El Magazine del Viajero icon
El Magazine del Viajero
  •   5 min lectura

Como primer artículo del año hemos decidido compartir contigo los destinos a los que nos gustaría ir en este año que acaba de empezar. Antonio, Corentin, Katie, Mateja y un servidor queremos viajar (¡y mucho!) en este 2014. ¿Y tú?

Buenos Aires

Antonio, de “Il Blog del Viaggiatore” de liligo.it, quiere bailar tango en la capital argentina:Tango

“Mi deseo para el 2014 es volar a Buenos Aires, la capital del tango.

Me gustaría pasear por sus calles y plazas para admirar el eclecticismo de su arquitectura y así intentar comprender las diferentes influencias de comunidades inmigrantes que han modelado este bello país.

Para disfrutar del espíritu de la ciudad hay que recorrer los barrios y calles más típicos de la ciudad: San Telmo, Palermo, La Boca, La Plaza de Mayo

Pero no se puede penetrar en las profundidades del alma de Buenos Aires sin saborear el encanto del tango en el país donde nació. La ciudad rebosa de milongas, los clubes y salas de baile donde las orquestas y los bailarines animan uno de los bailes más bellos y seductores del mundo. Incluso en el exterior, en cualquier rincón de la ciudad, es posible encontrar bailarines que con su danza seducen a los paseantes.”

Monte Ararat

Para Corentin, de “Le Magazine du Voyageur” de liligo.fr, el destino del 2014 es más bíblico:Monte Ararat

“El monte Ararat se encuentra en los límites de Anatolia Oriental, una región históricamente de Armenia, hoy en Turquía. Esta montaña sagrada de 5.165 metros de altura es llamada “Ağrı Dağı” por los turcos,”Çiyayê Agirî” por los kurdos y “Արարատ” por los armenios. Además es, según el Génesis, el lugar donde se posó el arca de Noé después del Diluvio Universal.

Para llegar allí es preciso tomar un vuelo a Estambul y después lanzarse en un gran periplo de más de 1.500 kilómetros en coche. Es largo, pero vale la pena: los paisajes de Anatolia son maravillosos. Tanto, que cuesta creer las fabulosas descripciones de los maravillados viajeros que han tenido la fortuna de estar allí. Los más temerarios se lanzarán a hacer una ruta de senderismo, pero la mayoría se contentarán con admirar el espectáculo visual.

Pero el viaje no se detiene aquí, hay que entrar en Armenia, un país que más allá del Ararat es todavía más bello. La cuestión no es simple: la frontera entre Armenia y Turquía está cerrada debido a tensiones diplomáticas históricas. Por lo tanto, hay que dirigirse al norte rumbo a Georgia, país de transito obligado.

Este viaje será también soberbio. Tiflis, los viñedos, las estribaciones y cumbres del Cáucaso… En seguida llegará Ereván, la capital armenia, el monasterio de Khor Virap, desde donde la vista al Ararat es… ¡impresionante!”

Islandia

Mateja, del “Reiseblog” de liligo.de, quiere volver a Islandia:Islandia

“¿Dónde ir en 2014? una palabra: Islandia. Caerás rendido a los pies de esta pequeño pero maravilloso país situado entre los océanos Atlántico y Ártico.

Podrás disfrutar de un “road trip” por la isla en cualquier época y con cualquier meteorología: sus paisajes te harán olvidar de los vientos helados. Sin embargo, no te olvides llevar ropa de abrigo.

Entre las auroras boreales y el sol de medianoche, Islandia te dejará fascinado. Por no hablar de las innumerables historias sobre elfos, troles y fantasmas…”

Islas Feroe

Katie, escritora en “The Traveller’s Blog” de liligo.co.uk, quiere un viaje con naturaleza y gastronomía:Islas Feroe

“Si tuviera que elegir un destino para visitar en 2014, este tendría que ser las Islas Feroe, un pequeño grupo de islas en el Atlántico Norte, entre Islandia y Noruega. ¡Sería un plan fantástico si sigues el consejo de Mateja de viajar a Islandia! Las Islas Feroe son un sitio mágico que te costará creer que es real: praderas exuberantes, escarpados acantilados, cristalinas aguas azul turquesa, cuevas… El tiempo es bastante impredecible, así que incluso si vas en verano, la mejor temporada, no te tienes que olvidar un chubasquero y un buen calzado impermeable.

Puedes empezar tu viaje en su capital, Tórshavn, un antiguo asentamiento vikingo que hoy en día es una animada ciudad. Con el Museo de Historia de las Islas Feroe y el Acuario podrás conocer la historia y la naturaleza de estas islas.

Este es un lugar que amarás si te gusta la naturaleza y el aire libre, ¡pero las Islas Feroe no se olvidan de los amantes de la gastronomía! El plato favorito de los isleños es el skerpikjøt, una especie de cordero secado al viento. También encontrarás bacalao, y mucho marisco en los numerosos restaurantes de las islas. Lo llaman “Nueva Cocina Nórdica”, que combina la gastronomía más tradicional de una forma refinada y sofisticada del siglo XXI.”

Roma

Yo este año me veo en la obligación de cumplir con la moneda que lancé en la Fontana di Trevi:Roma

“Mi destino para este 2014 es Roma, la Ciudad Eterna. Estuve viviendo allí en 2010, y desde entonces no he encontrado otra ciudad igual en el mundo.

La oferta cultural de Roma es impresionante, incluso para los menos aficionados al arte y la historia. El Panteón, los Foros, el Coliseo, la Fontana di Trevi, la plaza Navona, la Plaza de España, el Castillo de Sant’Angelo, el Campidoglio, el Vaticano, sus Museos, el distrito del EUR… dejan impresionado y boquiabierto a cualquiera.

Si tuviera que elegir, no podría dejar la ciudad sin contemplar de nuevo el “Retrato de Inocencio X” de Velazquez, en la Galería Doria Pamphili, el “Rapto de Proserpina” de Bernini, en la Galería Borghese, la “Crucifixión de San Pedro” de Caravaggio, en la iglesia de Santa Maria del Popolo, ni los frescos de la cúpula de la iglesia de San Ignacio, realizados por Andrea Pozzo.

Tampoco podría faltar una pizza en el restaurante Baffetto o un plato de pasta en el Trastevere, un café en Sant’Eustachio, ni tampoco una cerveza Peroni en las calles y plazas de San Lorenzo o Pigneto. Por supuesto, hay que reservar una noche para el “Circolo degli Artisti”, uno de los locales más chulos de la ciudad, y otra para las escaleras de la Plaza de España, siempre con algún músico aficionado animando la velada con su guitarra.

Y como recuerdo original (y un poco fetichista) de mi visita, me compraría unos calcetines en la sastrería Gammarelli, donde se dice que se los compra el Papa de Roma.

Pero ante todo, el principal motivo por el que me gustaría viajar a Roma este año es porque tiré una moneda en la Fontana di Trevi, y siempre hay que cumplir con las tradiciones.”

¿Te gustaría viajar a alguno de estos destinos?

Foto: Gustavo Brazzalle, Roaring JellyfishHelgi Halldórsson/Freddi

¡Encuentra con Liligo los mejores vuelos para tu próximo viaje!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para ti