El Magazine del Viajero icon
El Magazine del Viajero
  •   4 min lectura

Te descubrimos algunas de las pistas de patinaje sobre hielo con los mejores servicios y en las ubicaciones más privilegiadas.

Se acercan las fiestas navideñas y, con ellas, los planes de alguna escapada invernal. En esta temporada muchas ciudades se engalanan con hermosas luces, instalan mercados navideños y organizan eventos en la calle. Algunas de ellas, en donde el frío es más intenso, cuentan además con extraordinarias pistas de hielo. Te mostramos las mejores en este artículo.

Rockefeller Center (Nueva York)

Comenzamos por la pista de hielo urbana por antonomasia: The Rink. Popularizada por la película Solo en casa 2, es uno de los iconos de Nueva York. Y sin duda también uno de los mejores lugares, por su espectacular escenografía, para patinar sobre hielo. El imponente edificio Rockefeller, a cuyos pies se ubica la pista, junto con el enorme árbol de navidad iluminado que adorna este espacio urbano durante las navidades, convertirán tu experiencia en algo inolvidable (además de ser 100% instagrameable). Eso sí, tanta grandiosidad tiene su precio: para patinar en esta pista durante los meses invernales deberás abonar una cantidad que oscila entre los 28$ y los 33$.

Rockefeller Center, en Nueva York

Varósliget (Budapest)

La pista de hielo de Városliget se considera una de las más antiguas del continente. Y, ciertamente, muchos son los días de invierno que ha amenizado a la población de Budapest desde que se inaugurara en 1870. Se ubica en el parque de Városliget, muy próximo a la emblemática Plaza de los Héroes. Rodeada de edificios fastuosos, esta pista de hielo es una de las más espectaculares de Europa, ¡y sólo por 5 €! Además, al ubicarse en un parque repleto de todo tipo de atracciones (baños termales, zoológico, mercadillos, merenderos, bares al aire libre…), no te faltarán actividades para complementar tu sesión de patinaje.

Pista de patinaje sobre hielo en Városliget (Budapest)

Central Park (Nueva York)

Volvemos a Nueva York, ¡pero es que esta ciudad cuenta con algunos de los mejores escenarios para patinar sobre hielo! Y es que no menos emblemático que Rockefeller Center es Central Park. Su espesa vegetación y el telón de rascacielos que lo enmarca convierten a esta pista de patinaje en una de las más estimulantes del mundo. Pero en Nueva York nada es gratis, por lo que si quieres deslizarte en esta pista deberás pagar una entrada que ronda los 12$ de lunes a jueves y 19$ los viernes, sábados, domingos y festivos. Si no quieres perderte esta experiencia, estás de enhorabuena: los meses en los que está abierta (de octubre a marzo) coinciden con la amplia oferta de vuelos baratos a Nueva York desde 192 €.

Pista de hielo en Central Park (Nueva York)

Canal Rideau (Ottawa)

La pista de hielo más grande del mundo se encuentra en la capital canadiense, concretamente en este canal declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Nada más y nada menos que 165.000 metros cuadrados de hielo que son todo un sueño para los amantes del patinaje. Y también para los amantes de otros deportes de invierno: tan grande es que también tienen lugar en esta pista partidos de hockey. Aunque lo mejor de todo es que ¡it’s free!

Canal Rideau (Ottawa)

Kungstradgarden Park (Estocolmo)

El parque Kungstradgarden es uno de los espacios urbanos más bellos de la capital sueca. Su estanque, flanqueado por árboles, la escultura de Karl XII, y los edificios del siglo XVIII y XIX enmarcando el conjunto conforman los escenarios más interesantes para practicar patinaje sobre hielo. Y todo amenizado por la iluminación, la música y puestos para tomarse un buen vino caliente. Aunque, si no son suficientes reclamos, ¿qué tal si te decimos que la entrada cuesta 0 €?

Pista de hielo en el Kungstradgarten Park de Estocolmo

Rathausplatz (Viena)

En pleno centro de Viena, más concretamente en la plaza del Ayuntamiento, se encuentra esta extensa pista de patinaje sobre hielo de aproximadamente 9.000 metros cuadrados. A los pies de su fastuoso ayuntamiento, bellamente iluminado, no sólo se extiende una pista de hielo sino también mercadillos y puestos que recrean las típicas cabañitas alpinas en donde sentarse y tomarse un chocolate o el típico vino caliente. En la Rathausplatz encontrarás también la Sky Rink, una rampa de 120 metros que ofrece la posibilidad de patinar en dos niveles. Eso sí, para disfrutar todos estos servicios es necesario reservar online con antelación.

Pista de hielo en Viena
IMG: Wikipedia; iStock

¡Encuentra con Liligo los mejores vuelos para tu próximo viaje!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para ti