El Magazine del Viajero icon
El Magazine del Viajero
  •   2 min lectura

Venecia, “La Serenissima”, finalmente ha dicho basta: a partir del próximo año se limitará el número y el tamaño de los cruceros en sus aguas. Una medida que mejora la protección de la frágil ciudad de los canales, pero que, como era de esperar, ha sido polémica, y no acaba de satisfacer ni a unos ni a otros.

La semana pasada el Gobierno de Italia, después de meses de protestas ciudadanas, finalmente tomó una decisión sobre los cruceros en la ciudad de Venecia. Precisamente ha sido después de que este año la World Monuments Fund, en su informe sobre los lugares del patrimonio mundial en peligro, alertara sobre este riesgo que amenaza gravemente la famosa ciudad de los canales.

Las nuevas medidas sobre los cruceros en Venecia son:

Desde el 1 de enero de 2014

  • Estará prohibido el paso de ferris por el canal de Giudecca, con la consiguiente reducción del 25 % de los que pasan delante de la plaza de San Marco y del 50 % de las emisiones contaminantes.
  • Se reducirá al 20 % (respecto a los datos de 2012) el número de cruceros de más de 40.000 toneladas con permiso para navegar por el canal de Giudecca.

Desde el 1 de noviembre de 2014

  • Se prohibirá definitivamente el tránsito de cruceros de más de 96.000 toneladas.
  • Se limitará el estacionamiento diario máximo: no más de 5 cruceros de más de 40.000 toneladas.
  • Se concentrarán las llegadas y salidas durante el amanecer y el anochecer.

Además, en la evaluación de impacto ambiental del gobierno se dice que “se consideran eventuales soluciones alternativas, incluyendo el canal Vittorio Emanuele, y la reconversión del puerto de Marghera”, como solución a la situación de los cruceros.Cruceros en Venecia

La medida no satisface ni a unos ni a otros

Ni las asociaciones en contra de los cruceros, ni las compañías turísticas estás satisfechas con la medida, al considerarla insuficiente los primeros, y negativa e injustificada los segundos.

Las navieras y los operadores turísticos que organizan cruceros creen que esta medida tendrá un impacto muy negativo sobre la economía y el empleo de la ciudad. Según su opinión, la medida no sólo les perjudica directamente a ellos como comerciantes, y a los turistas, sino que también repercutirá negativamente en numerosos propietarios de comercios y de hoteles en Venecia, que basan gran parte de su negocio en el gasto que efectúan los cruceristas.

Por su parte, el comité “No Grandi Navi”, asociación en contra de los grande cruceros en Venecia y una de las impulsoras de esta medida, dice:

“Lo consideramos como una primera victoria de nuestra movilización, que ha permitido visualizar a nivel mundial el escándalo de los cruceros en Venecia. Pero de hecho, la batalla prosigue.”

¿Has estado en Venecia? ¿Qué te parece la medida?

Foto: Marie-Lan Nguyen, ahisgett

¡Encuentra con Liligo los mejores vuelos para tu próximo viaje!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para ti