furgoneta

Viajando en furgoneta en familia: ¡La Furgoteta!

Después de la familia de “Un mundo para 3”, hoy entrevistamos a otra familia viajera: María, Heber y Éire, los simpáticos autores del blog “La Furgoteta”. Recorren el mundo en su camper de maternal nombre, así que nos cuentan sus consejos y experiencias sobre cómo viajar en familia y con niños, viajes en furgoneta… ¡y sobre música y comida on the road!

  • Hola chicos, ¿podéis presentaros?

Somos María, Heber y Éire. Aunque vivimos en Madrid desde hace algunos años, solo la peque, que cumplió 2 años en febrero, es madrileña de nacimiento: Heber es de Navarra y María es asturiana.

  • Tenéis un blog llamado “La Furgoteta”. Aunque pueda parecer obvio, ¿cómo se os ocurrió el nombre?

Lo obvio es que viajamos en furgo y que “damos” teta. El nombre se nos ocurrió en un viaje en tren a Navarra. María es asesora de lactancia y durante ese trayecto, y en plan de broma, creímos que sería una idea estupenda ir en furgo por las ciudades españolas para ayudar a aquellas madres que necesitasen ayuda con la lactancia; la furgoneta, por tanto, no podría llamarse de otra manera que no fuera “La Furgoteta”. Pero repetimos que era una situación de risas y bromas. Y de ahí pasamos a crear el blog y llamarlo de esa manera.

  • En el blog tenéis una sección de recetas para cocinar en furgoneta, ¿cómo os apañáis?

Cuando viajas en furgo, y sobre todo cuando te vas durante varios días o semanas no puedes dejar el tema de la alimentación de lado. Por comer un par de días macarrones con tomate no pasa nada, pero ¿qué pasa cuándo te vas tres semanas o un mes y medio? Por eso se nos ocurrió esa sección; viajar en furgoneta no quiere decir que no puedas comer cosas ricas y sanas. Además te permite probar nuevos ingredientes que descubres en los mercados y tiendas de los lugares a los que viajas.

  • ¿Qué tal lleva Éire este tipo de gastronomía?

Pues la verdad es que no es más fácil ni más difícil que lo que nos pueda resultar en casa. La primera vez que nos fuimos con ella un par de semanas, acababa de cumplir los dos meses y tomaba lactancia materna exclusiva, así que la cosa era fácil. Después, las vacaciones del verano de 2012 las íbamos a pasar recorriendo Francia durante cinco semanas y Éire cumplía en agosto 6 meses, la edad en la que los pediatras recomiendan la introducción de la alimentación complementaria. Para que ese cambio de etapa no nos pillara en medio del Valle del Loira, nos fuimos antes. Seguíamos con la lactancia materna exclusiva así que la cosa seguía siendo fácil.

Leire
La pequeña Éire comiendo…

En el momento que empezamos con la alimentación complementaria nos fuimos adaptando. Cada nueva salida nos aportaba algo más de experiencia en ese terreno y entre potitos comprados y preparados en casa nos fuimos arreglando. Pero Éire enseguida empezó a comer de nuestra comida así que solo era cuestión de ir adaptándosela un poco.

  • También tenéis una sección de música. Aparte de Cantajuegos, ¿qué discos hay en La Furgoteta?

Pues la verdad es que nunca hemos escuchado los Cantajuegos en la furgoneta, (cosa que no podemos decir de nuestra casa, en donde son el megahit). Pero sí escuchamos música destinada para los peques. Triunfa el CD Lo que más me gusta del mundo de Oh!Cake & the Cookie, nunca sale de la furgo, es la banda sonora de los viajes de La Furgoteta. Pero también escuchamos a Bob Marley, Piazzolla, Silvio Rodríguez, Queen (Éire canta a grito pelado Don´t stop me now). Además, como María es profe de música siempre hay una sección de música clásica.

Viajando en furgoneta por el mundo

  • ¿Cuál ha sido vuestro últimos viaje?

Acabamos de llegar de Polonia. Hemos estado aproximadamente cinco semanas recorriendo el país. Pero se nos ha quedado mucho en el tintero. Habrá que volver. Siempre nos pasa, siempre queremos ver más.

Wroclaw
Éire buscando gnomos en Wroclaw
  • ¿Cuál será el próximo?

Todavía no lo hemos decidido. Barajamos varias posibilidades: Portugal en furgoneta, algún tramo del Camino de Santiago (sin la furgo, claro), Cerdeña… No lo sabemos. Tenemos mucha afición a improvisar y decidir a última hora.

  • ¿Cuál ha sido hasta ahora vuestro mejor viaje?

Todos han sido “nuestro mejor viaje”; no podemos quedarnos con uno solo. En cada uno de ellos hemos disfrutado al máximo y hemos aprendido algo. Lo que sí que podemos decir es que desde que viajamos con Éire los viajes han adquirido otra dimensión: hacemos cosas (y disfrutamos haciéndolas) que antes no hacíamos como sentarte en un parque de Saigón para que la peque juegue con niños vietnamitas o ir a pasar la tarde en TunFun, un garaje de Amsterdam que han rehabilitado como espacio de juegos para los niños. Y al mismo tiempo, y aunque a algunos les pueda parecer mentira, seguimos haciendo las mismas cosas que hacíamos antes.

  • ¿Cuál es vuestra furgoneta?

Actualmente tenemos una furgoneta Volkswagen California Trendline, una T5 comprada en verano de 2009. Tiene techo elevable con cama arriba, un asiento cama, cocina con dos fogones, fregadero, una nevera, armarios… Solo se echa de menos un baño…

La Furgoteta
María fregando en el interior de la actual Furgoteta
  • ¿Está personalizada o adaptada de alguna forma para vosotros y vuestros viajes?

No hemos hecho ninguna modificación importante, salvo quizá poner una ducha conectada al depósito, para poder ducharte detrás del portón trasero. Pero aparte de eso, todas las furgonetas están personalizadas, aunque sea por dónde guardas las cosas, la vajilla que llevas, cómo usas cada espacio, cada rincón, cada bolsillo.

  • ¿Habéis tenido otras?

Antes tuvimos una Volkswagen Multivan T4 batalla larga que compró Heber de segunda mano antes de conocer a María y camperizó a su aire, poco a poco y de forma bastante barata. A aquella furgoneta se le puso una batería auxiliar para conectar la nevera, una estructura de hierro y tablas hecha en un taller del pueblo, que se plegaba y desplegaba y hacía de cama, una cesta con camping gas, platos, cacerolas y demás enseres para cocinar y un depósito de 40 litros que colocamos debajo de una fila de asientos. El equipaje iba en cajas debajo de la estructura-cama. Con aquella furgoneta nos estrenamos en el mundo camper y vimos que era lo nuestro. Estaba menos preparada que la de ahora, pero disfrutamos lo mismo.

La Furgoteta
La anterior “furgoteta”, con el interior adaptado
  • ¿Qué ventajas tiene viajar en furgoneta? ¿Una furgoneta es más “family friendly” que otros medios de transporte?

Es un medio de transporte más amigable para nuestra familia, eso seguro. Pero para las demás, quizá no. A nosotros nos parece muy cómodo llevar siempre encima toda la ropa de la peque, sus juguetes, la comida, la cocina para cocinar, la cama para echar una siesta o dormir y poder decidir los horarios y el ritmo en cada momento. Nuestra casa viaja con nosotros, así que podemos hacer lo que sea cuando sea y donde sea.

La Furgoteta
La Furgoteta en zafarrancho

Pero claro, para ir a destinos muy lejanos es más útil el avión. Y si vas a hacer turismo exclusivamente en una gran ciudad, probablemente sea más cómodo otro medio de transporte y un alojamiento en hotel o apartamento.

Cada cosa tiene sus ventajas e inconvenientes. Habitualmente a nosotros nos seduce más la furgoneta, pero para ciertos viajes también elegimos otros medios de transporte.

  • ¿Conocéis a más familias que viajen como vosotros?

Un primo de Heber y su familia, con tres hijos, son furgoneteros desde hace muchos años. Su primera furgoneta fue el primer contacto cercano con las furgonetas camper, un primer contacto que sembró unas ganas que no pararon de crecer.

La Furgoteta
Como en casa…

Luego, a raíz de abrir el blog hemos conocido a muchas familias que viajan como nosotros, cada uno con sus peculiaridares: “Viajando en furgo”, “BeHippie”, “Viaxando en furgo”… A algunos los hemos conocido en persona, a otros aún no, pero estamos deseándolo.

Foto: La Furgoteta

Deja un comentario