El Magazine del Viajero icon
El Magazine del Viajero
  •   3 min lectura

Te invitamos a una vuelta al mundo a través de las manualidades tradicionales más divertidas.

En estos tiempos de confinamiento nada se agradece más que pasar el tiempo en compañía de los nuestros. La convivencia y el ocio son dos elementos que podemos conjugar de manera inmejorable con las manualidades tradicionales. Un recurso para distraerse al mismo tiempo que viajamos desde casa. Además, ¡con estos entretenimientos de divierten tanto los peques como los mayores! Te descubrimos las manualidades tradicionales de varios países del mundo, las cuales podrás probar echando mano de materiales que todos tenemos en casa.

Atrapasueños (América del Norte)

Una tradición típica de algunos pueblos nativos de América del Norte, especialmente de los ojibwa. Su función original era la de filtrar los sueños negativos de los niños, dejando pasar únicamente los más bonitos. La leyenda cuenta que su aparición dio inicio cuando, tras la expansión de los ojibwa a lo largo del continente impidió a la diosa araña Asibikaashi el filtrar los sueños de todos los niños. Es por esta razón que mamás y abuelas empezaron a hacerlo por ella. Consiste en un aro de madera que sostiene un tejido en forma de tela de araña. Esta estructura sostiene una decoración realizada con plumas que puede llegar a ser muy estética. Los materiales que requiere son fáciles de conseguir y fabricarlos no es especialmente difícil. ¡Anímate!

Piñatas festivas (México)

Rara es la fiesta mexicana en la que no haya una piñata. A pesar de que se cree que el origen de esta tradición surgió en China y acabó en el Nuevo Continente a consecuencia de la colonización, hay algunos que sostienen que tradiciones similares ya se llevaban a cabo en honor del dios azteca Huitzilopochtli. Actualmente las piñatas se hacen de papel, no con ollas de barro como antaño, por lo que puede ser un gran entretenimiento. Tampoco requiere de un gran repertorio de materiales. Papel chino, adhesivo, papel de periódico, pegamento, un recipiente y un globo. El verdadero reto es igualar los diseños coloristas de México. ¡Y es que en color muy pocos ganan al país norteamericano!

Decoupage (Siberia)

A pesar de su nombre francés, que confiere inmediatamente ese toque de distinción, se piensa que el decoupage es típico de los pueblos de Siberia. Una tradición que llegó a China y desde allí se proyectó al resto del mundo. Sea como fuere, el decoupage es una buena manera de pasar el tiempo y producir bonitos objetos con apenas unos pocos y sencillos materiales. El concepto del decoupage es el empleo de papel para decorar diferentes superficies creando un efecto de pintado o de azulejo incrustado. ¿Cómo se consigue eso? Pues aplicando varias capas de barniz. Es una técnica que da mucho de sí debido a lo dúctil del papel a la hora de crear formas y elementos decorativos.

Origami (Japón)

Una de las manualidades más sencillas y, al mismo tiempo, más apasionantes. Y es que, en principio, no es nada del otro mundo. Se trata simplemente de producir figuras mediante el plegado de papel. Ya lo dice su nombre: “ori” y “gami”, doblar y papel en japonés respectivamente. Sin embargo, como toda manualidad, tiene mucho, mucho arte y puede llegar a complicarse hasta extremos impensables. La condición es que la base del papel ha de ser de forma cuadrada o rectangular. Y, eso sí, sólo puede doblarse. No está permitido usar tijeras. Es, como te decimos, una afición apasionante por el nivel de complejidad que puede llegar a alcanzar. Te aconsejamos que para empezar elabores el típico pajarito y, con el tiempo, podrás llegar a componer hermosas flores. ¡O el loro que te enseña a hacer este vídeo!

Trencadís (España)

El popular trencadís es la marca propia de la decoración del Modernismo catalán y muy en especial de Antoni Gaudí. Trencadís en catalán viene a significar algo similar a “troceado” y es exactamente eso mismo. La idea fundamental es decorar a modo de un mosaico pero con elementos irregulares de materiales obtenidos aquí y allá. Esa unión entre lo fortuito y lo organizado es el principal atractivo de esta técnica. Aunque tradicionalmente lo que se hacía era usar cerámica (como podrás ver en el Parque Güell reservando unos vuelos baratos a Barcelona) puedes usar absolutamente cualquier material. Queda especialmente resultón que utilices pedazos de CD’s para decorar superficies, por ejemplo, en joyeros e incluso marcos de espejo. ¡Una gran manera de reutilizar los CD’s en los tiempos de Spotify!

Koinobori (Japón)

El Koinobori es una peculiar cometa japonesa muy pensada para los niños. En el antiguo Japón se identificaba a los niños con las carpas, debido al esfuerzo que hacían estos peces para nadar a través de la corriente de los ríos. Sin embargo, no necesitarás tanta imaginación como los antiguos japoneses para fabricarte una cometa en este estilo. Sólo necesitarás papel seda, cordón, tijeras, pegamento y un palito. Los japoneses suelen colocar los koinobori en sus casas el día 5 de mayo, durante el Día del Niño. Te aconsejamos que, una vez terminadas, las coloquéis en el balcón o en el terrado para ver cómo el viento soplando dentro del koinobori imita las contorsiones de la carpa mientras nada.


¡Encuentra con Liligo los mejores vuelos para tu próximo viaje!


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

footer logo
Hecho con para ti