El Magazine del Viajero icon
El Magazine del Viajero
  •   5 min lectura

Colombia es color, sabor, danza y fiesta. Te mostramos qué ver y hacer en el exuberante país latinoamericano.

Colombia es uno de los países con más personalidad de Latinoamérica cuyas gentes, para muchos, son las más cálidas y acogedoras del continente. Sin embargo, desgraciadamente, Colombia también es un país al que rodean varios malentendidos. El principal el relativo a la cuestión de la inseguridad. Si bien es cierto que tu conducta como turista tiene que ser más cauta y precavida que si estuvieras en una ciudad europea, tampoco pienses que has de caminar en continuo estado de tensión. Bastará con que no des mucho el cante. Así que, si no pensabas sacar tu iPhone de última generación y hacer una foto a las 4 de la mañana de un barrio alejado sujetando el móvil con la mano del rólex de oro, no tendrás que temer nada.

Cartagena de Indias

Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, Cartagena de Indias es una de las ciudades virreinales más hermosas de toda Hispanoamérica. Durante siglos uno de los puertos más importantes de América, por lo que todavía hoy atesora una diversidad de encantos y gentes excepcional. Cartagena, además, es fundamentalmente una ciudad que mira al Caribe, por lo que todavía hoy retiene el sabor de esa particular y colorida cultura.

Cartagena de Indias (Colombia)

Te recomendamos que te dejes perder por su centro histórico, repleto de casitas de apenas de dos alturas pero exultantes de intensos colores y flores. Destaca por su belleza la Plaza de los Coches y la Plaza de la Aduana. Si quieres conocer más de cerca su historia, te aconsejamos una visita a sus murallas defensivas, de herencia virreinal, que muy a menudo defendían la ciudad de los ataques ingleses. Y cómo no, si estás en Cartagena no puedes perderte su célebre Café del Mar. Un lugar para relajarse viendo el mar mientras tomas un mojito… y pagas un precio no precisamente barato. Aunque un dia es un día, ¿no?

Bogotá

Curiosamente, no son muchos los turistas que reservan sus vuelos a Colombia con el objeto de detenerse mucho en su capital; en comparación con otros encantos del país, Bogotá suele pasar más desapercibida para el turista, incluso existe el tópico de que no se trata de una ciudad especialmente interesante. Nada más lejos de la realidad. La capital colombiana es una ciudad extensa y vibrante, por lo que encontrarás numerosos encantos. Para nosotros uno de los más interesantes es el centro de la ciudad, en donde todavía hoy pueden verse vestigios coloniales. El barrio de la Candelaria es una visita inexcusable si quieres disfrutar de esa herencia virreinal. También merece mucho la pena la Plaza de Bolívar, el centro neurálgico de la ciudad, en donde se concentran el poder civil y religioso. Y es que a este gigantesco espacio se asoma la Catedral y diferentes edificios institucionales como el Capitolio Nacional, el Palacio de Justicia y el Ayuntamiento.

Bogotá, capital de Colombia

Si quieres moverte fuera del casco histórico, te aconsejamos que te des un salto al cerro de Montserrate, a 3100 metros de altura al que puedes acceder en funicular y que te brindará espectaculares vistas sobre la ciudad. Y dado que Bogotá es la capital cultural del país no puedes perderte su fabulosa oferta en este campo: el Museo Botero, el Museo del Oro (en e que encontrarás piezas exquisitas de las culturas precolombinas) y el Centro Cultural García Márquez.

El Eje Cafetero

Probablemente lo que primero asociamos con Colombia es el café. Y con razón. El país latinoamericano produce si no el mejor, uno de los mejores cafés del mundo. La producción de café ha vertebrado en el centro del país el conocido como Eje Cafetero. Una opción turística que puede ser una gran aproximación a Colombia si lo que queremos es conocer su paisaje y cultura más auténticas. Si te gusta la naturaleza, en ella podrás gozar de la exuberancia por ejemplo, del Cañón del Río Barbas, el hábitat del famoso mono aullador.

Eje cafetero de Colombia

Y si lo que te interesa es visitar la Colombia más interior, con sus pequeñas localidades y conocer sus hospitalarias gentes siempre puedes visitar lugares como Salamina o Filandia. Para saber más sobre esta opción turística, te aconsejamos que consultes nuestro artículo sobre el Eje Cafetero de Colombia.

Medellín

La segunda ciudad de Colombia tras Bogotá, con la cual mantiene una sana rivalidad. Y es que Medellín no tiene nada que envidiar a la capital, a pesar de que en los últimos años se haya hecho conocida, casi pop, debido a las correrías de Pablo Escobar. Sin embargo, como te decimos, Medellín vale por sí misma una visita.

Medellín es, sobre todo su ambiente. Y te decimos esto porque no es precisamente una ciudad virreinal rebosante de barroco multicolor. De hecho Medellín no cuenta con un legado histórico artístico muy antiguo, por lo que su look es en general moderno con algunos edificios del siglo XIX. Te aconsejamos especialmente la Plaza Botero, en donde podrás contemplar algunas de las orondas esculturas del artista colombiano más conocido.

Medellín (Colombia)

Si te apetece un plan más cultural siempre tienes a mano el Museo de Antioquía y el Pueblo Paisa, una recreación de la arquitectura tradicional de Antioquía, la región colombiana a la que pertenece Medellín. Y si no puedes resistirte a la figura de Pablo Escobar, puedes visitar la conocida como Comuna 13, el barrio de Medellín en donde él era la única ley (o falta de ley).

El Dorado y la cultura muisca

Probablemente hayas oído hablar de este mítico lugar que tantas fatigas procuró a los colonizadores españoles. Finalmente lo que los exploradores castellanos encontraron no fueron gentes que cubrían sus tejados con oro sino con el pueblo muisca. Esta cultura, aun sin poseer el refinamiento de mexicas e incas, contaban con un alto grado de desarrollo y fabricaban piezas artísticas muy interesantes.

Poblado muisca, en Colombia

En los últimos años, Colombia ha recuperado el interés por este pueblo precolombino diseñando tours turísticos muy completos, que recorren sus lugares sagrados, y cualquier otro vestigio de los muiscas a lo largo del territorio en donde sus comunidades estuvieron implantadas: el altiplano cundiboyacense. Si quieres hacer una incursión en la cultura ancestral de Colombia al mismo tiempo que te internas por su exuberante naturaleza, esta es una opción muy completa.

 

IMG: iStock.

¡Encuentra con Liligo los mejores vuelos para tu próximo viaje!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para ti