El Magazine del Viajero icon
El Magazine del Viajero
  •   3 min lectura

¿Te has preguntado alguna vez por qué un avión en dirección a Santorini (Grecia) lleva las estrañas siglas JTR en el lugar del nombre del aeropuerto de destino? ¿O por qué llamamos a todos los aeropuertos mediante combinaciones de tres letras, independientemente de si se trata del complicado nombre del aeropuerto de Ostrava-Leoš Janáče (OSR), o de cualquier otro de tan buen pronunciar como el de Lyon (LYS)? Por descontado que no se trata de una feliz coincidencia… 

La creación de este sistema fue una iniciativa de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), inspirándose en el sistema de letras –en este caso, de dos letras- de que se servía el Servicio de Climatología de los EUA.

Desde 1930, consiste en una combinación de 3 letras establecidas para referirse a las ciudades de una forma corta, cómoda y fácilmente inteligible, una vez ya se conocen los códigos. Las combinaciones se forman sin un procedimiento prefijado, sino que cada ciudad tiene la opción de establecer su código de 3 letras según le convenga, siempre y cuando no escoja una combinación ya existente para otro aeropuerto.

Pantalla del aeropuerto de Dallas Fort-Worth. El sistema de tres letras de la IATA se utiliza a lo largo de todo el mundo para hacer indicaciones en los aeropuertos.

Así, pues, la mayoría de las ciudades usan las primeras letras de sus respectivos nombres para acortar la referencia a sus aeropuertos (como MAD para Madrid, EDI para Edimburgo o ZAG para Zagreb), o bien las siglas de la ciudad donde está ubicado el aeropuerto (por ejemplo BCN para Barcelona, FCO para Fiumicino, CPH para Copenhague o PRG para Praga). En el caso de que las siglas de la ciudad sean tan sólo dos letras, se añade una tercera letra al final, habitualmente una Q o una X (así, GRX es Granada mientras que GRQ corresponde a Groningen), SCQ es Santiago de Compostela y SVQ es Sevilla).

En los billetes de embarque también se suelen indicar los nombres de los aeropuertos mediante los códigos de la IATA. En la fotografía, un pasaje de Múnic (MUC) a Münster/Osnabrück (FMO).

En otras ocasiones se ha preferido partir del nombre del aeropuerto (como en CDG, para París -Charles de Gaulle). Pero los casos más originales son aquellos en que el sistema de 3 letras se ha creado a partir del antiguo nombre de la ciudad, en lo que constituye un homenaje muy honorable a la historia de cada región: así, el aeropuerto de San Sebastián se identifica con las letras EAS en honor a su antigua denominación como Easo, utilizada mientras se mantuvo la creencia de que la ciudad de San Sebastián estaba situada en el emplazamiento de la antigua urbe romana de Oiasso.

Por otro lado, la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), una agencia de la ONU con sede en Canadá y creada para tratar las cuestiones de la aviación civil internacional, establece sus propios códigos, distintos a los de la IATA, mediante un sistema regional que divide el globo terráqueo en distintas regiones, con el fin de proporcionar información geográfica a través de la combinación de siglas. Estos códigos acostumbran a tener más de tres letras y no son utilizados de cara al público o en los aeropuertos convencionales.

Mapa de las regiones del mundo clasificadas de acuerdo con la primera letra del código de aeropuerto de la OACI.
Fotos: Wikipedia

¡Encuentra con Liligo los mejores vuelos para tu próximo viaje!


2 comentarios to “¿Por qué se nombra a las ciudades con códigos de 3 letras?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para ti