El Magazine del Viajero icon
El Magazine del Viajero
  •   3 min lectura

Imaginemos que estamos en Japón, buscamos una cafetería y en el cartel vemos las palabras perro, gato o conejo… Seguramente pensemos “¿que qué?”. Tranquilos, estos animalitos no están en el menú, son más bien para ser abrazados y mimados, como suena. Relajantes, terapéuticos, para mayores y pequeños, cualquiera que sienta estrés se sentirá mejor con estos suaves peludos. ¡Bienvenidos a los Neko-Café!

El fenómeno de los animales-café está en plena expansión en el país del Sol Naciente, el último boom, reflejo de una curiosa (para los occidentales) cultura. En un país en el que muchas familias y gente de negocios no pueden dar los cuidados necesarios a una mascota en casa, los neko-café se han convertido en un lugar perfecto para relajarse, para dar y sentir ese cariño que siempre dan las mascotas.

El gato y el café

Está probado los efectos relajantes de muchos animales en las personas, esto unido al hecho de que la mayoría de los japoneses no pueden tener mascotas en casa, el que surgieran los animales-café era solo cuestión de tiempo… Y así en 2004 llegó el primero a Osaka, en este caso se trataba de un gato – café.

La idea base es simple: se pagan entre 5 y 10 euros (en algunos casos se paga por minuto…) al tiempo que disfrutamos de un café rodeados por peludos esperando ser acariciados y abrazados. Algunos de estos cafés están abiertos 24 horas al día, un muestra más de los efectos emocionales de la sociedad en la que se encuentran. En cualquier caso hay normas, como que si un gato está durmiendo no debemos molestarle.

Otro punto llamativo es que suelen estar siempre llenos mientras estén abiertos, sobre todo por personas de negocios que necesitan un poco de relax tras un largo día de trabajo. El ambiente además suele ser muy familiar, lo que unido al ronroneo de los gatos tiene un efecto increíblemente positivo en todos los que aquí acuden.

Los conejos y el café

Basándose en el mismo principio de café y animalito peludo nacieron las alternativas a los gatos, los conejos – cafés. 2011 fue el año del conejos en Japón con lo que el abrir los conejos café era algo casi inevitable. Con su piel de terciopelo, estos establecimientos tienen algunas peculiaridades. Por razones de higiene, los conejos no están en las mismas salsas en las que se sirven las bebidas y comidas.

Podemos tomar como ejemplo el Usagi-To Café, en Nagoya, en el cual hay que pagar unos cuantos euros por minuto que se pase con los conejos… puede ser relajante, pero no barato. Los ávidos visitantes pueden elegir entre cerca de 20 conejos, los cuales podemos acariciar bien en su jaula, bien en nuestro regazo.

Cabe destacar que tras la tragedia del tsunami, muchos japoneses quedaron traumatizados, siguiendo así a día de hoy. Esto impulsa aún más si cabe la idea, e incluso aquellos que pueden permitirse el lujo de cuidar a su conejo en casa pueden traerlo al café.

Acariciar con reglas

Existen más de 150 cafés de gatos y conejos, surgiendo también los de perros e incluso los de aves están en constante desarrollo. Eso sí, como no podía ser de otro modo, y más teniendo en cuenta el carácter de la sociedad japonesa, hay que seguir una serie de reglas para no alterar la rutina diaria de los animales.

Un ejemplo de esto es el hecho de que molestar a los animales cuando están dormidos está totalmente prohibido, las estrictas normas de higiene deben ser respetadas, es necesario lavarse las manos, usar mascarillas antisépticas,…

Pero, ¿y vosotros? ¿Qué os parece la idea? ¿Habéis estado alguna vez en uno de estos peculiares cafés? ¡Comienza ya a buscar vuelos a Japón!

Fotos: dat ‘oladybug0, boerge30 / CC de Flickr.

¡Encuentra con Liligo los mejores vuelos para tu próximo viaje!


Un comentario a “Japón, ¿un lindo gatito en la cafetería?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para ti