El Magazine del Viajero icon
El Magazine del Viajero
  •   4 min lectura

Los faros, vigilantes y guías que marcan las sendas seguras de las costas, siempre se han visto rodeados por un halo de misterio que evoca una magia especial, como portadores de una vida entre líneas marcadas por la mar, en ocasiones sinuosas, sensuales, en otras agresivas, salvajes… Las lamparas que portan nos muestran el camino, entre lo místico y embrujado, hacia otras dimensiones de este mundo…

No podemos comenzar esta historia sin recordar el primer faro de la historia conocida, levantado allá por el 280 a.c. en la mítica Alejandría, ciudad fundada por Alejandro Magno y que llegó a ser el centro cultural de esta parte del mundo.

Según el sueño relatado en la Odisea, un anciano de blancos cabellos se presentó mientras recitaba un pasaje que repetía hasta la saciedad: “Hay a continuación una isla en el mar turbulento, frente a Egipto, que llaman Pharos…”.

Un concepto que nace entre las neblinas de la leyenda no podía si no más que esconder mil historias, muchas de ellas protagonizadas por los fareros, personajes que debían permanecer aislados semanas, incluso meses, lo que en no pocas ocasiones afectaba a sus facultades psíquicas llevándoles hasta la locura…

Faro de Kjeungskjaer, la noche más oscura

Situado en la soledad que marca el entorno del Círculo Polar Ártico, frente a las costas de Trondheim. Se levanta sobre las gélidas aguas noruegas desde 1880, siendo el hogar durante un siglo de sus guardas y sus familias, quienes crecían y estudiaban sin salir de los firmes muros que los guardaban del empuje helado que gobierna estas tierras y sus aguas…

En este entorno cargado de sensaciones contrapuestas, lugar en el que confluyen la paz y el miedo más profundo, en el que se libra la eterna batalla entre la luz y la oscuridad más absoluta, surgió la inspiración para la novela adolescente “La noche más oscura”. En ella se relata como el antiguo farero visita al presente en sus oscuros sueños, creando una atmósfera aún más profunda y tenebrosa si cabe.

Faro de Kjeungskjaer, © Steve Cadman
Faro de Kjeungskjaer, © Steve Cadman
Faro de Kjeungskjaer, by Florian Seiffert
Faro de Kjeungskjaer, by Florian Seiffert
Faro de Kjeungskjaer, by Florian Seiffert
Faro de Kjeungskjaer, by Florian Seiffert
Faro de Kjeungskjaer, by larskflem
Faro de Kjeungskjaer, by larskflem
Vuelos baratos Noruega

New London Ledge, la solitaria mansión encantada

Esta enigmática mansión la encontramos en la desembocadura del Támesis, en Connecticut, EEUU. Nos da la bienvenida a su isla artificial mostrando un estilo entre renacentista colonial e imperialista francés que la envuelve en un aura de otros tiempos. Sus tres plantas levantadas en ladrillo y granito se perciben embadurnadas de historias pasadas, algunas de ellas hablan de la dureza del aislamiento, otras incluso de fantasmas…

Desde su creación en 1909, los fareros que habitaron sus sorprendentemente lujosas estancias han encontrado cobijo ante huracanes, ante gigantescas olas que alcanzaban hasta el segundo piso, pero siempre sobrevivieron bajo el abrigo salvador de la tercera planta. Sin embargo, lo que no pudieron las fuerzas de la naturaleza, lo consiguió el desamor…

Las historias de fantasmas recorren sus pasillos, los susurros cuentan la leyenda de John Randolph, “Ernie”, quien tras descubrir que su amada esposa había roto su promesa de fidelidad eterna al farero con el capitán de un ferry, cayó en una trágica depresión que le llevó hasta la muerte. Ahora, infinidad de testigos cuentan asustados como la figura errante de un hombre con impermeable, alto y barbudo recorre las dependencias de este enigmático edificio. ¿Su melodía? Un triste silbar que acompaña al viento y las olas…

Faro de New London Ledge, by slack12
Faro de New London Ledge, by slack12
Faro de New London Ledge, © Todd Gipstein
Faro de New London Ledge, © Todd Gipstein
Faro de New London Ledge, © Todd Gipstein
Faro de New London Ledge, © Todd Gipstein
Faro de New London Ledge, © Todd Gipstein
Faro de New London Ledge, © Todd Gipstein
Vuelos baratos EEUU

Nuestro viaje por el poético mundo de los faros continuará con otras historias, otras imágenes, cargadas siempre de leyendas y magia. Mientras tanto, dejad que la luz de sus lentes os orienten en la oscuridad eterna del abismo del marino y la soledad del farero.

 

Fotos flickr: larskflem, MetaChrono, slack12, Florian Seiffert.

 


¡Encuentra con Liligo los mejores vuelos para tu próximo viaje!


4 comentarios to “Mundo mágico: la poética de los faros, I

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para ti