El Magazine del Viajero icon
El Magazine del Viajero
  •   2 min lectura

El ya famoso volcán islandés, tras agitar y conmocionar el mercado turístico en general y el sector aéreo en particular, sigue estando omnipresente para viajeros y empresas. Tras la adopción de algunas medidas por parte de gobiernos y sector privado, las aguas no llegan a calmarse del todo ante uno de los fenómenos naturales más mediáticos de los últimos tiempos.

Algunas aerolíneas, como easyJet y Lufthansa, ya se han puesto manos a la obra para reclamar una compensación económica en forma de exención en el pago de impuestos verdes. Esto, según las compañías, no le supondría ni un euro al fisco y les facilitaría el mejorar resultados económicos, aunque posiblemente el entorno sufriera las consecuencias.

Lo cierto es que el cierre del espacio aéreo por temas de seguridad no gustó mucho a ciertos elementos del sector privado, quienes a los pocos días comenzaron a alzar la voz en contra de una medida más que razonable. ¿Quién se hubiera hecho responsable en caso de accidente provocado por la ceniza volcánica?

Pero no solo las aerolíneas sufrieron las consecuencias directas, ya que es algo que afectó a diversos actores del sector como es el hotelero, por no hablar de las consecuencias indirectas que afectarían a los mercados de la más diversa índole. Pero como se indicó anteriormente, uno de los principales problemas parecía ser que las aerolíneas se tenían que responsabilizar de algo que, pese a ser un impositivo legal, solían evitar con falta de información.

Todo esto derivó, entre otras cosas, en otorgar una mayor flexibilidad a los estados en la decisión final para el cierre de los espacios aéreos. Además de la creación de una célula de coordinación de la crisis, EACCC.

Volcán Eyjafjallajokull - vista satélite
Volcán Eyjafjallajokull - vista satélite

Reacción en los viajeros: búsqueda de la tranquilidad

Este cierre inesperado y la negativa inicial, pese a que en un proceso de reclamación el cliente es quien lleva la razón, de muchas aerolíneas a hacerse cargo de los gastos de desplazamientos, alojamientos, dietas,… han hecho que los viajeros contraten de forma masiva seguros con una cobertura mayor de lo habitual.

Las coberturas de los seguros están destinadas en muchos casos a situaciones que siguen siendo responsabilidad de las aerolíneas, pero aunque el cliente ahora lo sabe, prefiere la tranquilidad del seguro, pues estos suelen resolver la incidencia en el momento y a posteriori reclamar a la compañía aérea.

Si te has visto en esta situación o una similar, necesitas resolver cualquier duda o tienes alguna sugerencia, no olvides que nuestro tablón está siempre abierto esperando vuestros comentarios o preguntas.


¡Encuentra con Liligo los mejores vuelos para tu próximo viaje!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para ti