| Actualidad viajera | Por Manuel

Tailandia: adiós a las letrinas “turcas”

Cuando se viaja, no necesitamos mucho tiempo para aclimatarnos a las pequeñas diferencias o peculiaridades que podemos encontrar, estas van desde los vendedores ambulantes, o el tipo y funcionamiento del transporte público,… hasta la forma en la que se usan los servicios. Aunque este último punto ya no volverá a ser tan chocante en Tailandia

El peculiar arte de usar un inodoro turco manteniendo la dignidad intacta necesita un poco, bastante, de práctica. Para algunos, incluso llega a ser demasiado. Aunque una cosa es segura, la nueva decisión tomada por el Ministerio de Sanidad de Tailandia será una buena noticia para todos.

¿Por qué se cambia ahora?

El estamento público lo ha justificado con el hecho de que la población del país esta envejeciendo de forma notable, el 14% de los tailandeses serán mayores de 60 años en 2015, por lo que pese a ser una población más joven que la europea sigue siendo llamativo dentro de sus fronteras.

Además, esta medida a buen seguro que tendrá una gran acogida entre los viajeros occidentales que se pueden ver un poco intimidados por estos baños para usar en cuclillas.

¿Cómo usar un inodoro turco?

Según la definición de Wikipedia:

Se trata de un inodoro sin taza: un agujero en el piso, con dos sitios adyacentes para apoyar los pies. A veces se le llama letrina por carecer de asiento, pero, a diferencia de ésta, sí posee cierre hidráulico. Aunque no tiene buena fama, sería el inodoro más adecuado puesto que facilita tomar la postura más natural para defecar

Una vez definido, merece la pena remarcar que aquellos viajeros que lleguen a Tailandia o a cualquier parte del sureste asiático se cruzarán en un momento u otro con este tipo de letrinas.

Por todo esto, aquí os dejamos algunos consejos que os ayuden a usarlas de la mejor forma posible:

  • Saca cualquier cosa que se pueda caer de tu bolsillo, si no quieres que acabe en el agujero. A buen seguro que si cae algo, no querrás tener que recuperarlo.
  • Ten cuidado de que ninguna prenda toque el suelo.
  • Ponte en cuclillas con los talones en el suelo y a la altura de las caderas. Es la posición más estable de acuerdo con los expertos
  • Acercate al agujero y… buena suerte
  • En Asia, a diferencia de las mayor parte de Europa, los baños son secos, no existiendo ningún sistema de limpieza.

Pero, y vosotros, ¿habéis sufrido alguna anécdota con estas letrinas tan especiales?

Foto: zhaffsky, divertido Tailandia / Flickr cc.

2 reacciones

  • Viajes de Primera Responder

    Hay muchos países en los que todavía es habitual encontrar letrinas turcas… En China, por ejemplo (donde, además, todo está “demasiado poco limpio”) o en muchos países de África… La primera vez, puede resultar un poco raro pero… Tampoco es (normalmente) para tanto… Salvo que se tenga mucha, mucha mala suerte o no haya, ni siquiera, una puerta detrás de la cual ocultar el “acuclillamiento”! Aunque seguro que a los locales no les parece ni la mitad de raro que a los que no estamos acostumbrados al sistema!

    • Manuel Responder

      Hola!!! Sí, la verdad es que en Marruecos sin ir más lejos no es raro encontrarlas… La verdad es una vez que te acostumbras está ok, pero aún así… :D