El Magazine del Viajero icon
El Magazine del Viajero
  •   2 min lectura

Recientemente en Barcelona ha habido numerosas protestas de los vecinos contra los apartamentos turísticos ilegales y el incivismo del llamado “turismo de borrachera”. Además, hace unos meses apareció el documental Bye Bye Barcelona, en el que se muestra la difícil relación de la ciudad de Barcelona con su masificado turismo. Por todo esto, hemos decidido preguntarnos, y preguntarte a ti también, querido lector: ¿tiene Barcelona demasiados turistas?

Barcelona es una de las ciudades más visitadas de Europa, junto con Londres, París o Roma… sólo que con un número de habitantes y un tamaño mucho menor. Además, el incremento del número de turistas ha ocurrido en muy poco tiempo: se ha pasado a los 1,7 millones de turistas de 1990, antes de las Olimpiadas, a los 7,5 millones de turistas registrados en 2013.

Su puerto, por ejemplo, actualmente es el más transitado de Europa y del Mediterráneo: permite atracar hasta 7 grandes cruceros de forma simultánea, y en verano puede llegar a desembarcar unos 30 000 turistas diarios. Además, en 2015 será la base del Allure of the Seas, el mayor crucero del mundo, con capacidad para transportar unos 150 000 pasajeros al año.

Gaudílandia

La Sagrada Familia, la inacabada obra cumbre de Antoni Gaudí, recibe más de 3 millones de visitantes al año, lo que la convierte en el monumento más visitado de España. Y no sólo son los visitantes que entran a su interior, sino los que se agolpan en el exterior para contemplarla desde fuera… colapsando las calles del entorno.

El Park Güell, es la otra visita obligatoria para los amantes de Gaudí o para cualquier turista en Barcelona: se calcula que tenía unos 30 000 visitantes diarios, algo totalmente insostenible, antes de que el ayuntamiento lo hiciera de pago (unos 8 € por entrada).

Barcelona
El Park Güell, en Barcelona

“Hoy en día, 8 de cada 10 personas en la Rambla es turista”

La masiva e incontrolada cantidad de turistas que actualmente llegan a Barcelona, hace reflexionar —y enfadar— a los sufridos vecinos, que ven cómo su calle o barrio se ha vuelto completamente inhabitable.

Además, también hay desventajas para los propios turistas: según señala Santiago Tejedor, entrevistado en el vídeo, Barcelona es el cuarto destino que más defrauda a los turistas. (Nosotros nos preguntamos: análogamente al “Síndrome de París”, ¿se comenzará a utilizar “Síndrome de Barcelona” para los sitios que defraudan por demasiado concurridos?).

¿Es sostenible este tipo de turismo? ¿se ha convertido la Ciudad Condal en un parque temático? ¿estamos diciendo adiós —o adéu— a la Barcelona que conocíamos?

¿Tú qué opinas? ¿crees que Barcelona está sobreexplotada turísticamente? ¿qué propondrías para la Ciudad Condal?


¡Encuentra con Liligo los mejores vuelos para tu próximo viaje!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para ti