El Magazine del Viajero icon
El Magazine del Viajero
  •   6 min lectura

¿Planeas visitar La Habana? Te descubrimos qué cosas ver y hacer para sacarle todo el jugo posible a la ciudad caribeña por antonomasia.

Para muchos, La Habana sigue siendo hoy el símbolo del Caribe. Sus playas y clima privilegiado, así como la exuberancia de sus gentes y su música han sido siempre atractivos muy apreciados. De hecho, la capital de Cuba acostumbra a ser uno de los destinos favoritos de los españoles para volar fuera de Europa.

Los colores de La Habana

Te proponemos un itinerario por la cultura e historia cubana a través de sus cinco plazas más representativas. Las cuatro primeras se insertan dentro de lo que se conoce como Habana Vieja, es decir, la parte histórica y colonial. Será un buen recorrido en el que verás lo que hay que ver, al mismo tiempo que te imbuyes de la historia cubana. Empezamos.

La Plaza de la Catedral

Durante siglos el centro religioso de la ciudad. De entre esta arquitectura destaca, como no puede ser de otro modo, la Catedral de La Habana. Este monumento encara la Plaza de la Catedral, un espacio con soportales y terrazas en los que poder tomar algo mientras contemplamos esta maravilla del barroco colonial.

La Habana

La Plaza de Armas

El centro militar de la Habana Vieja. Espacio típico en muchas ciudades de la antigua América española, esta plaza fue construida en 1519 y sirvió de entorno a la primera iglesia de La Habana. A finales del siglo XVI recibió el nombre de Plaza de Armas, dado que comenzó a acoger paradas y ejercicios militares. Hoy, como puedes ver, es uno de los centros turísticos de la ciudad y un espacio repleto de encanto gracias a su concurrido y famoso mercado de libros viejos. Una vez allí tampoco te puedes perder el espectacular Palacio de los Capitanes Generales.

Plaza de Armas de La Habana

La Plaza Vieja

Aunque planeada en sus inicios como un espacio de funciones militares, poco a poco fue convirtiéndose en el un centro comercial y mercantil de La Habana. Constituye un área muy concurrida e interesante de visitar si lo que quieres es sentir la vida popular de la ciudad. El colorido de sus fachadas y la belleza de la arquitectura colonial son sólo dos de los atractivos que ofrece.

Plaza Vieja de La Habana

Plaza de San Francisco de Asís

En un principio fue el centro comercial de La Habana, dada su proximidad con el puerto donde atracaban los galeones españoles. Más tarde este centro se trasladó el mercado a la Plaza Vieja, dejando a esta plaza la tranquilidad propia del convento que la preside. Se trata de una plaza de gran interés dada la variedad de estilos artísticos que incluye. Desde el barroco colonial de la Iglesia y convento de San Francisco de Asís al neoclasicismo de la Lonja del Comercio y la bellísima Fuente de los Leones.

Plaza de San Francisco de Asís en La Habana

Plaza de la Revolución

Símbolo absoluto de la Cuba más moderna y una de las plazas más grandes del mundo. Un lugar que para muchos apasionados de la historia y nostálgicos justifica por sí solo el reservar unos vuelos a La Habana. Se trata de un espacio urbano de gran valor icónico debido al retrato de dos de los más admirados artífices de la revolución cubana: Che Guevara y Camilo Cienfuegos. Aunque esta plaza es conocida sobre todo por el primero, también alberga el monumento a José Martí, líder de la emancipación cubana.

Plaza de la Revolución La Habana

Por cierto, si eres un apasionado de la historia y te interesa particularmente la figura del Che Guevara, puedes visitar su interesante Mausoleo. No está ubicado en La Habana, sino en Santa Clara, una localidad a sólo 3 horas en coche de la capital. Es, sin duda, una gran idea para una escapada.

Mausoleo del Che Guevara, en Santa Clara (Cuba)

Volviendo a La Habana, una de las cosas más apasionantes que puedes hacer allí, una vez visto lo-que-hay-que-ver, es perderse. Encontrarás las típicas callejas de colores, algunas -muchas- con detalles de franca decadencia. Sin embargo, hallarás en todas ellas ese toque auténtico y personalísimo que hace de La Habana una de las ciudades más fascinantes de América.

Calleja de La Habana

Y tampoco puedes perderte La Habana más peripuesta, es decir, la más elegante y oficial. Un buen ejemplo sería el Capitolio de La Habana, inspirado, como salta a la vista, en el norteamericano. Asimismo otros edificios como el Museo de la Revolución pertenecen a esa Habana más clasicista que atesora también gran atractivo.

La Habana - parque central

Y, cómo no, el Malecón

Uno de los espacios emblemáticos de la ciudad. Se trata de una largo muro y avenida construido con la función de detener el agua. Hoy es uno de los lugares más fotografiados y recordados de Cuba. A lo largo de sus 8 kilómetros puedes ver la Cuba más popular, con sus gentes sentadas al fresco y hablando, aunque también la más glamurosa y, por qué no decirlo, la más golfa. Todo cabe en el Malecón; es la vida de La Habana sin filtros.

El Malecón de La Habana

Los sabores de La Habana

La Habana es conocida por sus colores, pero también por sus sabores. ¿Quién no conoce su ron, los puros o su arroz a la cubana? Te descubrimos ahora algunos de los sitios donde podrás encontrar aquellos sabores que más caracterizan a la isla caribeña.

Los puros

Una interesante visita puede ser la Real Fábrica de Tabacos Partagás, una de las fábricas más antiguas, fundada en 1845. Es una fábrica todavía en activo que emplea a 500 personas. Existen visitas guiadas gracias a las que podrás asistir al proceso de fabricación de los famosos puros cubanos.

Fábrica de Tabacos de La Habana

El ron

El ron cubano es célebre por derecho propio. ¿Qué sería de los mojitos y los daiquiris sin él? La fama procede de una larga tradición de fabricación, la cual puedes ver resumida en el Museo del Ron, en la Plaza de San Francisco de Asís. Además, podrás complementar tu visita con un buen lingotazo en su bar-restaurante.

Museo del Ron de La Habana

Los mojitos de la Bodeguita del Medio

Un clásico de La Habana. Lugar célebre por sus mojitos y también por haber tenido a un insigne asiduo: Ernest Hemingway. La Bodeguita del Medio sigue siendo uno de los lugares emblemáticos de la ciudad, por lo que vale la pena ir para imbuirse del ambiente. Por cierto, si te interesa seguir los pasos del escritor norteamericano, déjate caer por otro de los locales en los que era  buen cliente y mejor bebedor: La Floridita.

La Bodeguita del Medio en La Habana

La ropa vieja

El nombre tiene poco glamour pero se trata de un plato delicioso. No tan célebre como el arroz a la cubana es, sin embargo, una muestra de la extraordinaria gastronomía cubana. Se trata de carne de ternera con diversos pimientos, cebolla y especias. El nombre de «ropa vieja» viene del particular corte con el que se sirve la carne. Avisamos: probablemente quieras repetir.

Ropa Vieja, plato típico de Cuba

Los sonidos La Habana

La Habana baila con varios ritmos: el danzón, el mambo, la guajira, la rumba, la guaracha… No en vano es Cuba un país muy musical que ha dado grandes intérpretes como Chucho Valdés, Segundo Compay o Celia Cruz. Esta herencia musical todavía vibra a lo largo de sus calles, por lo que puede ser una buena idea dejarse caer por locales en donde ofrezcan música en directo.

La vida nocturna de La Habana es muy amplia. Hay locales de música para todos los gustos. Algunos de los lugares más frecuentados son el Cabaret Tropicana, el Habana Café y el Jazz Café. Eso sí, son lugares muy turísticos; si lo que buscas es la Cuba más local, siempre puedes dejarte caer por otros locales menos conocidos que podrás ver a lo largo del Malecón.

Y, si te has quedado con ganas de más, te aconsejamos que eches un ojo a este artículo sobre maneras de disfrutar de La Habana gratis.

¿Pensando en viajar a La Habana? Suscríbete a nuestra alerta de precios y estarás al tanto de las mejores ofertas.

IMG: Catedral de la Habana, por Byron Howes/Flicrk; Plaza de Armas, por jipe7/Flickr; Plaza Vieja, por Guillaume Baviere/Flickr; Plaza de San Francisco de Asís, por Kurt Bauschardt/Flickr; Plaza de la Revolución, por Guillaume Baviere/Flickr; Calleja de La Habana, por Matias Garabedian/Flickr; Fábrica de Tabacos/visitarcuba.com; La Bodeguita del Medio,  por Ben Kucinski/Flickr; Ropa Vieja, por Rinaldo Wurtglitsch/Flickr; Mausoleo Che Guevara/Wikipedia.

¡Encuentra con Liligo los mejores vuelos para tu próximo viaje!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para ti