El Magazine del Viajero icon
El Magazine del Viajero
  •   3 min lectura

Estos son los mejores lugares para darse un baño rodeado de naturaleza.

No hay nada como un baño en el mar, aunque ¿habías probado a hacerlo en una piscina natural? España está repleta de estas curiosas formaciones naturales, lugares irrepetibles para darse un chapuzón. Su principal atractivo, además de sus frescas aguas (¡aunque también las hay termales!) es que están rodeadas de paisajes insuperables. Acompáñanos en nuestro recorrido por las mejores piscinas naturales de España.

Gulpiyuri (Asturias)

Comenzamos nuestro recorrido por el norte, una región especialmente generosa en hermosas playas. Todas ellas son de una gran belleza y siempre son un plan para escapar del típico verano mediterráneo y masificado. Sin duda, una de las playas más encantadoras es la de Gulpiyuri, en la costa de Llanes. En ella podremos disfrutar de esta piscina natural, formada gracias al agua que se filtra a través de la roca caliza que bordea la costa. Además, levantando la mirada podremos atisbar ese omnipresente color verde que tan bien caracteriza a Asturias. ¿Cabe imaginar un escenario mejor?

Las Chorreras (Cuenca)

Cococidas como Las Chorreras del río Cabriel, esta piscina natural se ubica en el pueblo conquense de Enguídanos, a 80 km de la capital de la provincia. Se trata de un lugar de excepción, que presenta un especial interés para los apasionados del senderismo. De hecho, puedes llegar a este paraje en una ruta de más o menos 4 horas (paradas incluidas). El itinerario no presenta una gran dificultad y comienza en Enguídanos siguiendo el curso del río. Si lo que quieres es bañarte sin que te salgan muchos callos, no te preocupes: hay servicio de autobuses que te llevarán hasta Las Chorreras sin mayor problema.

Cala de s’Olla (Mallorca)

Mallorca es un lugar mundialmente conocido por la belleza de sus playas. No podía faltar, en este sentido, un buen puñado de piscinas naturales. Una de las más interesantes es la que se ubica en Cala de s’Olla, ubicada en el municipio de Capdepera, en el sureste de la isla. Se trata de una calita pequeña (150 metros de largo y 20 metros de ancho) que, pese a su tamaño, tiene mucho que dar. La piscina natural es también pequeña pero tiene el encanto de ubicarse en un entorno auténticamente salvaje. En esta cala todo son superficies rocosas y escarpadas, por lo que el acceso puede ser en sí mismo una interesante aventura.

Charca de las Mozas (Málaga)

Este es el curioso nombre de esta piscina natural ubicada en la malagueña localidad de Benahavís, la cual saltó a la fama desde que Michelle Obama la visitara. Anécdotas aparte, una visita a la Charca de las Mozas es una opción inigualable si lo que deseas es enfocar tu visita como una ruta senderista. Los paisajes circundantes son espectaculares y vale la pena que los recorras. ¿Hay mejor manera de terminar el paseo con un chapuzón en estas charcas? La principal cuenta con una profundidad de 4 metros, por lo que muchos gustan de zambullirse lanzándose desde las rocas. Una práctica habitual que, sin embargo, requiere de la máxima precaución. Y, ante la duda, mejor entrar mojándose los pies.

Charco de San Lorenzo (Gran Canaria)

Volvemos a la playa, ¿y se puede hacer en un lugar mejor que en las Islas Canarias? La piscina natural que te proponemos ahora se ubica en Moya, al norte de la isla de Gran Canaria. Consta de dos piscinas naturales bastante grandes (de hecho, la más grande presenta 75 metros de largo y 45 de ancho). Lo mejor es que puedes darte un chapuzón en ellas mientras contemplas el Atlántico rodeado de piedra volcánica. Asimismo, cuenta con amplios servicios como duchas, vestuarios, aseos, aparcamientos y restaurantes.

A Chavasqueira (Galicia)

España, esa es la verdad, no destaca por ser un país muy termal, aunque hay maravillosas excepciones. Una de ellas son, sin duda, las termas de Orense, especialmente las conocidas como A Chavasqueira. Orense es una ciudad termal, como bien demuestran sus fuentes llamadas Burgas, que puedes visitar en la misma ciudad. El agua termal también aflora en la ribera del río Miño creando interesantes piscinas naturales en las que relajarse mientras se disfruta de saludables aguas y del siempre exuberante paisaje gallego. Otro aliciente que seguro que no te dejará indiferente: ¡son gratis!

Gola de les Heures (Cataluña)

En la localidad de Santa María de Merlés, en la provincia de Barcelona, se ubica esta hermosa piscina natural que lo tiene prácticamente todo. Y nos referimos a sus extraordinarios paisajes, aunque de entre todo destaca por su espectacularidad el salto de agua que preside esta piscina natural. Te aconsejamos que si quieres visitarla sí o sí reserves tus vuelos baratos a Barcelona pensando en que tu estancia abarque los días de entresemana y no solo el finde: este lugar suele estar muy concurrido los sábados y domingos.

 


¡Encuentra con Liligo los mejores vuelos para tu próximo viaje!


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

footer logo
Hecho con para ti