El Magazine del Viajero icon
El Magazine del Viajero
  •   3 min lectura

La aerolínea con base principal en el aeropuerto de Barcelona El Prat anunció el pasado viernes noche el cese de sus operaciones. Pese a que ya han recolocado miles de pasajeros en otras aerolíneas (especialmente Iberia y Vueling) se prevé que unos 83 000 se queden en tierra en esta primera semana. Mientras, las reclamaciones de los afectados llegan a las oficinas de consumo constantemente en busca de posibles soluciones.

Las agencias acusan a Spanair de cierre con alevosía y nocturnidad por cómo se ha llevado el proceso, si bien es cierto que el anuncio ha llegado en un momento y bajo unas condiciones que no han ayudado en absoluto a clientes y agencias (viernes por la noche), la situación no era tan nueva. De hecho, podríamos aplicar perfectamente eso de tanto fue el cántaro a la fuente que se rompió.

Tras más de dos años tambaleándose entre polémicas y una nefasta gestión, amagos de venta nunca concretados (la última en principio interesada fue Qatar Airways la pasada semana), una planificación operativa casi desastrosa,… se trataba de una muerte anunciada, aunque eso sí, nadie parecía haberle puesto fecha con una caducidad tan temprana.

Crónica de una muerte anunciada, aunque con cierre precipitado

No es ningún secreto que Spanair venía acumulando deudas, aunque no se esperaba que todo avanzara tan rápido. La decisión parece haberse tomado ante el nerviosismo de trabajadores y la posibilidad de quedarse sin dinero para combustible, según diferentes fuentes la aerolínea estaba al borde del precipicio y ya no podían seguir esperando un rescate en el último minuto.

Ante la salida de Scandinavian Airlines (SAS) de Spanair, a la que adeudan unos 168 millones, fue el Gobierno catalán el que entró e invirtió en su rescate. La motivación de este último se basaba en la idea de crear una aerolínea “nacional” catalana, haciendo así de El Prat un “hub” internacional de referencia. Sin embargo, los planes no salieron como esperaban…

Según parece, este cierre tan abrupto ha sido el resultado de una mezcla explosiva de factores, empezando con la decisión final de Qatar Airways de no entrar en la aerolínea de Barcelona. A esto se unió el hecho de que según la propia Generalitat, el estamento público no iba a entrar más al rescate de una empresa que venía padeciendo una degeneración financiera total. Las consecuencias fueron un estado de nerviosismo entre los trabajadores, que ya venían acusando una situación tan precaria que llegados a este punto podían poner el peligro la operativa de la aerolínea…

Bueno, eso y la escasez de liquidez para combustible, claro.

¿Qué pasa con los pasajeros?

La aerolínea ya está manos a la obra para reubicar a tantos pasajeros como le sea posible, se trabaja con diferentes compañías para que los viajeros puedan llegar a su destino. Pese a todo, desde diferentes estamentos se vuelve a reclamar la creación de un fondo de garantía obligatorio para las aerolíneas y hacer frente así a este tipo de situaciones en las que los pasajeros tienen derechos a compensaciones pero no hay financiación para hacerlas efectivas.

Muchos de los afectados ya se han dirigido a las oficinas de defensa del consumidor, lo que es muy recomendable si lamentablemente te encuentras entre los afectados.

Ahora esperemos que los efectos negativos se minimicen tanto para aquellos que no pueden volar como para los trabajadores de una empresa por la que hacía tiempo que nadie apostaba como resultado de una nefasta gestión por parte de una directiva más que criticada.

¿Qué pasa con otras aerolíneas?

Ahora lo que parece claro es que otras compañías comienzan a pescar en las revueltas aguas de Spanair, como es el caso de Vueling que se dispara en bolsa, Ryanair que caza pasajeros,…

Además, esto no parece afectar negativamente a la creación, con polémica desde su nacimiento por el cobro en procesos de reclutamiento, de Volotea. Esta parece seguir adelante sin alterar sus planes, veremos como acaba resultando su gestión…

¿Os habéis visto afectados de alguna forma? ¿Conocéis los derechos de los viajeros?

Fotos: Dr. Jaus, Entropía, Aero Icarus / Flickr

¡Encuentra con Liligo los mejores vuelos para tu próximo viaje!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para ti