El Magazine del Viajero icon
El Magazine del Viajero
  •   6 min lectura

Te mostramos qué ver para sacarle el partido a la hermosa ciudad meridional de Francia.

Montpellier es una ciudad que lo tiene todo, sobre todo si buscas disfrutar del encantador sur de Francia. No en vano es una de las ciudades más visitadas por los propios franceses. Y no nos extraña: su vida vibrante, la calidad de la arquitectura y su cercanía con la costa mediterránea son algunos de los motivos. ¡Pero hay más! Te los descubrimos.

Vuelos baratos a Montpellier

1. La Plaza de la Comedia

La Plaza de la Comedia es el epicentro de la ciudad de Montpellier. Por lo tanto, es el punto de partida ideal para comenzar su recorrido por la ciudad. Puedes llegar allí en 5 minutos desde la estación de tren. En ella se puede observar la Fuente de las Tres Gracias, situada en el centro y construida en el siglo XVIII. Es un punto clave durante el período de verano, dado que allí podrás refrescarte. En la plaza, también se puede observar la Ópera de la  Comedia, el fastuoso edificio que da nombre a la plaza.

Desde la plaza, puedes caminar hacia la explanada bordeada de plataneros y preguntar en la Oficina de Turismo sobre las actividades y festividades que tienen lugar en Montpellier durante su visita. En esta misma explanada, de paso, podrás disfrutar de las numerosas actividades que tienen lugar en verano e invierno.

En las inmediaciones también podrás ver el Corum, el centro de congresos de la ciudad de Montpellier, que también alberga un teatro de la ópera. Aunque de poco interés por su arquitectura, puedes, sin embargo, subir al tejado para disfrutar de una magnífica vista de la ciudad.

Plaza de la Comedia (Montpellier)

2. Centro de la ciudad

El centro de la ciudad de Montpellier es particularmente agradable porque el tráfico de vehículos es muy limitado. Por lo tanto, puedes visitar l’Écusson (apodo del distrito) con total tranquilidad y dejarte atrapar por su singular atmósfera. Es el momento de descubrir la rue de l’Ancien Courrier por ejemplo, caracterizada por una bóveda de mármol blanco.

El centro de la capital del Hérault está lleno de plazas encantadoras y calles estrechas, de gran valor histórico y artístico. Por eso le recomendamos que intente hacer un hueco en su agenda para una visita guiada. ¿No cuentas con un presupuesto muy ampliio? No te preocupes, ¡hay excelentes tours gratuitos disponibles! No te lo pierdas porque vale mucho la pena: entre otras muchas cosas podrás descubrir los secretos de la Iglesia de San Roque o de la Cámara de Comercio.

3. El Arco del Triunfo

De acuerdo, no estás en París o Roma, aunque tendrás a tu disposici un Arco del Triunfo al final de la Rue Foch. Situado frente al Promenade du Peyrou, fue construido bajo el reinado Luis XIV. Si observas bien, podrás ver un mensaje en latín honor del monarca justo debajo de la bandera francesa. Dice así:

Luis el Grande, cuyo reinado duró setenta y dos años, trajo la paz a la tierra y al mar después de haberse separado, contenido y unido a los pueblos aliados en una guerra de cuarenta años.

Para los más interesados en el arte, un dato: este monumento histórico está fuertemente inspirado en la Puerta Saint-Martin de París.

Arco de Triunfo (Montpellier)

4. El paseo Peyrou

El paseo du Peyrou no tiene nada que ver con la Promenade des Anglais. Se trata un parque de dos niveles que ofrece una vista impresionante de Montpellier y sus alrededores. Encontrarás en su centro una estatua de Luis XIV. Si vas al final de la plaza, podrás disfrutar de un acueducto que atraviesa parte de la ciudad de Montpellier.

5. El Jardin des Plantes

¿Te apetece un descanso en la naturaleza después de tanto paseo? No dudes en dar una vuelta por el Jardin des Plantes. Situado a sólo 5 minutos del Promenade du Peyrou, esta zona de 5 hectáreas incluye un invernadero, un jardín inglés y, sobre todo, el famoso árbol de los amantes que servía de buzón para los enamorados que utilizaban su tronco para pasar mensajes. Una pequeña parada verde que recomendamos sin dudarlo.

Jardin des Plantes (Montpellier)

6. Catedral de Montpellier

La catedral de Montpellier es de estilo decididamente gótico y ha sido restaurada periódicamente desde su clasificación como monumento histórico a principios del siglo XX. Si deseas observar sus dos magníficas torres, te aconsejamos que te desplaces a un punto algo elevado de la ciudad. De hecho, la plaza de la catedral no es muy amplia y te será difícil disfrutar de su belleza de cerca.Te prometemos que vale la pena.

7. El distrito de Antigone

Cambiemos completamente el registro con el distrito de Antigone, que comienza una vez cruzamos el centro comercial de Polygon. Notarás el cambio radical en el estilo arquitectónico. ¿Y por qué un cambio tan brusco? La rápida expansión de la ciudad durante los años 50 y 60 empujó al alcalde de la época a emprender la creación de distritos completos, con la colaboración de renombrados arquitectos de la época como Ricardo Bofill. ¡Disfruta de un barrio con un estilo postmoderno único que bien vale un desvío!

Distrito de Antigone (Montpellier)

8. El barrio de Port-Marianne

El distrito de Port-Marianne es el más reciente de la ciudad, un verdadero museo al aire libre de arquitectura moderna. El monumento más emblemático sigue siendo el nuevo ayuntamiento de Montpellier. Te aseguramos que no te dejará indiferente.

9. El Distrito de Bellas Artes

Otro barrio emblemático de la ciudad de Montpellier, el barrio de Bellas Artes, ofrece su identidad única, especialmente gracias a sus pequeñas tiendas, cafés y ambiente familiar. Para los entusiastas del arte callejero, es un área ideal para descubrir verdaderas joyas artísticas.

10. El Castillo de Flaugergues

Aunque la ciudad de Montpellier tiene muchos monumentos y actividades que puedes disfrutar durante su visita, no dudes en salirte de los caminos trillados y aventurarte al castillo de Flaugergues, una joya del siglo XVII. Podrán visitar sus exuberantes jardines, su magnífico interior o disfrutar de una degustación de vinos elaborados con las mejores cosechas de la región.

11. La costa mediterránea

Aunque el mar no sea directamente accesible en Montpellier, se puede llegar sin problemas utilizando los medios de transporte que más te convengan, como el coche, la bicicleta o el tranvía. Muchas playas famosas como Palavas-Les-Flots o La Grande Motte son de fácil acceso. Así, que ¡no lo dudes!

Costa mediterránea (Montpellier)

12. Visitar una cueva

¿Sabías que puedes visitar la cueva de Clamouse, y muchas otras en la zona? Todas ellas son fácilmente accesible desde Montpellier en autobús o a través de la A750. En definitiva una actividad ideal para una estancia familiar en Montpellier.

Visite Montpellier : Ficha práctica

¿Cuándo es el mejor momento para ir a Montpellier?

Con unos encantos fuera de temporada y una metereología benigna, cualquier época del año es conveniente para reservar unos vuelos baratos a Montpellier y ponerse en camino. El clima de la ciudad es mediterráneo, por lo que las temperaturas son bastante suaves durante todo el año. Los períodos más agradables para ir allí son la primavera, el verano y el otoño. En invierno, las temperaturas raramente caen en negativo, pero las lluvias pueden ser más frecuentes.

¿Dónde dormir en Montpellier?

Como en todas las grandes ciudades francesas, tendrás en un hotel o en un albergue juvenil, por ejemplo. La ciudad de Montpellier no es muy grande y podrás recorrerla a pie, en transporte público o en bicicleta sin ningún problema. Entre los distritos disponibles te recomendamos:

  • Port-Marianne, para los amantes de la arquitectura moderna.
  • El distrito de Bellas Artes, para una atmósfera dinámica
  • Aiguelongue, para un paisaje más verde en el centro de la ciudad
  • Arceaux, distrito central pero tranquilo

¿Cómo moverse en Montpellier?

La ciudad de Montpellier tiene una red de transporte muy eficiente y barata. El billete de autobús cuesta, por ejemplo, 1,60 euros y es válido por una hora. También puedes comprar un libro de 10 viajes por sólo 10 euros. Para desplazarse por el centro de Montpellier, lo más recomendable es el tranvía, la forma más fácil de desplazarse. Para viajes más largos, a las playas por ejemplo, hay muchas líneas de autobús. No dude en preguntar a la Oficina de Turismo por la mejor opción para llegar allí.

Si el tiempo lo permite, también puedes utilizar las bicicletas de corta duración (Vélomagg’) que son gestionadas por la TAM (autoridad de transporte de Montpellier).

¿Cómo se alquila un coche en Montpellier?

No vale la pena alquilar un coche para conocer el centro de Montpellier: es una ciudad manejable y en el centro abundan las calles peatonales. No te quedes atascado en los atascos y gastes tu tiempo en encontrar aparcamiento. Por otro lado, si deseas alquilar un coche en Montpellier para explorar la región y sus alrededores, ¡no lo dudes! Son numerosos los encantos que te aguardan.


¡Encuentra con Liligo los mejores vuelos para tu próximo viaje!


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

footer logo
Hecho con para ti