El Magazine del Viajero icon
El Magazine del Viajero
  •   2 min lectura

Algunos lo llaman la última aventura en los cielos, otros el club más exclusivo del mundo. Pero, ¿eres tan atrevido como para formar parte de él? Aquí os dejamos algunos detalles y sugerencias para conseguir tu “regalo” a más de 5.000 pies de altura, curioso cuanto menos…

Pero, ¿qué es el Mile High Club?

Empecemos por el principio, lo más básico. A no ser que la inocencia sea uno de tus puntos fuertes, posiblemente ya sepáis de qué hablamos, pero si queda alguna duda, a buen seguro que el vídeo del final nos puede iluminar… está en inglés, pero a buen seguro que lo entenderéis con unas nociones básicas. Pese a que algunos piensan que un poco de juego es suficiente para formar parte del club, lo cierto es que se debe interpretar la obra completa. Como era de esperar, los “puntos” no serán los mismos si es con alguien que acabas de conocer en el vuelo o alguien con quien viajabas…

¿Qué necesitas?

Bueno, lo primero es reservar un vuelo de largo recorrido, no es fácil “ver” el momento en viajes de corto alcance. Si estabas esperando el momento perfecto para comprar un vuelo a Argentina, quizás este sea tu momento. El segundo paso es algo menos sencillo, bien puede ser tu pareja o bien una persona desconocida hasta el vuelo, para lo que tendrás que usar todos tus poderes de seducción y saber llevar muy bien el juego… o tener mucha suerte.

¿Cómo hacerlo?

Primer paso:

Si te has decidido a hacerlo, espera que el vuelo alcance la altura de crucero y la señal de uso del cinturón de seguridad se desactive. Mantén controlado el servicio más cercano y espera que los pasajeros que viajan cerca estén durmiendo o viendo una película. Espera el momento de menor uso del baño, esto es, ni justo después del despegue o ni antes del aterrizaje, por ejemplo.

Segundo paso:

Cuando lo veas claro, uno debe ir primero al servicio. Dile a tu pareja que espere 5 minutos, y en lo referente a la azafata, espera a que esté justo al otro lado del avión sirviendo bebidas o aperitivos, o bien espera a que haya acabado y se retire de los pasillos.

Tercer paso:

Siendo sinceros, hazlo bien y hazlo rápido, apenas hay tiempo (o espacio…) para juegos previos. Además, nunca se sabe cuando alguien puede necesitar el servicio, lo mismo no quieres encontrarte una cola al otro lado de la puerta cuando salgáis… entrar con sigilo puede ser fácil, salir lo mismo no tanto…

Cuarto paso:

No hay mucho más que decir, a parte que algunos se unen al Mile High Club para presumir mientras otros lo hacen simplemente por la satisfacción personal que esto conlleva. El dueño de Virgin Atlantic, Richard Branson, se unió al club allá por 1969 a la temprana edad de 19… con una mujer casada. Curioso, ¿no?

Nota: con este artículo, liligo.com no alienta de ninguna manera a mantener relaciones sexuales en vuelo, pues esa acción podría derivar en multas o acciones legales, exposición no deseada, vergüenza,… Únete al Mile High Club bajo tu propia responsabilidad teniendo en cuenta los riesgos.

En caso de que pertenezcas al Mile High Club, ¡sería muy interesante conocer algunas historias sobre cómo te uniste! ¿Algún intento con cualquier resultado ?

Img: mp3million

¡Encuentra con Liligo los mejores vuelos para tu próximo viaje!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para ti