El Magazine del Viajero icon
El Magazine del Viajero
  •   1 min lectura

Mañana jueves la cueva de Altamira volverá a recibir visitantes de forma experimental, para analizar el impacto de la presencia humana en su conservación.

Será la primera vez en 12 años que alguien que no sea un científico pueda contemplar estas pinturas rupestres de incalculable valor, después de que la cueva se cerrara al público en el 2002.

Estas visitas experimentales comenzarán mañana y se prolongarán hasta el mes de agosto, realizándose una por semana. Cada visita estará formada por un grupo de 5 personas, elegidas aleatoriamente entre los visitantes del museo. Estos visitantes, que visitarán la cueva durante 37 minutos acompañados por un guía, deberán equiparse con un mono desechable, gorro, mascarilla y calzado especial, y por supuesto tendrán prohibido tocar la roca o realizar fotografías.

Estas visitas permitirán a los científicos analizar el impacto humano en la cueva, gracias a diversas medidas y controles (temperatura, humedad, radón, CO2, etc) que se realizarán durante el transcurso de las mismas.

Si quieres probar tu buena suerte e intentar ser uno de los 5 afortunados semanales, puedes ir en coche o buscar un vuelo a Santander (este aeropuerto está a unos 25 km del museo).

 


¡Encuentra con Liligo los mejores vuelos para tu próximo viaje!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para ti