El Magazine del Viajero icon
El Magazine del Viajero
  •   4 min lectura

Hablamos de un lugar en el que la vida no es fácil, de un entorno nada sencillo de ver, un lugar aislado del mundo… y sin embargo, aparecen signos que indican una cierta tendencia a la apertura. De ser así, Corea del Norte puede convertirse en unos pocos años en un destino muy solicitado por los viajeros, al más puro estilo de sus vecinos del sur o la gran China. ¿Bienvenidos a la República Popular Democrática de Corea…?

Una nota de prensa emitida recientemente por una agencia de noticias norcoreana destaca que cada vez más personas viajan a Corea del Norte para descubrir el éxito de la nación socialista.

“El número de visitantes de países europeos también está en aumento, alimentándose por diversas atracciones. El espectacular avance de los últimos años derivados de los esfuerzos del país por construir una gran potencia próspera socialista es una de las claves.”

Además, el servicio de geolocaclización de Google Maps informa sobre los atractivos turísticos más importantes de Pyongyang, así el “turista” podrá descubrir las “glorias del régimen”.

Corea del Norte y su potencial turístico

Pese a que la ideología y el culto a los líderes puede acaparar la atención de los visitantes, Corea del Norte cuenta con puntos de intereses cultural y paisajes naturales cargados de belleza. Este es el caso de Myohyang, una de las cinco montañas sagradas de la península que crean erizados picos entre los que se abren valles”, según palabras de Phillippe Pons, periodista de Le Monde.

La cordillera del Kumgang (Kumgangsan)

La que podemos considerar como principal atracción turística del país. En la primera década del 2000, casi un millón de norcoreanos han visitado las “montañas diamantes”, al sureste del país, muy cerca de la frontera.

Se trata de una región administrativa especial donde los habitantes de Corea del Sur no necesitan un permiso especial para entrar. Eso sí, las condiciones para tomar fotografías son muy estrictas, el acceso a información y la interacción con los habitantes locales están prohibidas. Durante el verano de 2008, un turista que se había perdido en un área restringida fue asesinado por los policías, sin más…

Monte Paektu

El punto más alto de las dos coreas, cuenta con 2.744 metros de altura. Se encuentra a medio camino entre Corea del Norte y China, estando protegido su entorno como Reserva de la Biosfera por la UNESCO desde 1989.

El paisaje es espectacular, entre los altos picos y el lago creado en un cráter volcánico en plena cima, la imagen que se crea es única. Cabe remarcar que el Monte Paektu, así como la región, ocupan un lugar muy especial en la mitología de ambas coreas. Además, organizan visitas guiadas para asistir a la salida del sol.

Entrar en la RPDC

Si queremos tener alguna esperanza de entrar en Corea del Norte, debemos intentar hacerlo a través de China. El título de ser “el país más cerrado del mundo” no es gratuito. Esto se ve confirmado por el hecho de que el turismo en general no tiene acceso al país, tan solo unas pocas agencias reconocidas por el gobierno local pueden organizar viajes. En cualquier caso, las estancias deben estar autorizadas por el gobierno de Corea del Norte y serán vigiladas de cerca. Tanto las habitaciones del hotel como el teléfono o el fax son supervisados.

Por tanto, está claro que si vais a ir a Corea del Norte, será necesario pasar por una de estas agencias reconocidas, saber que estaremos continuamente escoltados. Por no haber Embajada de España en Corea del Norte, la Embajada de España en Seúl está acreditada para ejercer también en Corea del Norte.

Fotos: Roman Harak, yeowatzup , Mark Scott Johnson, (stephan) / Flickr

¡Encuentra con Liligo los mejores vuelos para tu próximo viaje!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para ti