| Actualidad viajera | Por Manuel

Primer vuelo Iberia Express: 25 de marzo

Tras prácticamente dos años de tensiones con diferentes colectivos de trabajadores, muchas de ellas no resueltas aún, se confirma la fecha definitiva para el despegue de la polémica low cost del grupo IAG, al que pertenece la española. Es la hora de que Iberia Express vea finalmente la luz…

Su nacimiento viene envuelto en tensiones por supuestas promesas no cumplidas por parte de la directiva respecto a los convenios y otros acuerdos firmados con los trabajadores, caso de las acusaciones vertidas por el Sepla (que incluso habla de planes para desmantelar Iberia como la conocemos a día de hoy y que se convierta así en la low cost para el sur de Europa de British Airways).

¿Cómo despegará?

El objetivo es que la nueva aerolínea de bajo coste opere rutas nacionales y europeas para nutrir así de pasajeros a vuelos de largo recorrido, alimentando sobre todo las rutas rentables a Latinoamérica.

En un principio contará con 4 aviones, aunque esperan aumentar la flota hasta 13 a finales de 2012, llegando a los 40 en el 2016.

¿Qué circunstancias han empujado a su creación?

El principal motivo alegado por la compañía es la fuerte competitividad originada en el sector del corto y medio recorrido por la irrupción en el mercado de las aerolíneas de low cost, ante las cuales dicen no poder competir bajo el modelo tradicional.

A esto habría que unir la aparición y crecimiento de las líneas AVE, las cuales han supuesto una dura competencia sobre todo para trayectos de hasta 600 km de recorrido. La búsqueda de mayores márgenes y el alza en los precios del combustible son otros de los motivos alegados, aunque la realidad es que no todos los puntos tienen el mismo peso en la realidad.

Según Sepla habría que añadir los motivos ocultos que ya hemos comentado anteriormente, lo que ha sido uno de los puntos candentes en las disputas con los trabajadores.

Conflictos laborales

El nacimiento de Iberia Express se ha visto salpicado por los constantes conflictos laborales, habiéndose enfrentado con la directiva prácticamente todos los colectivos.

El principal punto era que pese a que desde la dirección se comprometieron a mantener unas condiciones mínimas y no recortar personal, posteriormente se negaron repetidamente a reflejarlo por escrito especificando estos puntos.

Esta contradicción se puede ver reflejada en las palabras de Antonio Vázquez, para quien el uso de Vueling (perteneciente a IAG en un 45,9%) quedó descartado por los convenios firmados con la plantilla de Iberia. Los trabajadores solicitaban ciertas garantías, al igual que ha sucedido en el caso de la nueva aerolínea, convocando huelgas para presionar a una directiva que considera muy elevados los costes laborales.

Pero, ¿qué os ha parecido a vosotros el proceso? ¿Creéis que realmente se pretende que Iberia acabe siendo la low cost de British y se pierda la equidad actual?

Foto: curimedia

1 reacción

  • ToniBcn Responder

    Cierto es que las low cost han hecho la cama a Iberia pero no mas ni menos que a otras del sector. Cierto es también que Iberia ya no “ama” su negocio, es decir solo se preocupa en dar beneficios a sus accionistas. Quizá podria mirar más a compañias como Singapore, para volver a amar el negócio de volar y no ser sólo un “banco” de transportes. Hace falta tener cariño por el negocio que se lleva en manos y Iberia hace tiempo que lo ha perdido.