El Magazine del Viajero icon
El Magazine del Viajero
  •   2 min lectura

“Hola, ¿te acuerdas de mi? Nos conocimos en el avión…”. Muchas veces decimos que la vida es una composición de ocasiones perdidas, aunque ahora con la nueva web “wemetonaplane” podremos encontrar a eso persona de la que no sabemos mucho, solo que dejamos pasar una oportunidad.

Todos aquellos que el destino los ha hecho pasar un buen rato en pleno vuelo pero que, lamentablemente, las circunstancias han impedido que el se produzca el intercambio de teléfonos, correo electrónico, perfil en redes sociales o simplemente su nombre… Tranquilos, no todo está perdido.

El funcionamiento de Wemetonaplane es muy simple: necesitamos el número de vuelo, fecha de llegada, aeropuertos de origen y destino,… Un poco de suerte siempre ayuda, con lo que solo tenemos que dejar el mensaje en este buscador y esperar que responda…

Una de las claves de la página es que se puede compartir la historia a través de las redes sociales de Facebook y Twitter, lo que incrementa exponencialmente las opciones de (re) conquista.

Mensajes en una botella

Buenos Aires – Ginebra, IB6844

“Me encantaría entrar en contacto con la encantadora joven italiana que trabaja en Suiza, cerca de Nyon, en una clínica médica como neuropsicóloga, nos conocimos en el check-in en Buenos Aires.”

Nueva York – San Francisco, UA1277

“Con un chico muy lindo sentado en el primer asiento. Lo siento, ¡te perdí en la zona de recogida de equipajes!”

2,7 millones de viajeros en 2011, infinidad de posibles encuentros

La iniciativa puede ser anecdótica, pero no lo es en absoluto. En 2011 volaron cerca de 3 mil millones de viajeros, la probabilidad de conocer a alguien a unos 10.000 pies de altura es bastante alta.

El australiano Willy Scully-Power está detrás de esta iniciativa, se basa en algo que le pasó el pasado año en un vuelos Kuala Lumpur – Sydney. “En Google, hay unas 4.400 búsquedas al mes en las que la palabra clave es “nos conocimos en un vuelo”. De esta forma me di cuenta que no estaba solo, que no era la única que quería volver a contactar con alguien que conoció en un avión y de quien no sabía su nombre”.

Esto de hecho lo podemos relacionar con el servicio ofrecido de KLM, “conoce tu compañero de asiento”. En este caso podíamos acceder al perfil en Facebook o LinkedIn de ese otro viajero, siempre que este lo permitiera claro… Una gran idea de la aerolínea KLM.

Como conclusión podríamos decir que ahora tenemos un poco más fácil forzar algo la mano del destino… Pero, ¿vosotros ya habéis conocido alguien que os ha llegado en un vuelo? ¡Comparte tu historia con nosotros!

Fotos: Definiteserenade3 la Wootang01, el quinto mono brownpau / Flickr CC.

¡Encuentra con Liligo los mejores vuelos para tu próximo viaje!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para ti