El Magazine del Viajero icon
El Magazine del Viajero
  •   5 min lectura

Adéntrate en la fascinante región de Aquitania visitando una localidad que no tiene desperdicio: Arcachón.

¿Te apetece conocer Aquitania? Una región francesa meridional, que todavía conserva cierto regusto tradicional y auténtico. Un lugar único que se ve amenizado por unos paisajes impresionantes, así como por hermosas costas. ¡Descubre las cosas que ver y hacer en esta estación balnearia que se asoma al Atlántico!

1. La Duna de Pilat

¡Una visita obligatoria durante su estancia en Arcachon! Esta formación cuenta con 100 metros de altura, una característica que la convierte en la décima duna más alta del mundo. Sin embargo, no te preocupes: puedes subirla usando la escalera si no te apetece atravesar la arena.

Desde su cumbre, se puede disfrutar de una vista impresionante de la cuenca de Arcachón. ¡Nada más y nada menos que vistas de 360 grados del mar y la vegetación! Un consejo para lo más románticos, no dudéis en ir allí al final del día para disfrutar de una puesta de sol como ninguna otra.

Duna de Arcachón

2. La Isla de los Pájaros

Situada en el corazón de la cuenca de Arcachón, esta pequeña isla es reconocible gracias a sus dos cabañas tchanquées.. Antiguamente usada como lugar de pastoreo, hoy en día es un lugar de gran poder evocador y de gran valor paisajístico. Y, como su propio nombre indica, es un paraje especialmente indicado para los aficionados a la ornitología o para todos aquellos que, simplemente, disfruten observando pájaros.

3. La Ciudad de Invierno

Lejos de la costa se encuentra este elegante barrio encaramado sobre las dunas. Allí podrás disfrutar de muchas villas construidas en el siglo XIX, cuya arquitectura contrasta con la del resto de la localidad. Además de la arquitectura, podrás descubrir sus parques y gozar las vistas desde el observatorio de Sainte-Cécile. Por cierto, no muy lejos de allí se encuentran también la ciudad de verano (el centro de la ciudad), la ciudad de primavera (zona residencial) y la ciudad de otoño (zona portuaria).

4. El Faro y Cap Ferret

Si visitas esta localidad aquitana, no puedes dejar pasar una excursión a  Cap Ferret, a donde se puede llegar en barco o en bicicleta. El faro es visible desde casi toda la localidad. Si te animas a subir sus 258 escalones, en la cima disfrutarás de una vista panorámica irrepetible. En el interior del faro, por cierto, también podrás realizar una visita educativa sobre la evolución de la cartografía marina.

Ahora toca disfrutar de un buen paseo costero. Puedes emprender el conocido como abecedario de las dunas. Un sendero de 5 kilómetros de largo salpicado de señales, las cuales, usando las letras del alfabeto, explican todo lo que es necesario saber sobre las mareas, los pájaros, las dunas, ¡y mucho más! Aunque el camino no es difícil, recorrerlo te llevará entre hora y media y dos horas.

Cap Ferret en Arcachón

5. El Banc d’Arguin

Visible desde la Duna del Pilat, el Banc d’Arguin es un islote de arena cuya forma cambia según el viento y las corrientes marinas. Puedes acceder a ella en barco de alquiler o a través de lanzaderas públicas disponibles sólo en verano.

¿Qué hacer allí? ¡Muchas cosas! Nadar, observar los muchos pájaros que lo pueblan… Lo apacible de este paraje te garantizará unas horas repletas de relax y paz. Eso sí, ¡mucho ojo!: algunas especies de aves ponen sus huevos en la arena, por lo que está prohibido entrar en la «zona de protección integral».

6. Pueblos y puertos de ostras

La cuenca de Arcachon es famosa en toda Francia por sus ostras. No dudes en probarlas directamente en uno de los muchos ostricultores. Son ostras de la máxima calidad con un sabor que no tiene nada que ver sabor no tiene nada que ver con lo que habitualmente (o mejor dicho, ocasionalmente) podemos saborear en otras ciudades del mundo.

De paso, aprovecha la oportunidad de visitar los pueblos ostreros de la cuenca que se reconocen en particular por sus coloridas cabañas. Tanto si decides visitar l’Herbe, Biganos o Andernos, podrás pasear con tranquilidad, a pie o en bicicleta.

7. El zoológico de Cazaux

Se trata de uno de los zoológicos más grandes de Francia. Si visitas Arcachón con tu familia, podrás descubrir los 800 animales dispersos en 22 hectáreas de bosque. Tal vez hayas oído hablar ya de este zoológico; de hecho se hizo especialmente famoso a finales de 2019 dado que fue el lugar de nacimiento del primer bebé de rinoceronte negro.

8. La reserva ornitológica del Teich

Como has podido ver a lo largo de nuestro recorrido, Arcachón cuenta con un gran interés ornitológico. Si quieres explorar más a fondo este atractivo, te aconsejamos visitar su reserva. A lo largo de un sendero 6 kilómetros, muchas especies de pájaros te saldrán al paso. Podrás divisarlos al aire libre o también en puntos de observación cerrados. Según la Oficina de Turismo de Arcachón, más de 300.000 aves pasan por la reserva cada año.

9. Los mercados locales

Si deseas aprovechar su estancia para descubrir la gastronomía local y apoyar a los productores locales, tienes a tu disposición numerosos mercados. Si los visitas, te aconsejamos que prestes atención al producto que hace célebre a Arcachón: las ostras. Aunque tampoco hay que olvidar otra de las exquisiteces de la región: el caviar de Aquitania. Un sabor para todos los paladares pero no para todos los bolsillos. ¡Aunque un día es un día!

Viajar a Arcachón: información básica

¿Cómo llegar a Arcachón?

Para llegar a Arcachón, te aconsejamos reservar unos vuelos baratos a Burdeos. Una vez allí, además de disfrutar de sus numerosos encntos, puedes alquilar un coche en Burdeos y desplazarte hacia Arcachón: sólo están a 1 hora en coche la una de la otra. Si quieres sacarle todo el partido a esta opción, te aconsejamos que consultes nuestro artículo sobre qué ver y hacer en Burdeos.

¿Cuál es el mejor momento para viajar a Arcachón?

Las actividades más interesantes en Arcachón son en su mayoría al aire libre, por lo que obviamente recomendamos evitar los meses de lluvia, entre noviembre y marzo.

¿Dónde dormir en Arcachón?

La superficie de la localidad relativamente pequeña, por lo que no tendrás muchos problemas para encontrar un alojamiento que se ajuste a su presupuesto, ya sea en una casa particular o un hotel.

¿Cómo moverse por Arcachón?

Nuestra recomendación es, sin duda, que optes por los viajes a pie o en bicicleta. Muchas tiendas de alquiler están a tu disposición, aunque muchos caminos arenosos únicamente plantean la opción del trayecto a pie.


¡Encuentra con Liligo los mejores vuelos para tu próximo viaje!


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

footer logo
Hecho con para ti