El Magazine del Viajero icon
El Magazine del Viajero
  •   2 min lectura

¿Un objetivo? Minimizar o anular el consumo de combustibles fósiles en el transporte de pasajeros del punto A al punto B. Una meta ambiciosa pero posible, y aquí tenemos el primer paso: Solar Impulse, un avión impulsado por energía solar. Bienvenidos al futuro…

El Solar Impulse cuenta con una envergadura de 63 metros, más de 11.500 células fotovoltaicas, velocidad de crucero de 60 km/h,… esta es la tarjeta de presentación de un proyecto ambicioso pero realista y posible.

El último vuelo de este prototipo de tintes futuristas se realizó el pasado viernes 14 de mayo, los datos son:

  • Hora y lugar de salida: 08:40, Suiza.
  • Hora y lugar de llegada: 21:38, Bruselas.
  • Duración total: 12 horas y 58 minutos.

Los vuelos se realizaron a 3.800 metros, sobrevolando Francia y Luxemburgo antes de llegar a su destino final, Bruselas (en concreto el 14° aeropuerto europeo por tráfico).

 

El proyecto Solar Impulse

Cuatro mentes buscan iluminar nuestro mundo, nuestra sociedad, marcando el camino de la energía limpia, del transporte verde. Sus nombres son Luigi Torrigiani, Brian Jones, Andre Borschberg y Bertrand Piccard, grandes propulsores actuales de la idea de los desplazamientos con energía solar. Sus sueños marcan un futuro (necesario) en el mundo de los viajes.

Sus ideas comienzan a hacer realidad algo que empezó a tomar forma y a ser algo palpable allá por el 2009, cuando el HB-SIA (nombre del prototipo) realizó su primer vuelo de pruebas, todo un éxito sin precedentes en el sector. A partir de este momento, un desafío prosiguió al anterior, caso del pasado mes de julio cuando se realizó un vuelo de 24 horas sin escalas.

¿Nivel de impacto ambiental? ¿Contaminación, emisiones de CO2? Cero una vez construido, es capaz de realizar vuelos totalmente limpios manteniendo una velocidad de crucero aceptable y, la respuesta a la gran pregunta, sí es capaz de volar de noche gracias a la energía acumulada durante el día.

¿Próximos objetivos? Vuelos trasatlánticos, todo un reto apasionante y lleno de dificultades, pero viendo las credenciales que nos muestran, más que posible.

¿Qué os parece a vosotros? ¿Pensáis qué es la primera piedra real para un futuro de la aviación no muy lejano o pasará como con otros prototipos “secuestrados”?

¡Haz oír tu voz! Y como bien dijeron una vez: “Le Corbusier, Marx, Nietzsche, C.G. Jung,… pensaron por la humanidad y para la humanidad, ¡haz tu lo mismo!


¡Encuentra con Liligo los mejores vuelos para tu próximo viaje!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para ti