| Ideas de viajes | Por Manuel

Vancouver por la cara…

La elegancia y frescura de la costa oeste de Canadá se muestra como uno de los mejores (y más caros) lugares de América del Norte, al menos para los que allí viven. Pero, ¿qué hay sobre los que llegan de visita? Pues lo cierto es que los viajeros no deben preocuparse en exceso por el presupuesto… sobre todo siguiendo las indicaciones que aquí os dejamos.

Naturaleza

Uno de los principales puntos de interés en Vancouver y sus alrededores es la naturaleza: entre montañas rocosas, bosques, costa,… un sinfín de atractivos que encontramos entre parques naturales y otros puntos clave.

La primera parada la podemos hacer en el Parque Stanley, el cual cuenta con una laguna perfecta para la observación de aves así como para disfrutar de la flora y la fauna.

El siguiente punto puede ser Chinatown, donde se da un caso curioso. Mientras que en los jardines de Dr Sun Yat-Sen se cobra entrada, en el siguiente que está justo al lado es gratuita. Podremos disfrutar de estanques con lirios matizados por las tortugas que allí viven, por las carpas koi, por frondosas áreas ajardinadas,…

La naturaleza no se detiene, si los jardines son la gran opción para el día, por la noche podemos disfrutar del cielo estrellado en el Observatorio Gordon MacMillan Southam. Lo encontramos en Kitsiliano y los viernes y sábados es posible visitarlo. Por disfrutar del telescopio de medio metro tan solo tendremos que dejar un donativo.

Arte

Una gran alternativa puede ser disfrutar del arte público al aire libre de Tim Horton, aunque tampoco podemos olvidar la gran colección de galerías y museos gratuitos que podemos encontrar en nuestro viaje a Vancouver.

Algunas recomendaciones pueden ser las que siguen:

  • Charles H. Scott Gallery: en Grandville Island, concretamente en la Emily Carr University.
  • Belkin Art Gallery: en la University of British Columbia.
  • Afueras: la Galería de Arte de Vancouver.

Además de todo esto, hay dos piezas notables de arte al aire libre. La primera de ellas la encontramos en la Bahía del Inglés (English Bay), aquí encontramos una estatua de un grupo de gigantes riéndose, es una obra del autor chino Yue Ming y ha sido bautizada como A-maze-ing Laughter. La segundo es la mayor obra de arte aborigen, se encuentra en la esquina de West Georgia Street con Burrand. Entra en al Royal Bank of Canadá, sube un piso y encontraréis la sorprendente estatua tallada en madera de 36.5 metros de altura.

En la ciudad

Si tenéis energías y queréis descargar, dirigíos al norte para hacer frente a la Grouse Grind. Se trata de una ruta de senderismo de unos 3 km por el monte Grouse. El sendero está bien señalizado y nos dejará un muy buen sabor de boca. Sin embargo, si estamos muy perezosos, existe un teleférico que nos puede hacer el recorrido por 10 dólares ida y vuelta.

Lynn Canyon es por su parte uno de los grandes y más famosos viajes para hacer en el area de Vancouver. Cuenta con un montón de senderos, aunque lo que más destaca es el puente colgante con sus impresionantes vistas. Lleva el traje de baño y pégate un chapuzón en los ríos y lagos tras la caminata. El parque abre todo el año desde las 07 am hasta el anochecer, en verano hasta las 21:00.

Y vosotros, ¿conocéis Vancouver? ¿Qué es lo que más os llama la atención en esta parte de Canadá?

Imgs: rollanb, kennymatic, Mateo grapengieser / Flickr cc.

2 reacciones