El Magazine del Viajero icon
El Magazine del Viajero
  •   2 min lectura

Sin muchos rodeos: Lisboa es una de las ciudades más atractivas de Europa y una de las más agradables, tanto para visitarla como para vivir en ella. Es resultados de un mestizaje perfecto entre tradición y modernidad, entre lo antiguo y lo nuevo, como dos caras de una misma moneda. Cuenta con el encanto del viejo mundo y el dinamismo del nuevo, lo que hace que tenga innumerables atractivos. Desde aquí vamos a destacar solo 5, pero son muchos más…

Los atractivos con los que cuenta Lisboa son infinitos, más aún si tenemos en cuenta su entorno. La historia, la naturaleza y los matices culturales están presentes en cada uno de sus rincones… pese a todo, desde aquí destacaremos tan solo 5 de estas muchas claves para entender la ciudad.

Torre de Belém

Uno de esos elementos que no podemos dejar pasar, esta torre es un buen ejemplo del gótico tardío. La encontramos junto al río Tajo, en la margen derecha. Es el punto en el que los exploradores y navegantes como Magallanes y Vasco de Gama partieron en sus expediciones hacia el Nuevo Mundo.

Monasterio de los Jerónimos

En el mismo barrio que la Torre de Belém, al oeste de la ciudad, con lo que podemos llegar fácilmente a pie. Se trata de un edificio impresionante de estilo gótico… En su interior podemos visitar la tumba de Vasco de Gama y Luís Vaz de Camoes. ¿Qué quién? Pues posiblemente el mayor poeta portugués, autor de “Os Lusíadas” en el 1572.

Pastéis de Nata

Uno de los postres más típicos de la cocina portuguesa, la enciclopedia on-line Wikipedia lo define como sigue: “tortitas de crema, de unos 8 centímetros de diámetro, elaboradas según una receta secreta que no ha sido desvelada en casi doscientos años y que, supuestamente, sólo tres personas conocen en el planeta…”. Según el diario The Guardian, se trata de una de las 50 especialidades más importantes del mundo. El lugar perfecto para degustarlo es la «Belém Antiga Confeitaria».

Barrio de Alfama

Una vez tengamos el estomago lleno, llega el momento de continuar nuestro paseo. Subimos al bus y nos dirigimos a la parte más antigua de la ciudad, el barrio de Alfama. “Alfa maa”, en árabe “las miles de fuentes”. Al estilo de un pequeño pueblo, tanto por carácter como por entorno, es uno de los barrios más agradables e interesantes de la ciudad.

Fado

Y mientras paseamos por las estrechas y empinadas calles de Alfama, cuando cae la noche, el barrio brilla con luz propia. Los bares y restaurantes son abundantes, lo que hace de este uno de los mejores lugares para disfrutar de un buen fado. Se trata de la música tradicional portuguesa, cargada de melancolía y contando historias sobre amor insatisfecho, saudade, nostalgia, exilio,… Hablamos de los mismos lugares en los que Cesaria Évora perfeccionó su arte… Es el alma pura del corazón portugués.

Y pese a que esto es lo que destacamos, Lisboa cuenta con muchos otros atractivos, casos del Castillo de San Jorge, la degustación de los vinos portugueses, lo viejos tranvías… ¿te animas a volar a Lisboa?

Fotos: El mal de ojo, Alotor, rimasi, zak mc, Ken y Nyetta, Veronique Debord, mu foo, wippetywu, Elefante efervescente, pedrosimoes7,Luca Setti / cc Flickr.

¡Encuentra con Liligo los mejores vuelos para tu próximo viaje!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para ti