El Magazine del Viajero icon
El Magazine del Viajero
  •   1 min lectura

El capitán de la polémica aerolínea irlandesa que se había dado a conocer por proponer a modo de broma la sustitución de Michael O’Leary por un tripulante de cabina en una entrevista, ha sido destinado a la base de la compañía en Kaunas, lo que supone el destino menos deseado dentro de todos los posibles.

La historia que ha hecho que Morgan Fisher acabe trabajando en otra aerolínea comienza con el anuncio de Michael O’Leary de eliminar a los copilotos, a raíz de lo cual este capitán propuso, en tono de broma, sustituir al directivo por una azafata. Pese a que en un principio pareció reaccionar con humor, diciendo que al menos sería más sexy que él, acabo trasladando a Morgan al destino que ninguno de sus trabajadores quiere.

Con el cierre de la base en Marsella, donde estaba afincado el piloto estadounidense, se planteó la movilidad de los trabajadores. En este caso, parece que como castigo, a este capitán se le propuso el destino menos deseado los pilotos de la aerolínea, se le planteó trabajar en la base de Kaunas, Lituania. Esto, teniendo en cuenta que al resto de compañeros los destinaron a bases en España, Italia o Portugal, no le gustó demasiado.

La ciudad lituana es considerada como la “Siberia” para los trabajadores de Ryanair, por lo que finalmente dejó la aerolínea para trabajar en otra estadounidense. Ante lo cual le han deseado buena suerte “como a todos los pilotos que presentan su dimisión”…

Parece que en Ryanair las bromas solo van en una dirección, si no, ¡peligro!


¡Encuentra con Liligo los mejores vuelos para tu próximo viaje!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para ti