El Magazine del Viajero icon
El Magazine del Viajero
  •   3 min lectura

Por supuesto, 24 horas nos son suficientes para descubrir una ciudad, más si tenemos en cuenta que la capital holandesa tiene mucho que ofrecer. Sin embargo, si te estás planteando una visita a Ámsterdam, estos consejos te pueden ayudar a aprovechar el tiempo lo máximo posible…

Uno de los motivos por el que Ámsterdam es una de esas ciudades que pueden ser objeto de una viaje relámpago es por el hecho de que desde el aeropuerto de Schiphol al centro histórico solo necesitamos unos minutos… si tenemos en cuenta que un vuelo desde Madrid a la capital holandesa puede durar 2 horas y media y que al centro tardaremos unos 20 minutos, es fácil admitir que esta a tiro de piedra.

Hoja de ruta

El cercanías nos lleva a la Centraal Station, en pleno corazón de la ciudad. Los canales conforman círculos alrededor del centro: en las afueras encontramos el primer anillo de agua (Canal Singelgracht), que se corresponde con el distrito de los museos. Una escapada puede quedar incompleta si no tenemos la tarjeta “I amsterdam”: pase de 24 horas, con un precio de 39 € y un acceso ilimitado al transporte público, cruceros por los canales y 36 museos… una buena opción. Por supuesto, hacer una visita exhaustiva y verlo todo en un día es imposible, aunque pese a todo la tarjeta puede merecer la pena y mucho.

Rijksmuseum

Rijksmuseum
Rijksmuseum

Primera parada: el barrio de los museos. La idea será descubrir este área a primera hora de la mañana, ¿el motivo? Desterrar a nuestro peor enemigo, las largas colas. Por cada camino que se abre por aquí y por allá aparecen museos y galerías, caso de la House of Bols, la destilería más antigua del mundo.

La mayoría de los visitantes en esta zona, vienen pensando en los 3 principales museos:

  • Rijksmuseum: que alberga las mejores obras de arte holandés del mundo.
  • Stedelijk: dedicado al arte contemporáneo.
  • Museo Van Gogh: ¿qué decir que no se sepa ya?

¿Después?

¿Hambriento de pronto? Tómate un descanso en uno de los muchos “brown café”, los cuales ofrecen menús muy apetecibles y económicos, cuentan con una amplia variedad de sándwiches, sopas y platos típicos. ¿Quieres más? Dirígete a uno de los mercados de la ciudad, allí encontrarás productos auténticos a precios muy razonables. ¿Y sobre los aclamados Coffee Shops? Uno de los referentes turísticos, sin embargo parece que muy pronto los viajeros no tendrán acceso a ellos… ¿el final de la ciudad como destino turístico de primer nivel? Es pronto para decirlo, pero si quieres disfrutar la experiencia, ahora es el momento. ¿Quieres ir de compras? Ve a la Negen Straatjes, un lugar en el que podrás dejar volar tus ganas de comprar. ¿Aún tienes tiempo? Es el momento de visitar el mercado de las flores a orillas del río Singel.

Mercado de las flores

Mercado de las Flores
Mercado de las Flores

Date un paseo en barco por los canales de la ciudad: la mejor forma de pasar la tarde en la capital holandesa. Súbete y toma asiento junto al puente: podemos elegir la opción del Holland International  Prins Hendrikkade, con salidas cada 15 minutos desde las 06:00 hasta las 22:00.

…y para completar…

Aseguraos de que os reserváis algo de tiempo para descubrir lo mejor de la gastronomía típica holandesa. Ámsterdam está llena de restaurantes: el Jordaan puede ser el lugar perfecto para una cena, es el preferido de los locales. Después, ve de un bar a otro, la zona cuenta con muchos.

¿Te puedes por Ámsterdam como un habitante local más? ¡Cuéntanos tu experiencia!

 

Imgs: Jorge Lascar, PjotrP, lukens / Flickr cc.

¡Encuentra con Liligo los mejores vuelos para tu próximo viaje!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para ti