El Magazine del Viajero icon
El Magazine del Viajero
  •   2 min lectura

Castrillo de Murcia (Burgos) y Corpus Christi, una combinación única que nos deja imágenes que quizás muchos desconociéramos. La estampa de esta tradición no puede ser más peculiar: hombres vestidos como “diablos” que persiguen a bebés y niños pequeños con el único fin de salvarlos del pecado original… ¿El resultado? Un espectáculo de lo más pagano asimilado por el cristianismo, casi nada…

Bienvenidos a Castrillo de Murcia, en Burgos, un lugar donde los diablos parecen demasiado amistosos como para asustarnos. Una aldea de arquitectura medieval en la que celebran el Corpus Christi de esta forma tan peculiar, tan diferente.

Cofradía de Minerva
Cofradía de Minerva

Un ejemplo más de como las costumbres paganas de otros tiempos fueron integradas por el catolicismo, asimilándolas como propias y con un resultado que nos dejará a más de uno con la boca abierta.

La parte católica...
La parte católica...

Salto del Colacho

Desde el 1620 se lleva celebrando en esta localidad burgalesa el “Salto del Bebé”, aquí llamado
“Salto del Colacho”, momento en el que mejor alejarnos de los demonios (u hombres…) vestidos de amarillo. Se supone que son la encarnación del diablo, el cual recorre la ciudad pegando algún que otro golpe con un palo o un látigo en plena procesión.

Sin embargo, su objetivo principal no es otro que el de saltar sobre los bebés. A aquellos con menos de un año se les pone con cuidado sobre un colchón, este es saltado por el diablo quien los libra así del pecado original. Curioso…

Aunque si nos paramos a pensar que pasará por la cabeza de estos padres que ponen a los bebés en esa posición… En la procesión, además de los hombres de amarillo, nos encontraremos numerosas capas negras, percusionistas, bailarines, niñas con flores,… todo para alejar las enfermedades de los pequeños.

Eso sí, por lo relativo al Vaticano, el diablo no debe actuar en nombre de la religión católica como salvador… Sea como fuere, aparte de matices religiosos, o todo lo contrario, el hecho es que esta tradición atrae cada vez más a los viajeros y turistas. Incluso Lonely Planet envió un equipo de cámaras atraídos por este peculiar evento.

Así que ya podemos anotar una fecha, el Corpus Christi, el próximo 30 de mayo. El diablo nos espera…

Fotos: Celestebombin , Jtspotau , Jtspotau / Wikipedia cc.

¡Encuentra con Liligo los mejores vuelos para tu próximo viaje!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para ti