encuentras gratas sorpresas.

praga-ciudad-vieja

El Reloj Astronómico

Uno de esos tesoros que comentábamos antes es sin duda el reloj astronómico. Lo encontrarás en la torre del ayuntamiento de la Ciudad Vieja y está dividido en tres partes: (De abajo arriba) El calendario de Josef Mánes, con 12 medallones representando los meses del año; el reloj astronómico, representando el Sol y la Luna; y en la parte de arriba, las figuras animadas de los doce apóstoles que desfilan cada hora. Después de haberlo visto desde abajo, puedes subir a la torre y aprovechar para observar una preciosa panorámica de la ciudad y la plaza desde arriba.

Reloj-astronomico

Plaza de la Ciudad Vieja

La plaza que comentábamos antes es la plaza de la Ciudad Vieja y por donde seguro pasarás cuando visites Praga. Aquí se encuentra, además de la torre del ayuntamiento, la iglesia de Nuestra Señora de Týn, con sus características torres puntiagudas y uno de los iconos más conocidos de la ciudad. Y, otro monumento religioso que encontrarás es la Iglesia de San Nicolás (no confundir con la iglesia del mismo nombre de Malá Strana).

iglesia-tyn-praga

Torre de la Pólvora y Puente de Carlos

También conocida como Puerta de la Pólvora y recibe este nombre dado que aquí era donde se guardaba la pólvora antiguamente. Aquí daba comienzo el camino real y al atravesar esa puerta, cruzarás el Puente de Carlos. Este puente conecta la Ciudad Vieja -Staré Město- con la Ciudad Pequeña -Malá Strana- y está custodidado por varias estatuas. La primera es la de San Juan Nepomuceno, que fue tirado al río por orden de Wenceslao IV.

Praga-Puente-Carlos

Castillo de Praga y Malá Strana

Aquí nos encontramos con el monumento más importante de la República Checa y el castillo más grande del mundo. Esta fortaleza reúne varios edificios con un gran valor artístico e histórcio. No dudes en perderte por el callejón del Oro con sus casitas de colores que esconden historias muy curiosas entre sus paredes. Cuando bajes del castillo, puedes pasear por Malá Strana o Ciudad Pequeña, un pintoresco barrio y uno de los más antiguos de la ciudad.

casas-colores-praga

Catedral de San Vito

Se trata de la catedral más importante de Praga y la encontrarás dentro de la fortaleza del Castillo de Praga. Es el lugar de coronación de los reyes de Bohemia y en ella se resguardan las Joyas de la Corona y la tumba de Wenceslao IV. Desde la torre podrás disfrutar de una magnífica vista del Puente de Carlos, Staré Město y Malá Strana.

San-Vito-Praga

Deja un comentario