El Magazine del Viajero icon
El Magazine del Viajero
  •   5 min lectura

Si te gusta perderte en tus viajes… ¡en estos lugares vas a disfrutar!

Los laberintos tienen un secreto que nos fascina a todos. ¿Cual puede ser? Algunos opinan que lo que más nos gusta de estos diseños es la idea de adentrarse en algo incierto pero cuyo riesgo está hasta cierto punto controlado. Otros, sin embargo, dicen que el laberinto es la mejor representación del tiempo, el cual fluye sin dirección clara…¡y cosas aún más profundas! Sea cual sea el origen de esta fascinación, lo cierto es que a lo largo de la historia el hombre ha concebido laberintos de todo tipo para su recreo y contemplación. Es el caso de algunos de los laberintos que te traemos. Hay de todo tipo: vegetales, de hielo, de piedra, de flores…¡No te los pierdas, pero,sobre todo, no te pierdas!

Reignac-sur-Indre (Francia)

Comenzamos la lista de la mejor manera posible: con el laberinto vegetal más grande del mundo. Esta maravilla, a pesar de su riqueza, está ubicado en una discreta localidad a 3 horas en coche de París. Se alza en un campo de girasoles, un paraje ciertamente apartado que, en cambio, atrae a más de 90.000 turistas cada año. Cuentan que los más afortunados pueden llegar al centro caminando a través de sus recovecos durante una hora. Lo más interesante es que un laberinto vivo. Nos explicamos: su diseño cambia cada año, por lo que jamás te perderás dos veces en el mismo laberinto.

Longleat (Inglaterra)

Este laberinto pasa por ser el más largo del mundo y se encuentra cerca de la localidad de Warminster, muy cerca de Bath. Y es que cuenta con nada más y nada menos que… ¡16.000 setos de más de 2 metros! Un total de 2,7 kilómetros y 1,5 hectáreas de laberinto construido en los años setenta del siglo pasado. Lo más llamativo de este laberinto es que sus senderos no son rectos sino sinuosos y algo mareantes. Es también un laberinto juguetón dado que presenta puentes de madera que conectan diferentes senderos, haciendo de la experiencia algo más sorprendente. No te vamos a engañar: es muy fácil extraviarse, aunque si esto sucede ¡siempre tienes a Google Maps!

El laberinto de hielo (Polonia)

Hay laberintos vegetales, de piedra… ¿pero de hielo? ¡Pues sí, también! Los hay, y muy famosos en EE.UU. en China (sobre todo en su famoso Festival del Hielo de Harbin), aunque el más grande de todos se ubica más cerca, en Polonia. Lo encontrarás en la localidad de Zakopane, a 60 km de Cracovia. La extensión es enorme y equivale a 10 pistas de tenis juntas. Pertenece a Snowlandia, una especie de Eurodisney del hielo. Además, si eres un amante de los deportes de invierno, Zakopane tiene mucho más que ofrecerte: es una de las ciudades referencia de Polonia para los deportes de nieve.

Laberinto Villa Pisano (Italia)

Si te atraen los entornos rococó, lugares presididos por elegantes palacios a cuyo alrededor se extienden armoniosos jardines y algún que otro laberinto misterioso, Villa Pisano es tu lugar. Ubicado en la localidad de Stra, en el Véneto, fue construido en el siglo XVIII para los Pisano, una de las familias más poderosas de Venecia. Pronto acompañó la fama a este laberinto, tanto que cuentan que el mismo Napoleón se perdió en sus senderos y sus quiebros. Y es que se considera que este laberinto es uno de los difíciles, aunque si consigues llegar al centro recibirás una ayuda: puedes subirte a su hermosa torre para divisar desde las alturas el laberinto y poder vislumbrar el camino de vuelta.

Laberinto de Villa Pisano (Italia)

Laberinto de los girasoles (Ámsterdam)

Este laberinto es muy moderno y procede de una iniciativa del Museo Van Gogh: homenajear al pintor con un laberinto enorme coronado por nada más y nada menos que 125.000 girasoles. ¿Y es que hay algo que represente mejor a Van Gogh que su hipercotizado cuadro «Los girasoles»? Este florido laberinto se inauguró en 2015 y desde entonces no son pocos los que deciden perderse en sus rincones. Además, su ubicación, muy cercana al Museo Van Gogh, es toda una invitación a conocer los 200 cuadros, 500 dibujos y 700 cartas que te descubirán la ya de por sí laberíntica y tortuosa personalidad de este genio de la pintura.

Laberinto de girasoles en el Museo Van Gogh (Ámsterdam)

Laberinto de Horta (España)

El laberinto pertenece a los Jardines de Horta, un espectacular espacio ubicado en el distrito de Horta-Guinardó, en Barcelona. Se trata de un lugar diseñado y construido a caballo entre el siglo XVIII y XIX, por lo que durante su creación fue recogiendo algo de cada uno de los estilos que se sucedieron en ese arco de tiempo. Es esta la razón por la que encontrarás ambientes más neoclásicos y otros que ya son puramente románticos. Aunque estos jardines están repletos de encantos como fuentes, estanques, esculturas, el más conocido es precisamente este laberinto. Visitar este entorno cuesta 2,23 euros, ¡aunque los domingos es gratis! Si te los perdiste en tu anterior visita a la Ciudad Condal, no pasa nada: puedes aprovecharte de la amplia oferta de vuelos baratos a Barcelona desde 30 €.

 

Laberinto de Horta (Barcelona)

Laberinto de Creta (Grecia)

Cerramos la lista con el padre de todos los laberintos: el primer laberinto del que tenemos noticia… y que hoy no existe. El Laberinto del Minotauro, según cuenta el mito, fue construido por el rey Minos quien confinó entre sus muros a un terrible ser mitad hombre mitad toro. Periódicamente aplacaba al monstruo con un puñado de jóvenes hasta que el héroe Teseo lo mató antes de escapar del laberinto gracias al famoso hilo de Ariadna. Se piensa que el laberinto estaba en las inmediaciones del Palacio de Cnossos, una edificación exquisita que nos ha llegado fragmentariamente aunque con un poder de evocación sin igual.

Palacio de Cnossos, en Creta

IMG: iStock; Wikipedia; vangoghmuseum.nl; longleat.co.uk

¡Encuentra con Liligo los mejores vuelos para tu próximo viaje!


Disculpa, no se han encontrado entradas que coincidan con tus criterios de búsqueda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para ti