El Magazine del Viajero icon
El Magazine del Viajero
  •   3 min lectura

La nieve y el hielo siempre han dado mucho juego: esculturas en hielo, muñecos de nieve, iglús,… a día de hoy encontramos incluso bares y palacios, los cuales atraen cada vez a más curiosos por este peculiar modelo. La imaginación la otorga múltiples matices, interiores que van desde el minimalismo al lujo, pero lo mejor es que estos hoteles en hielo son peculiares por si mismos…

Toneladas de hielo y nieve, arquitectos que cambian sus herramientas habituales por estas tan naturales, y manos expertas, muy expertas. La pionera de este peculiar mundo ha sido Suecia, la innovadora que ha sido seguida por otros países que han visto un filón en el mundo de los iglús, la nieve y el frío. Eso sí, la temperatura media en estos entornos es de unos -5 grados…

Jukkasjärvi, Suecia

El primer hotel en hielo, el cual es el principal recurso. Nos tenemos que mover unos 200 km para alejarnos del Círculo Polar Ártico y encontrar algo que no sea hielo en mayor o menor medida. El establecimiento cuenta con dormitorios, bar, cine, teatro,…

Es un auténtico templo de hielo con capacidad para 140 huéspedes, en su mantenimiento se emplean unas 30.000 toneladas de nieve y 4.000 toneladas de hielo al año.

Lainiotie, Finlandia

Un pueblo de hielo, a tan solo 25 minutos en coche desde el aeropuerto de Kittila. Allí encontramos alojamiento con 15 suites y ocho iglús elegantemente decorados, por supuesto con hielo. Lo curiosos, encontramos una chimenea con la que entrar en calor.

También cuenta con una sauna, los -5 grados que hay en las habitaciones son otro tema… El entorno lo podemos descubrir a caballo, en moto de nieve o en trineo tirado por perros, atractivos con bastante peso.

Zugspitze, Alemania

Algo más cerca de casa, a medio camino de los países escandinavos, encontramos este alojamiento rodeado de glaciares. Lo encontramos en la montaña más alta del país germano, es sobre todo de nieve, pero la experiencia sigue siendo inigualable.

En las paredes del iglú podemos disfrutar de panorámicas y esculturas, una imagen realmente atractiva. Para dormir en calor, contamos con sacos polares, sin olvidar una sauna con hidromasajes a una temperatura de 40 grados centígrados.

Quebec, Canadá

El Hotel de Glace, un establecimiento realmente frío. En este caso es creado por 15.000 toneladas de nieve y 500 toneladas de hielo como un perfecto telón de fondo. En su recinto encontramos bañeras de hidromasajes y sauna al aire libre.

Y si esto no nos parece suficiente, podemos disfrutar del juego de luz y color creado por las heladas paredes, columnas y estatuas. ¿Qué os parecería entrar en calor en el bar antes de sumergirnos en nuestro saco de dormir polar?

Brixen, Austria

En este caso nos referimos a la aldea Alpeniglu ®, situado en las cercanías de estaciones de esquí, en el entorno de Eisdächer. ¿Alguna vez has probado la fondue de hielo?

En las suites VIP nos ofrecen incluso vasos de hielo en los que disfrutar de sabrosos cocktails, la aldea tiene bastante que ofrecer. A parte del Igluhotel, encontramos un bar, un exposición con esculturas de hielo, un restaurante,… Todo un sueño invernal en los Alpes de Kitzbüheler.

Y esto no es más que una pequeña parte del amplio mundo de hielo que nos podemos encontrar, sobre algunos ya hablamos en el pasado, sobre otros hemos hablado ahora, pero quedan muchos más. Quizás no sean el mejor sitio para pasar unas vacaciones completas en invierno en estos establecimientos, pero sí que lo puede ser pasar alguna noche. Será una experiencia que a buen seguro no olvidaremos fácilmente, eso sí, hay que ser fuertes.

Y vosotros, ¿habéis pasado alguna noche en un hotel en hielo como estos?

Fotos: bjaglin, (lavar), ezioman, Stephi 2006, VISION Allen, saschaaa / Flickr CC.

¡Encuentra con Liligo los mejores vuelos para tu próximo viaje!


6 comentarios to “Alojándonos en… el hielo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para ti