El Magazine del Viajero icon
El Magazine del Viajero
  •   2 min lectura

La belleza del insumergible impactó al mundo tras hundirse de forma trágica en su viaje inaugural, un trayecto que las circunstancias y una cierta prepotencia hicieron que acabar de la forma más triste. Después de 100 años el mundo sigue fascinado por su historia y la de los propios viajeros, en este tiempo se han rodado películas, se han escrito novelas, se han erigido monumentos,… Todo por un bote que no iba a navegar de nuevo…. ¿nunca…?

El Titanic II

Clive Palmer, multimillonario australiano, ha hecho públicas sus intenciones de reconstruir el insumergible, el cual ha llamado Titanic II. El nuevo buque se construirá en astilleros chinos, aunque eso sí, navegará con la última tecnología para evitar acabar como su antecesor… sin olvidar un número adecuado de botes salvavidas…

El viaje inaugural tendrá lugar en 2016 con la ruta Londres – Nueva York, ¿podríamos decir que mister Palmer está jugando con fuego?

“Va a ser tan lujoso con el Titanic original, pero con la técnica del siglo XXI, lo último en navegación y seguridad. Será un homenaje al espíritu de los hombres y mujeres que trabajaron en el Titanic original”, declaró Clive en una nota de prensa.

En su primer viaje, el original, se trataba del mayor transatlántico del mundo y, a buen seguro, el más lujoso. Y a buen seguro que este millonario australiano tiene la intención de que la nueva versión sea tan lujosa y espectacular como la original. Hasta se decorarán las chimeneas exteriores al estilo de las originales, pese a que este barco cuenta con un motor diésel, con lo que no tendrán una función real sino decorativa.

El barco de los sueños

El Titanic II tendrá una capacidad para 1.680 pasajeros, muchos menos que el estándar de la industria de cruceros a gran escala a día de hoy, cuyos barcos suelen llevar más de 2.000 viajeros abordo.

Un motivo para pensar en el por qué comprar un billete de avión a Nueva York, cuando podemos cruzar el Atlántico en barco…

Sea como fuere, ¿qué os parece a vosotros la idea? ¿Viajaríais en un barco que “ya se hundió una vez”?


¡Encuentra con Liligo los mejores vuelos para tu próximo viaje!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para ti