El Magazine del Viajero icon
El Magazine del Viajero
  •   5 min lectura

Irlanda es un destino al alcance de todos los españoles, con buenas conexiones entre las principales ciudades irlandesas con distintos puntos de España. Si estás pensando en visitar su capital, aquí te proponemos un buen plan pasar un fin de semana en Dublín.

Dublín es una ciudad histórica y a la vez contemporánea, con una gran vida cultural, con modernas universidades y múltiples centros artísticos. Además, es la ciudad más poblada del país, y su principal centro administrativo, donde se concentra la mayor parte de su economía y su tejido industrial.

Los atractivos de Dublín son innumerables, pero hemos conseguido desarrollar un programa de 3 días que te permitirá ver todos los sitios que hay que ver si visitas esta ciudad.

Día 1: Visita a pie por el centro histórico de Dublín. ¿Qué ver?

City Hall: construido entre 1769 y 1779, inicialmente cumplía la función de Royal Exchange. Es un edificio de estilo corintio con tres frentes de piedra traída de Portland. Desde 1852 ha sido utilizado como centro de gobierno municipal. El interior es muy curioso ya que está diseñado como un círculo dentro de un cuadrado.  Vale la pena ver en su interior una serie de artículos históricos para los ciudadanos de Dublín, entre ellos la espada de la ciudad.

– Castillo de Dublín: construido entre 1208 y 1220, este complejo es uno de las pocos edificios que sobreviven de la antigua arquitectura de la ciudad. Aquí se concentró el centro del poder inglés en Irlanda durante más de 700 siglos hasta la consecución del estado libre de Irlanda en 1922. Dentro de este edificio se pueden ver los distintos departamentos de estado de la época y las antiguas residencias de los virreyes ingleses.Dublín

Christ Church Cathedral: situada en un terreno elevado de la zona antigua de la ciudad, es uno de los edificios históricos más importantes de todo Dublín. Fue construida en 1038 primero en madera y luego reconstruida en piedra en 1171.

Wood Quay: este lugar fue el emplazamiento oficial del gobierno vikingo durante su ocupación. Vale la pena ver las ruinas del antiguo muelle de Dublín del siglo IX.

Otros sitios para visitar en el casco histórico: Cornmarket, The Brazen Head, St. Patrick Cathedral, Dublin Civic Museum o St. Stephen Green.

Por la noche: en la zona de Temple Bar, junto al río Liffey, encontrarás distintos tipos de bares, restaurantes y discotecas donde descubrir el ambiente nocturno de Dublín.

Día 2: Visita a Dalkey (medio día)

Dalkey es un pueblo costero ubicado en los suburbios de Dublín, a unos 13 kilómetros del centro. Se puede llegar hasta allí mediante un tren de cercanías que tienen una frecuencia de entre 10 y 15 minutos. El trayecto tiene una duración de 25 minutos, así que es una buena idea para una visita de un día, sobre todo en verano.

Aquí se puede visitar The Village, las calles céntricas de la ciudad, muy cercanas a la estación de tren. En la calle Castle St. se pueden encontrar muy buenos restaurantes para comer, además de pubs donde tomar un café o una buena pinta. Bajando por esta calle se llegar hasta el castillo y el centro del pueblo, y si continúas bajando hay otros siete castillos, situados en las afueras de la ciudad.

cabras

La costa es uno de los destinos obligatorios para visitar. La Coliemore Road, la principal vía costera de Dalkey es de lo más relajante, sobre todo al ponerse el sol: caminar por aquí en verano es toda una experiencia. Se puede pasear también por el pequeño puerto de Coliemore, que en su día fue uno de los más importantes de Dublín. Desde este puerto se realizan paseos en barcos hasta la isla Dalkey, una isla deshabitada pero de mucha importancia histórica ya que fue utilizada para defender Dublín de las tropas francesas. La isla es ideal para tumbarse en la hierba a pasar un día de campo con vistas al mar.

Por la noche: de vuelta a Dublín en el segundo día, y si aún hay fuerzas para salir por la noche, puedes visitar los distintos restaurantes, bares y clubes nocturnos de la zona de Merrion Square. Allí hay decenas de bares, restaurantes y discotecas con mucho ambiente.

Día 3: Visita a la Guinness Storehouse

cervezaLa Guinness Factory, la fábrica de la archiconocida cerveza Guinness organiza visitas guiadas por sus instalaciones. El precio de la entrada es de 16,5 € para los adultos y 13 para estudiantes, con de descuentos para familias con hijos. La fábrica está ubicada cerca del centro de Dublín, por lo que se puede llegar andando.

El horario es de 9:30 a 17:00, y la visita dura alrededor de una media hora. Una vez allí se pueden probar diferentes tipos de esta cerveza negra o quedarse a comer algo en el restaurante.

Se puede completar el día visitando la zona de O’Connell Street, cerca del centro de Dublín. Aquí hay muchas cosas para ver como  Wolfe Tone Park o la Hug Lane Municipal Gallery of Modern Art.

Algunos consejos para preparar tu viaje:

  • El tiempo en Dublín: en verano suele hacer buen tiempo, pero a veces llueve, por lo que es conveniente llevar impermeable delgado. En invierno las lluvias son más intensas, por lo que el mejor período para ir es entre abril y octubre.
  • Transporte desde el aeropuerto: desde el aeropuerto hay autobuses hasta el centro, en concreto, el 16A o el 746, que cuestan 2,2 €. Si prefieres el taxi, la tarifa hasta el centro puede costar alrededor de 40 €.
  • Dónde alojarse: la oferta de hoteles en Dublín es muy amplia: hay cientos de hoteles, hostales y apartamentos donde dormir, con opciones para todos los presupuestos y en todas las zonas de la ciudad.
  • Alquiler de bicicletas: hay muchos sitios donde alquilar una bicicleta los siete días de la semana. Es una gran opción ya que hay varias rutas turísticas para hacer en bici (pregunta en las oficinas de turismo). En el centro, el precio es de 20 € por día y 80 € por una semana.
  • Cómo moverse: la compañía de autobuses Bus Éireann opera en todo el sureste de Irlanda, con múltiples líneas. Si eres más aficionado al ferrocarril, tienes también la compañía de trenes irlandesa.
  • The Dublin Pass: esta una tarjeta de descuento es ideal para personas que visitan la ciudad por el fin de semana. Dura 72 horas e incluye transporte gratuito desde y hacia el aeropuerto, billete para los buses urbanos de la ciudad y entradas gratuitas a muchísimos museos e iglesias, además de descuentos para otras atracciones de la ciudad. El precio para adultos es de 24,5 € y para los niños de 9 €.
  • Cómo ir a Dublín desde España: Puedes encontrar numerosas ofertas de vuelos baratos a Dublín utilizando nuestro buscador: Ryanair, Aer Lingus o Iberia ofrecen vuelos directos desde España.
  • ¿Cuándo ir a Dublín? aparte de durante la fiesta de San Patricio (Irlanda es uno de los destinos ineludibles donde viajar en marzo), es bueno ir durante la primavera y el verano, cuando hay mayores probabilidades de tener buen tiempo.

Dublín

¿Deseando visitar Dublín? Suscríbete a nuestra alerta de precios y estarás informado de las mejores ofertas.

¿Ya has estado en Dublín? ¡Cuéntanos tu experiencia!

Foto: John Fahy

¡Encuentra con Liligo los mejores vuelos para tu próximo viaje!


3 comentarios to “Tips para visitar Dublín en un fin de semana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para ti