El Magazine del Viajero icon
El Magazine del Viajero
  •   4 min lectura

La Ciudad Condal, nacida a orillas del mediterráneo, cuna contemporánea del arte y la industria, se ha convertido en la mirada peninsular a Europa. Reconocida internacionalmente como una ciudad multicultural, ha visto como ese matiz diferencial respecto a otros enclaves le daban el impulso necesario para un reconocimiento europeo y mundial por su carácter, arquitectura, historia y capacidad de progreso.

Barcelona, una de las ciudades más atractivas para el viajero, inspiradoras para el artista e innovadoras para el ingeniero. Toda una referencia, en sus rincones se respira una mirada europea al mediterráneo, los paseos se amenizan por una banda sonora callejera de ensueño que nos transporta suavemente mecidos hasta la siguiente calle, el siguiente barrio… sin ruta fija, nos empuja a perdernos por el Barrio Gótico, lleno de plazas y callejuelas, nos llama a inhalar la brisa salada de su puerto, eje principal de los asentamientos en los inicios. La historia nos habla de su importancia, ha sido proveedor de alimentos, catalizador de mercaderías y, por tanto, fuente de riquezas. Además de creador de nuevos espacios.

Ciudad portuaria

La importancia de este sobre la radiografía de la propia Barna, como suelen llamarla sus propios habitantes, llega a tal punto que el actual barrio de La Barceloneta es resultado directo de su puerto. Allá por el siglo XV existía una isla frente a la costa, muy cercana, la llamada Isla de Maians, sobre la cual se asienta la barriada como consecuencia de una alteración en la línea de costa a causa de los diques. Se podría decir que La Barceloneta es un regalo, o cesión, del mar a la propia ciudad.

Ciudad Modernista, Patrimonio de la Humanidad

Como reflejo de esa inspiración, de ese “algo” especial que se respira en la ciudad, podemos deleitarnos con las obras de un genio, Antonio Gaudí, un prodigio de su tiempo, del presente y los venideros. Su obra es tan única, tan diferencial e innovadora que aún hoy no tiene parangón, porque está el modernismo con sus grandes obras, y está Gaudí, genio único e irrepetible.

  • El Parc Güell: como no hablar de ese proyecto de un soñador que un día imaginó otra forma de vida, otro camino para el día a día. Este sueño tomó forma, aunque no se llegó a completar,
    Parc Güell - vistas entrada
    Parc Güell - vistas entrada

    como una pequeña ciudad dentro de la ciudad, lo que hoy conocemos como parque Güell. La idea original era crear un poblado, por llamarlo de alguna forma, en el que había un mercado, una iglesia, casas y todo lo necesario para la vida de la sociedad actual. Pero no de cualquier forma, su ubicación, su naturaleza, su estilo y diseño son tan únicos y peculiares que el mero hecho de pasear por él nos hace casi volar.

  • La Sagrada Familia: catedral con el inconfundible sello de su autor que aún a día de hoy sigue en construcción. Su conclusión no está prevista hasta dentro de, al menos, cincuenta años. Una obra de larga duración al más puro estilo de los grandes proyectos de otros tiempos. Su historia es compleja, comenzando por el rechazo a su ejecución por parte del arquitecto Martorell y su asignación a Gaudí, iniciandose así una de las grandes historias de la arquitectura moderna.
  • La Casa Batlló, la de Millá, la Pedrera o la de Vicens son otros claros ejemplos de la peculiaridad y belleza de su estilo.
  • Hospital de la Santa Creu i Sant Pau y el Palau de la Música: algo menos conocidos, son los principales exponentes del modernismo más allá de Gaudí, su obra corresponde a Doménech i Montaner.

Muestra que en esta ciudad los soñadores eran muchos y Doménech i Montaner, al igual que Gaudí y tantos otros genios que aquí crecieron, era uno de ellos.

Ciudad histórica

El paso del tiempo y las culturas por esta ciudad nos deja una herencia arquitectónica muy atractiva, aquí os dejamos una muestra de algunos elementos que no debemos dejar pasar:

  • El Palau de la Virreina: de estilo barroco, se sitúa en La Rambla, suele acoger exposiciones, además de ser sede de algunas dependencias del ayuntamiento.
  • El Liceu: famoso teatro, tras sufrir un grave incendio, hace unos años volvió a la actividad.
  • La Boquería: uno de los mercados más internacionales, aquí nos podemos encontrar casi cualquier cosa que se coma, además de ser un agradable paseo.
  • El Museo Marítimo: interesante muestra orientada a la historia naval mediterránea, se sitúa en los antiguos astilleros (drassanes) de la Edad Media.
  • La Catedral: de estilo gótico, está situada cerca de la plaza Real.
  • El Barrio Gótico: paseo obligatorio por sus calles, plazas y rincones. Realmente merece la pena perderse por sus callejuelas, tomarse un descanso en la Plaza del Rey, pasar las horas de un lado a otro disfrutando de la música que aquí escucharemos. Un recomendación desde liligo.com a su visita, cada esquina nos esconde una agradable sorpresa.
  • La Rambla: eje principal de la vida en esta zona de la ciudad, espina dorsal de todo lo anterior. Pese a no ser tan antigua como otros puntos, es un nexo entre Plaza Cataluña y el mar, acabando en la famosa Estatua de Colón que nos indica el rumbo hacia el nuevo mundo.
Sagrada Familia, torres
Sagrada Familia, torres

Como una ciudad de sueños, siempre mirado al futuro sin olvidar el peso del pasado, Barcelona es uno de esos lugares que te hacen volver, que te empujan a fantasear con paseos por sus calles, sus barrios o sus montañas, como Montjuic con sus parques y jardines o el Tibidabo, a tumbarte en sus parques, caso del de la Ciutadella, el Arc del Triomf...

La limitaciones del texto escrito hacen que cualquier definición sea escasa, incompleta, por lo que si queréis conocer Barna, la única forma de tener una imagen real y completa es visitarla, recorrerla…


¡Encuentra con Liligo los mejores vuelos para tu próximo viaje!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para ti