El Magazine del Viajero icon
El Magazine del Viajero
  •   2 min lectura

En el mismo momento en que surgió la posibilidad de la implantación de escáneres corporales, surgió la polémica. El principal argumento usado desde el gobierno estadounidense para su implantación, como principal promotor de la idea, era el de la seguridad. Sin embargo, son más problemas que posibles ventajas.

Tras los atentados del 11 de septiembre y los intentos de secuestro de algunos aviones, caso del de Detroit, dieron la oportunidad perfecta para la implantación de estos nuevos escáneres. Las características por las que defendían su uso eran la seguridad, pues se suponen capaces de mostrar elementos que no se podrían detectar por otros medios o, al menos, sería mucho más lento.

Imagen tras exposición al escaner
Imagen tras exposición al escaner

Estos procesos se han aplicado en los vuelos a EEUU desde Euopa y a los vuelos internos del país que promovió su imposición, sobre todo.

Por contra, se han detectado riesgos para la salud, pues como cualquier radiación puede ser altamente perjudicial. Otro de los puntos clave es la intimidad, ¿hasta qué punto tienen derecho a llevar a cabo semejante proceso en el que se ve a la persona totalmente desnuda?

Como ya indicaron algunos afectados, si no fuera una iniciativa del gobierno, se consideraría un abuso realmente grave. Incluso se puede afirmar que vulneran leyes contra la pornografía infantil. Por esto, diferentes asociaciones ya han levantado la voz contra estos abusos reiterados y que realmente no están justificados.

Como respuesta, llega la ropa interior anti escáneres

Ropa interior
Ropa interior

Lo cierto es que como toda acción suele tener una rápida reacción, ya se ha puesto a la venta ropa interior que protege de la indiscreción de estos controles.

La marca Rocky Flats Gear ha creado una gama de ropa interior que oculta las partes íntimas de la mirada indiscreta de los rayos X. Las prendas que venden son bragas, sujetadores y calzoncillos para todas las edades.

Es posible que intenten ilegalizar estas prendas, peor lo cierto es que hasta el momento nadie se ha pronunciado.

Los precios por el momento oscilan entre los 6,80 euros y los 27,95 euros.

¿Qué opináis vosotros al respecto? ¿Creéis que la ilegalizarán o que funcionarán las protestas contra los escáneres hasta el punto de retirarlos?


¡Encuentra con Liligo los mejores vuelos para tu próximo viaje!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para ti