El Magazine del Viajero icon
El Magazine del Viajero
  •   1 min lectura

Como informa la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), las aerolíneas han mostrado su descontento con la medida aprobada por el gobierno encabezado por Angela Merkel. El objetivo inicial del impuesto no es otro que generar beneficios de hasta 1 billón de euros que permitan continuar con las medidas para la lucha contra el cambio climático pese a la crisis.

A través de la IATA las aerolíneas, quienes tachan de pintar de verde un impuesto de crisis, consideran el cambio climático un problema global que no se puede solucionar a nivel regional. Quizás esto se vea influido por las reticencias habituales por parte de las empresas ante la amenaza de una posible reducción de beneficios, sea cual sea el motivo.

Como principal argumento para rechazar la medida usan el ejemplo holandés. Hace no mucho, el gobierno de este país intentó aumentar sus ingresos a través de una tasa similar, lo que le debería haber aportado un beneficio de 300 millones de euros. Sin embargo, y en este punto es donde se escudan las aerolíneas, el volumen de negocio en el país descendió en 1.2 billones de euros, lo que hizo que se retirara la nueva tasa.

Lo cierto es que posiblemente estén mirando más sus bolsillos que los ajenos, en especial tras el cierre temporal del espacio aéreo hace unas semanas, lo que no quita la importancia de una buenas comunicaciones aéreas para cualquier economía sea local, regional, nacional,…


¡Encuentra con Liligo los mejores vuelos para tu próximo viaje!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para ti