El Magazine del Viajero icon
El Magazine del Viajero
  •   2 min lectura

Pongámonos en situación: subimos a un vuelo entre Reykjavik, Islandia, y Nueva York. Tomamos asiento y, de pronto, nos damos cuenta que algo extraño se cuece. Miramos unas cuantas filas hacia delante y… sorpresa, el pasaje está atando y amordazando a un pasajero… Pero, ¿qué sucede?

El contexto es el que sigue: vuelo de la aerolínea Icelandair. Ruta entre la capital de Islandia, Reykjavik, y la ciudad que nunca duerme, Nueva York, el pasado 3 de enero. Todo parece normal hasta que dejar de serlo…

Un pasajero de 46 años, de nacionalidad islandesa y en evidente estado de embriaguez había comenzado a escupir e insultar a los pasajeros y tripulación, incluso llegó a atacar a una mujer y a gritar que el aparato se iba a estrellar.

La situación llegó a ser tal que tanto el pasaje como la tripulación decidieron que lo mejor para todos era atarle al asiento y amordazarlo hasta la llegada al aeropuerto de JFK, en la Gran Manzana. Allí, la policía lo esperaba, aunque curiosamente parece que poco pasará ya que los pasajeros se mostraron reacios a hablar con las autoridades sobre el hecho…

Como no podía ser de otra manera, desde el mismo momento que uno de los pasajeros publicó una foto de la escena, el hecho se ha convertido casi en viral en la red. Esta es la famosa foto:

Esta venía con un comentario explicativo:

“Un pasajero bebió todo el licor comprado en el duty free en un vuelo entre Islandia y Nueva York”.

Cuando se volvió agresivo (intentó agredir a la mujer sentada a su lado y comenzó a gritar que el avión se iba a estrellar), los otros pasajeros lo redujeron y lo ataron al asiento

En este vídeo nos puede servir para hacernos una idea quizás más precisa…

Y vosotros, ¿cómo habríais reaccionado?


¡Encuentra con Liligo los mejores vuelos para tu próximo viaje!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para ti