El Magazine del Viajero icon
El Magazine del Viajero
  •   5 min lectura

Acompáñanos en un tour por los baños termales más relajantes e interesantes de todo el mundo.

El turismo wellness es cada vez más demandado. Y es que pocas cosas existen más agradables que relajarnos y desconectar mientras nos sumergimos en aguas colmadas de propiedades curativas. Si además, lo complementamos con enclaves naturales de exepción, la experiencia no puede ser más grata. En este artículo te mostramos algunos de los baños termales más interesantes del mundo. Y, si quieres más propuestas relacionadas, no te pierdas nuestro artículo sobre las mejores ciudades balneario del mundo.

Gellért (Hungría)

Budapest es una ciudad de aguas termales. Varios son los baños en los que puedes relajarte dependiendo del precio que desees gastarte y de los servicios de los que quieras disfrutar. Si visitas la capital del Danubio te aconsejamos que te des un homenaje visitando Gellért. No son las más económicas de la ciudad, pero vale mucho la pena por lo fastuoso de su espacio. Construidas en el siglo XIX, cuentan con varias piscinas de varias temperaturas, saunas secas y húmedas, además de un área para masajes y una piscina exterior con olas artificiales. Es, sin duda, un plan muy grato del que puedes disfrutar desde ya mismo gracias a la gran oferta de vuelos baratos a Budapest desde 53 € con aerolíneas como Wizzair.

Termas Gellért (Budapest)

Yubatake Souan (Japón)

En la localidad de Kusatsu se encuentran estas termas excepcionales. La particularidad que presentan es que ofrecen, además de aguas relajantes y benéficas, alojamiento equipado con todas las comodidades y desayuno incluido. Lo más interesante es el look tradicional de estas termas. En el baño principal un canal de madera conduce el agua hacia la piscina, un mecanismo inspirado en los baños termales tradicionales de Japón.

Yubatake Souan (Japón)

Pamukkale (Turquía)

Declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, estos baños termales son, además de relajantes, una atracción turística. Estos se debe en buena parte a ser resultado de la naturaleza, que caprichosamente ha creado diferentes piscinas en varias alturas. El color blanco del conjunto es igualmente impresionante; también la razón de que Pamukkale signifique «castillo de algodón». Estas termas son, además, un maravilloso mirador natural a la naturaleza circundante.

Pammukale (Turquía)

Ma’in Hot Springs (Jordania)

En Jordania se encuentra este lugar compuesto por, nada más y nada menos, que 63 manantiales de diferentes temperaturas. Las más altas se sitúan entre los 40 y 50 grados. Situadas cerca del Mar Muerto, consta de espacios abiertos al público y otros que pertenecen a hoteles (algunos de ellos de un coste considerable). Además, son de gran belleza dado que el agua caliente procede de la cima de las montañas al fluir por las fisuras producidas en la superficie, por lo que brotan en forma de 3 cascadas.

Baños termales Ma'in Hot Springs (Jordania)

Széchenyi (Budapest)

Volvemos a la capital húngara puesto que estamos hablando de una de las ciudades más sugestivas en lo relativo a los baños termales. No sólo por la calidad de sus aguas sino por la belleza de los edificios que albergan estos baños. Uno de ellos son las termas Széchenyi, un enorme complejo con distintas dependencias y una piscina al descubierto. De hecho, si estás buscando una experiencia diferente, te aconsejamos que estés al tanto de los eventos que en estas termas tienen lugar, porque en ocasiones se celebran sesiones discotequeras que puedes disfrutar mientras te encuentras en remojo. Eso sí, te avisamos que si las quieres visitar en un día normal, te encontrarás una gran masificación y un fuerte componente guiri. Si buscas algo más tranquilo y local, hay otras termas a tu disposición en la misma ciudad.

Budapest

Termas de Los Ríos (Chile)

Chile es un país también rico en termas. Son especialmente recomendables las Termas El Rincón, enclavadas a los pies de los volcanes de Villarrica y Quetrupillan. Unas termas sencillas con 3 pozas naturales y 5 tinajas de madera. Sin embargo, lo más recomendable de estas termas es el entorno natural exuberante en el que se ubican. Y es que pocas cosas mejores hay que relajarse en un baño termal rodeados de cascadas y vegetación frondosa.

Termas El Rincón (Chile)

Strawberry Park Hot Springs (Estados Unidos)

Cambiamos de registro y nos vamos al norte del estado de Colorado, en Estados Unidos. Lo más atractivo de estos baños termales es su inigualable enclave en la naturaleza. De hecho, podrás disfrutar de sus aguas mientras observas el paisaje de montaña que te rodea, así como las encantadoras cabañas tradicionales. El agua tiene varias temperaturas y podrás disfrutar desde aguas templadas a aguas a en torno a 40 grados. Además, es visitable durante todo el año, por lo que puede ser incluso una vuelta de tuerca probar sus saludables aguas mientras te rodea un paisaje nevado.

Strawberry Park en Colorado

Termas de Saturnia (Italia)

Ubicadas en la región italiana de la Toscana, son unas termas naturales compuesta por varias piscinas articuladas de manera escalonada. Sus aguas son sulfúreas y presentan una temperatura constante de 37 grados. Su caudal es notable y también constante: aproximadamente 800 litros por segundo. Además, son absolutamente terapéuticas dada su composición, que incluye azufre, sulfato, carbono y bicarbonato alcalino.

Termas de Saturnia (Italia)

Pozas A Chavasqueira (España)

Incluimos un ejemplo de termas en España, país, por lo demás, no especialmente sobrado de ellas. Pero las que tiene en Orense compensa con creces esa escasez. Las Pozas A Chavasqueira se ubican en uno de los márgenes del río Miño y sus aguas tienen una temperatura de 43 grados. Cuentan además con zonas verdes para tumbarse al sol y descansar. Eso sí, lo más interesante es que son gratis y llegar a ellas es muy fácil: pueden visitarse con transporte público desde el centro mismo de Orense.

Termas la Chavasqueira (Orense)

Laguna Azul (Islandia)

Un balneario geotermal que es una de las atracciones turísticas más populares del país. Se encuentra a sólo 40 km de Reikiavik, por lo que es un plan muy fácil de concretar si vuelas a Islandia. La temperatura de las aguas oscila entre los 37 y los 39 grados y las propiedades del barro, rico en azufre y sílice, posee efectos benéficos sobre la piel. Asimismo, los paisajes circundantes son impresionantes, por lo que constituyen unas muy gratas vistas mientras tomamos un baño.

Laguna Azul (Islandia)

 

IMG: iStock; Wikipedia; termaselrincon.cl; termasourense.com

¡Encuentra con Liligo los mejores vuelos para tu próximo viaje!


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

footer logo
Hecho con para ti