El Magazine del Viajero icon
El Magazine del Viajero
  •   3 min lectura

Estudios recientes han sacado a la luz algo que en ocasiones era un secreto a voces, los taxistas de Viena (al igual que en otras ciudades) tienen unos modales que dejan mucho que desear. Las autoridades vienesas han decidido dar un golpe sobre la mesa y un actuar con detectives privados (¿a lo Humphrey Bogart?), hasta aquí han llegado…

¡Viena la 18/22!

Hablamos de un estudio llevado a cabo por el club de automóviles alemán (ADAC). Evaluaron 10 taxis al azar, los resultado obtenidos podemos decir que fueron cuanto menos tristes. Ocho de ellos fueron incapaces de dar ningún consejo turístico, siete fueron incapaces de responder a la pregunta de donde encontrar un buen restaurante. Y si esto puede ser algo relativo, lo que no lo es tanto es el hecho de que dos de ellos no pararon ante semáforos en rojo, pasaron de la velocidad permitida y hablaron por el móvil sin usar el manos libres.

  • De 22 ciudades estudiadas, Viena ocupó el lugar 18.
Viena de noche
Viena de noche

Un segundo estudio confirma los hechos

Unos resultados que no ayudan a la imagen de Viena como destino turístico, la administración pública encargó un estudio propio para conocer el alcance de los resultados previos. En este caso, una mucho más seria y extensa, la muestra del nuevo estudio alcanzó los 133 taxis.

Los puntos en los que se centraron fueron:

  • ¿Cómo llegar? Un 12% llegaron por el camino equivocado, por coste o porque no conocen el adecuado.
  • Inglés: en torno a la mitad de los taxistas cuentan con un inglés insuficiente, incluso para entender el destino del viajero.
  • Limpieza: un 22% de los taxis escrutados estaba sucio y desaliñado.
  • Aire acondicionado: el 58% de los taxis no cuentan con aire acondicionado.

La AFP informa que, según el testimonio de un conductor, uno de sus colegas llevó a una mujer por toda la ciudad “soltando tacos” constantemente en lugar de llevarla directamente a su hotel. ¡El coste de la carrera fue de 70€!

Parada de taxis en Viena
Parada de taxis en Viena

Contratando detectives privados

Tras la publicación de estos estudios, las autoridades locales tomaron cartas en el asunto. Objetivo: identificar los infractores de la velocidad y a los conductores incompetentes gracias a estos detectives privados profesionales. De esta forma podrán castigar e incluso retirar la licencia, a quienes no cumplan con los requisitos mínimos exigidos.

Desde luego, los taxistas deben estar muy atentos, pues si a lo antes descrito le unimos el hecho de que hay demasiados taxis en la ciudad, es más que posible que se retire alguna licencia. Sea como fuere, esperemos que los detectives no sean demasiado duros con los conductores… de hecho algunos puntos de evaluación pueden ser muy subjetivos.

Quizás pretendan que todos los conductores tengan el estilo de Ryan Gosling en la mítica “Drive”:

A pesar de todo esto, nosotros te seguimos recomendando volar a Viena, ¡es una preciosa ciudad!

Y vosotros, ¿qué imagen tenéis de los taxistas de Viena? ¿Alguna experiencia particular?


¡Encuentra con Liligo los mejores vuelos para tu próximo viaje!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para ti