El Magazine del Viajero icon
El Magazine del Viajero
  •   2 min lectura

No hay nada más frustrante que llegar a un país extranjero y no poder disfrutarlo debido al cansancio, especialmente molesto cuando se trata de ese efecto producido por el cambio horario. Desde aquí os queremos ofrecer algunos trucos de los viajeros frecuentes, aquellos que están realmente acostumbrados a las largas distancias cruzando diferentes zonas horarias, en ocasiones por ocio, en ocasiones por negocios.

 

Antes de salir

Se dice, aunque no es una norma fija, que el cuerpo necesita un día para adaptarse a cada franja horaria saltada”, lo que implica que si por ejemplo tomamos un vuelo a Tokio, necesitaremos una semana entera para que nuestro cuerpo de readapte a las nuevas circunstancias. Afortunadamente existen formas de minimizar los efectos de estos cambios…

Una de las recomendaciones que se suelen hacer es que en torno a una semana antes de salir de viaje empezar a, por ejemplo, ir a dormir un poco más tarde cada día si viajamos dirección oeste. Sin embargo, si nos dirigimos al este la idea va en dirección contraria. En el caso de un viaje a California, si normalmente te vas a la cama a media noche, es recomendable empezar a hacerlo en torno a las 2. Por otro lado, si vamos a Pekín, para reencontrarnos con Morfeo es mejor empezar a ir a dormir en torno a las 22horas. Sobre todo hay una recomendación clave: evita los estimulantes como el tabaco, el té, el café o similares.

Un pequeño “secreto”: la melatonina es el mejor recargador que podemos tener. Por eso, todo el tiempo que pases al sol (dentro de unos márgenes razonables), tu cuerpo lo agradecerá y mucho, no lo dudes. Además, algunos alimentos como las nueces y los cacahuetes también nos ayudan.

Por lo general también es cierto que en los viajes al oeste es más fácil de minimizar el Jet lag, si cuando viajamos lo hacemos en la dirección del sol todo es algo más sencillo.

¿Sabías que a los niños les afectan menos este tipo de cambios?

Hemos llegado a destino

No debemos caer en la trampa más fácil: pasar un día o dos durmiendo para recargar energías es realmente perjudicial, siempre es conveniente estar medianamente activo y intentar adaptar la vida al nuevo horario lo más pronto posible.

Toma comidas ligeras, lleva un estilo de vida saludable. Evita alimentos pesados, al menos los primeros días. No olvides que el agua es un elemento básico y el mejor hidratante, bebe al menos 2 litros al día.

El café, pese a lo dicho antes, si se toma en pequeñas dosis es una ayuda.

Última regla: no olvidar que la luz, incluso la artificial es una gran aliada contra el Jet lag.

Y vosotros, ¿conocéis algunos trucos para que el Jet lag no os destroce?

Vuelos baratos
Photo: Panegyrics of Granovetter

¡Encuentra con Liligo los mejores vuelos para tu próximo viaje!


2 comentarios to “Jet lag: los consejos de los expertos

  1. Creo que en vez de melanina se referían a la melatonina, la cual si que influye en el jetlag. Son dos cosas que no tienen nada que ver así que informense de antes de publicar cosas así que inducen a error a los lectores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para ti