El Magazine del Viajero icon
El Magazine del Viajero
  •   3 min lectura

Se empieza a sentir la primavera, tras un duro invierno quizás empieces a necesitar un poco de vida al aire libre, una escapada en Semana Santa, un fin de semana rural… Una de las mejores y más llamativas alternativas que se plantean es la visita del Valle del Jerte en una época de cerezos en flor, ofreciendo una gran variedad de actividades y atractivos.

La naturaleza quiso que en esta región, junto a la reserva natural de la Sierra de Gredos, se ofreciera uno de los mayores espectáculos, el que nos permite creer que estamos ante un manto de nieve, siendo en realidad estos copos flores, miles de ellas, por todas partes. Una comarca en la que disfrutar de una explosión de color en la naturaleza, de numerosas rutas en parajes únicos, paseos a caballo o la escalada y el descenso de barrancos, por poner algunos ejemplos. No podemos olvidar las bondades gastronómicas de la zona, basada en productos de gran calidad de la propia tierra y, sobre todo, los agua ardientes y licores, en especial del producto estrella, la cereza macerada con procesos tradicionales.  Aquí dejamos información útil sobre la región:

  • Situación

Situado en Extremadura, al noreste de Cáceres, limita con Ambroz, Salamanca y Ávila, junto a la Sierra de Gredos y a menos de 1 hora de la Parque Nacional de Monfragüe. En coche desde Madrid, menos de 2 horas.

  • ¿Qué nos ofrece?

En el Valle del Jerte podemos disfrutar de la vida al aire libre. Podemos hacer senderismo, para lo que hay numerosas rutas; escalada, con numerosas vías abiertas y perfectamente equipadas, algunas permiten incluso la escalada en hielo; descenso de barrancos, con impresionantes gargantas de sugerentes nombres, caso de la Garganta de los Infiernos, un pequeño paraíso; pesca, con numerosos cotos para realizar esta actividad; rutas en bicicleta, y otras muchas actividades. Para las rutas más largas, podemos pedir en los puntos de información mapas con los refugios de montaña, lo que nos permitirá pasar noche en ruta. Estos suelen estar bastante bien, al menos a principios de temporada, son pequeños pero tienen chimenea y suele haber algo de madera seca. Otra opción no menos atractiva, relajarnos en sus piscinas naturales, o simplemente admirar los trazos glaciares en sus montañas mientras disfrutamos de un agua ardiente junto al río.

  • Nuestra recomendación

Visita obligada para los amantes de la naturaleza. Podrás descubrir un entorno único y al que siempre querrás volver. Lo más práctico puede ser alquilar un vehículo que te facilite los desplazamientos, así podrás sacarle el máximo provecho a la región. Por supuesto, ver algunos hechos históricos que aquí sucedieron, desde la presencia de mozárabes, pasando por Carlos V, hasta nuestros tiempos.

Si esta es tu alternativa, aquí puedes alquilar un coche, desde liligo.com queremos que tu experiencia sea lo más completa y satisfactoria, por eso nos esforzamos en ser la herramienta más completa y objetiva en la planificación de tus viajes.


¡Encuentra con Liligo los mejores vuelos para tu próximo viaje!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para ti