Bilbao

Bilbao, una ciudad en constante evolución

La capital vizcaína y la villa más grande del País Vasco ha sido conocida como uno de los centros industriales más importantes de la península Ibérica, así como su conocido equipo de fútbol Athletic Club Bilbao. Bilbao acaba de recibir el premio a la Mejor Ciudad Europea 2018, otorgado por The Academy of Urbanism, y no es de extrañar que esta hermosa villa haya recibido este galardón pues ha sabido mantener su cultura única, adaptarse a los cambios y sigue haciéndolo sin parar.

Información práctica

¿Cómo llego a Bilbao?

¡A la villa bilbaína puedes acceder por tierra, mar y aire! Puedes encontrar vuelos baratos a Bilbao y aterrizar en el aeropuerto de Loiu, diseñado por el arquitecto Calatrava, -sí, el mismo del Zubizuri-. Desde el aeropuerto salen varios autobuses que lo conectan con el centro así como con otras localidades vascas.

¿Cómo me muevo por Bilbao?

Aunque siempre puedes alquilar un coche en Bilbao y desplazarte de una manera más cómoda por otros rincones de la geografía vasca, la manera más práctica de hacerlo por la ciudad y alrededores es en transporte público. La capital vizcaína cuenta con varias líneas de autobús, Euskotren (tren regional), tranvía y con uno de los metros más limpios de Europa, que te permitirán acercarte a la costa en pocos minutos y disfrutar de las playas del Cantábrico.

¿Qué ver en Bilbao?

Museo Guggenheim

La construcción e inauguración de este museo fue un boom turístico tanto para la villa como para el resto del País Vasco. El museo de arte contemporáneo, diseñado por Frank Gehry, acaba de cumplir nada más y nada menos que 20 añitos y este acontecimiento se celebró con proyecciones en la titánica fachada. Todo un espectáculo de luz, color y sonido para celebrar el aniversario.20-aniversario-Guggenheim

Casco Viejo

Las Siete Calles o Zazpi Kaleak en Euskara, el corazón donde se formó la villa de Bilbao. Fue el origen del centro comercial donde se encontraban numerosos gremios así como el puerto de la Ría del Nervión. Hoy puedes perderte entre sus calles y callejuelas, disfrutar del ambiente de sus tiendas, restaurantes y bares de pintxos; donde, por supuesto, podrás disfrutar de la exquisita gastronomía vasca. Entre sus calles se albergan también monumentos como la Catedral de Santiago, la de San Antón o  la de San Nicolás, llegando a parar a la Plaza Nueva o al precioso teatro Arriaga.
Consejo: Si entras en algún bar diciendo Aupa!, podrás encontrar amistades para toda la vida.

A post shared by Gaizka (@gaizkaliza) on

Mercado de La Ribera

Ubicado en el Casco Viejo -pegadito a la Ría de Bilbao y a la iglesia de San Antón- se encuentra el mercado de abastos cubierto más grande de Europa. Entre sus muros puedes encontrar pescaderías, carnicerías y fruterías así como puestos con productos artesanos, ordenados en las distintas plantas del edificio. Después de las compras, puedes tomar algo en el bar La Ribera, por supuesto, eligiendo tu pintxo favorito entre su selección. Mercado-La-Ribera

La Basílica de Begoña

Una vez hayamos recorrido las calles del casco viejo bilbaíno, desde la Plaza Unamuno podemos observar una escalinata. Se trata de las calzadas de Mallona: 323 escalones que nos llevarán a visitar a la Amatxu –madre- Begoña. Esta Basílica es un icono importante para muchos bilbaínos y bilbaínas, así como del resto de la provincia. Si te coincide visitarla el 15 de agosto o el 11 de octubre, el día de la Virgen de Begoña, verás mucha gente local acercándose a saludar a la Amatxu, patrona de Bilbao y de Bizkaia.

A post shared by Elena (@elenagupa) on

La Alhóndiga

Su denominación actual es Azkuna Zentroa y se trata de un antiguo almacén de vino, convertido hoy en un espacio de ocio y cultura. En él se albergan salas de cine, biblioteca, gimnasio, piscina así como restaurantes. Se encuentra bastante cerca del centro de la villa y puede ser una buena opción donde pasar la tarde si esta se presenta lluviosa.

A post shared by Shiyao Zhang (@shiyao_o) on

Zubizuri

Su traducción del Euskara quiere decir Puente blanco. Esta pasarela fue diseñada por el arquitecto Calatrava y es otro puente que conecta ambos lados de la Ría de Bilbao y que facilita el acceso al centro desde el paseo Campo de Volantín. La particularidad de este puente es su suelo de cristal, aunque lo verás cubierto por una alfombra antideslizante ya que en la ciudad llueve bastante y sabemos lo que puede pasar… A su lado encontrarás también las torres de la puerta Isozaki, diseñadas por el arquitecto japonés Arata Isozaki. Zubizuri-torres-Isozkai-atea

Artxanda

Para poder disfrutar de una maravillosa panorámica de la ciudad, puedes acercarte al monte Artxanda. Puedes acceder andando, en bus o de una manera manera más particular, en el tradicional funicular. Este lo encontrarás a pocos metros del Campo de Volantín y en pocos minutos podrás disfrutar de la que, sin duda, es una de las mejores vistas de Bilbao.

  A post shared by Nadin (Moscow) (@nadin_frog) on

Fotos: Patricia Ibáñez; /Pixabay /Shutterstock

Deja un comentario