El Magazine del Viajero icon
El Magazine del Viajero
  •   5 min lectura

En este artículo te mostramos todo lo que hay que visitar en una de las ciudades europeas de más rancio abolengo: Estrasburgo.

Estrasburgo es la ciudad más importante de Alsacia, una de las regiones con más personalidad de Francia. A caballo entre la herencia germánica y francesa, Estrasburgo se erige como una ciudad vibrante, repleta de encantos monumentales, históricos y paisajísticos. De hecho, tan encantadoras son sus calles tradicionales y pintorescas, que La Bella y la Bestia de Disney se basó en las localidades alsacianas para ambientar su película. ¡Empezamos!

1. La Catedral de Notre-Dame en Estrasburgo

Sin duda el monumento más emblemático de la ciudad de Estrasburgo: la catedral de Notre-Dame. Nada más y nada menos que 135 metros de altura, una circunstancia que hizo de este templo uno de los monumentos más altos del mundo durante siglos. Con un estilo decididamente gótico, es, de hecho uno de las catedrales en este estilo más importantes de Europa. Te aconsejamos que lo observes desde el exterior, especialmente por su impresionante fachada; pero también desde el interior, donde podrás disfrutar del esplendor gótico y de su extraordinario reloj astronómico. Si vas en verano, además, podrás disfrutar de las impresionantes iluminaciones de la fachada de la catedral.

Por último, le recomendamos que te des un salto al tejado (¡más de 300 escalones, ya estás avisado!), que te permitirá disfrutar de una vistas impresionantes.

2. La Grande Île

La Grande Île es el nombre que se le da al corazón del centro de la ciudad de Estrasburgo. Probablemente no se te pase inadvertida cuando vayas a dar un paseo por este distrito, dado que la arquitectura es magnífica, con muchos edificios inspirados en el estilo del otro lado del Rin (es decir, germánicos). Todo el distrito está declarado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, así que… ¡poco más que añadir!

Podrás disfrutar de este barrio con total tranquilidad porque la gran mayoría de las calles son peatonales. Algunas recomendaciones: la Rue des Juifs, la Place Gutenberg o la Place des Tripiers. Lo mejor que se puede hacer es caminar por la isla de arriba a abajo para descubrir cada rincón.

View this post on Instagram

Du pont du Faisan au pont Saint-Martin (2/2), les couleurs nous suivent partout… 🏞🚣‍♂️⛴💧🏘⛲🌷🏡🌻💒🚶‍♂️🏠🎨🍭🥀🏛🌳🌿🐞🌺🌱☀️🌡😎🍂⚘🍁💐🦋🌼🍀🌹🍃🐝🌞☘🇫🇷 – #strasbourgcentre #pontsaintmartin #pontdufaisan #petitefrance #petitefrancestrasbourg #grandeîlestrasbourg #eurometropole #eurometropolestrasbourg #Strasbourg #visitstrasbourg #TopStrasbourgPhoto #igersstrasbourg #hoplagram #CD67 #basrhin #aucoeurdu67 #alsace #VisitAlsace #AlsaceMyLove #welovealsace #discoveralsace #igersgrandest #coupdecoeurgrandest #defigrandest #igers_grandest #tourismingrandest #grandest_focus_on #grandestnotreregion #mongrandest #withGalaxy

A post shared by U GIRANDULÒ 🏕 (@pierrefelix_vautrin) on

3. Le petite France

Esta es la zona más famosa y por lo tanto la más turística de la Grande Île, pero aún así te recomendamos que la visites. Allí podrás disfrutar de innumerables casas con entramados de madera (las que verás en las fotos típicas de Estrasburgo), los tradicionales techos a dos aguas de fuerte pendiente y calles empedradas. En resumen, un encanto casi subyugador. Nuestro consejo: date un salto a esta pequeña Francia en por la mañana temprano o por la noche para disfrutar de la atmósfera tranquila en un ambiente de postal.

4. Recorrido en barco

Una opción alternativa para descubrir Estrasburgo: el barco. A bordo de una de estas embarcaciones podrás distintos canales que atraviesan la ciudad. Un aire de Amsterdam después de todo y… ¡poco que envidiar a la capital holandesa!

5. La presa de Vauban

La presa de Vauban, también llamada Grande Écluse de fortification es un puente de esclusa del siglo XVII, desde el que se puede disfrutar de una vista impresionante de la ciudad de Estrasburgo. La entrada es libre y todo lo que tienes que hacer es subir a la parte superior para disfrutarla. Durante el verano tienen lugar proyecciones de mapping, por lo que el espectáculo que se proyecta allí es a menudo uno de los más impresionantes de la ciudad.

 

6. El distrito de Neustadt

El distrito de Neustadt, cuyo nombre significa «Ciudad Nueva», debe su nombre e inspiración arquitectónica al hecho de que su construcción tuvo lugar cuando Estrasburgo era todavía alemana. Aquí se pueden ver muchos edificios públicos de gran prestancia como la Prefectura, el Palacio del Rin y la Oficina de Correos. También encontrarás el Jardín Botánico de la Universidad de Estrasburgo, donde podrás tomarte una relajante pausa durante tu visita a la capital alsaciana.

7. Le parc de l’Orangerie

El Parc de l’Orangerie, situado al noreste de Estrasburgo, es una opción ideal si deseas visitar la ciudad en familia. De hecho, el parque tiene muchas actividades adaptadas a los más jóvenes, como paseos en barco alrededor del lago e incluso un zoológico. Además, podrás también disfrutar de la vista de las numerosas cigüeñas que habitan este espacio tan singular. En definitiva, una visita siempre recomendable para un descanso relajante o simplemente para ver las muchas familias de árboles y plantas.

8. El barrio europeo

Estrasburgo es una ciudad europea por derecho propio dado que comparte el estatus de capital europea con Bruselas. De hecho, como ya sabrás, Estrasburgo es la sede de la Corte Europea de Derechos Humanos. Este barrio institucional se ubica un poco a trasmano del centro, por lo que lo más recomendable es desplazarse allí en transporte público o en barco, aunque es posible ir a pie (un plan perfecto si dispones de tiempo).

En definitiva, si te interesa la historia europea, te recomendamos que haga una visita guiada, ya que aunque algunos de los edificios tienen un diseño digno de ser contemplado; además, la información disponible en cada itinerario permite descubrir a fondo la historia de la construcción de la Unión Europea.

9. Las Terrazas y la Hora Feliz

Un plan que no puedes dejar pasar es tomarte una copa en una de las muchas terrazas que puede encontrar en Estrasburgo y especialmente en la Grande Île. Aprovecha y degusta las numerosas cervezas que se ofrecen (la mayoría de los bares ofrecen una Happy Hour) así como el famoso flammkuchen que se ofrecerá como acompañamiento, aunque este plato típico es en sí mismo una comida. De hecho se compone de una base de pan con cebolla cruda, panceta y nata fresca. ¡Más que una tapa es un tapón!

10. El mercado de Navidad de Estrasburgo

Guardamos lo mejor para el final. Estrasburgo es conocida en toda Francia por su mercado de Navidad, una distinción, por cierto, que comparte con otras localidades de Alsacia. Así que si tienes la oportunidad de venir durante el mes de diciembre: ¡adelante! La influencia alemana obliga: la tradición es mucho más fuerte que en otras regiones francesas y la experiencia es única. Tendrás a tu disposición numerosas especialidades locales y eventos de los que disfrutar.

Visitar Estrasburgo: ficha práctica

¿Cuándo es el mejor momento para ir a Estrasburgo?

Dependiendo de tus planes, podemos recomendar dos momentos del año diferentes:

  • Si deseas ver el mercado de Navidad, obviamente tendrás que reservar unos vuelos baratos a Estrasburgo para viajar en el mes de diciembre.
  • Si no te interesa tanto el anterior plan, lo mejor es visitar Estrasburgo entre los meses de mayo y septiembre. El sol y el buen tiempo harán tu estancia mucho más agradable.

¿Dónde dormir en Estrasburgo?

Tanto si decides alojarte en un hotel de Estrasburgo como si eliges otra alternativa, tendrás que elegir una zona específica. Aunque la ciudad de Estrasburgo no es muy grande, recomendamos lo siguiente:

  • Centro (Petite France / Grande île): ideal si tienes la oportunidad, aunque es obviamente la zona más cara.
  • Krutenau: también es una excelente alternativa ya que estarás a pocos minutos del centro de la ciudad.
  • Orangery / Robertsau: un poco más residencial y menos auténtico, pero estarás a unos minutos del parque de los naranjos y los precios serán más razonables.

¿Cómo moverse por Estrasburgo?

Para visitar el centro de la ciudad de Estrasburgo, lo más recoendable es un paseo a pie para que puedas disfrutar de las diferentes callejuelas, plazas y curiosidades que ofrece el centro de la ciudad. Si aún así decides tomar el transporte público en el centro o para viajes más largos, ten en cuenta que un billete sencillo cuesta 1,80 euros (2 euros directamente a bordo) o 14,10 euros para un billete de 10.

Por último, debes saber que Estrasburgo se presta muy bien al uso de la bicicleta gracias a sus numerosos carriles bici; de hecho, tienes el servicio municipal de alquiler de corta duración «Vélhop». Ideal para ir al barrio europeo o para pedalear por el parque de los naranjos.

Eso sí: si te decides por la bici, presta especial cuidado a algunas calles del centro: son tan estrechas, empedradas y angostas que podrían complicar tu trayecto.

Alquilar un coche en Estrasburgo

Desaconsejamos el alquiler de un coche para visitar el centro de la ciudad de Estrasburgo, ya que muchas calles son peatonales y están pavimentadas. No te quedes bloqueado en los atascos y tardes una eternidad en encontrar aparcamiento. Por otro lado, si desea alquilar un coche en Estrasburgo para explorar la región y sus alrededores, repletos de encantos como la localidad de Colmar, ¡no lo dudes!


¡Encuentra con Liligo los mejores vuelos para tu próximo viaje!


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para ti