El Magazine del Viajero icon
El Magazine del Viajero
  •   5 min lectura

Estocolmo es la capital de Suecia y la ciudad más grande del país. Está considerada uno de los lugares más turísticos de Escandinavia, y no es de extrañar, ya que todo aquel que se adentra en el encanto de Estocolmo queda más que satisfecho. Su cultura atrae y atrapa al turista, sobre todo por sus islas conectadas por puentes, su historia vikinga, sus palacios de ensueño y su nieve durante todo el año.

Como ya sabemos, los países del norte de Europa no son los más económicos del continente desde el punto de vista del turista, pues el coste de vida es más bien alto. Sin embargo, cada vez atraen a más personas que se muestran curiosas al sólido sistema social que han construido, consecuencia de su característico pasado, su cultura y su estilo de vida envidiado por países de todo el mundo. A causa del aumento de demanda turística que ha experimentado el país, las aerolíneas han lanzado vuelos baratos a Estocolmo con el fin aumentar la posibilidad de viajar a bajo coste.

Su belleza inconfundible

Aunque no todo el mundo tiene una visión de cómo es Estocolmo, mucha gente ya ha oído hablar de la belleza de esta ciudad. Hay varios motivos por los que Estocolmo no deja indiferente. El primero reside en sus edificios y arquitecturas que pertenecen a distintos periodos históricos, en sus grandes jardines tranquilos y coloridos, y por supuesto, sus preciosos canales que le han dado el nombre de ¨La Venecia del Norte¨. El segundo motivo principal es la estructura de la ciudad, la cual está compuesta por 14 islas unidas entre sí por espectaculares canales y puentes. La isla central se llama Gamla Stan, y es donde se encuentra la parte más antigua de la ciudad con edificios con largo trayecto histórico y estructuras arquitectónicas de gran belleza.

Panorámica de Estocolmo

Todo ello, y mucho más que aún está por ver, han convertido a Estocolmo en una ciudad única e inconfundible.

El epicentro de todo viaje

Estocolmo está en el centro del país, lo que la posiciona en una situación clave para realizar cualquier viaje por Suecia. Tal es así que Estocolmo se encuentra en el núcleo del sistema ferroviario del país, lo cual la convierte en unificadora de todas las regiones que la conforman. Y no solo es el punto de referencia de Suecia, sino que también se ha convertido en un cable de enlace a nivel internacional. Estocolmo tiene tres aeropuertos en total, alcanzando el nivel de las grandes capitales del mundo. Los dos más pequeños son Skavsta y Bromma, los cuales concentran vuelos regionales; y el más grande se llama Arlanda, encargado de gestionar los vuelos internacionales.

Palacio Real de Estocolmo

Su fascinante historia vikinga

Uno de los motivos que más fascinación despierta en los turistas es el pasado histórico de los vikingos en Suecia. Algunas series, como ¨Vikings¨, han plasmado la gran huella que dejó esta sociedad en el norte de Europa: sus batallas, viajes, conquistas, rituales, creencias, etc. El Museo Vasa es uno de los mejores lugares para conocer toda esa historia de primera mano. Destaca el popular barco Vasa, restaurado prácticamente como el original, el cual se convirtió en el orgullo de la marina sueca.

Vasa, museo vikingo de Estocolmo

Para continuar con tal aprendizaje cultural, no puede faltar asentarse en un restaurante vikingo para respirar y saborear toda la esencia de un pasado que marcó lo que hoy en día es la sociedad sueca y noruega. En Gamla Stan podemos encontrar Aifur, en la calle Västerlånggatan, uno de los mejores restaurantes temáticos de Estocolmo. Se pueden encontrar incluso réplicas de objetos hallados en excavaciones realizadas en Escandinavia, además de recrear los típicos banquetes festivos de aquella época utilizando ingredientes fundamentales en sus platos como el comino y el azafrán. Y para beber, un vikingo no podía vivir sin hidromiel, una de las primeras bebidas alcohólicas de todos los tiempos. Para quien no la hayan escuchado en su vida, un vikingo se mete en el papel para explicar de dónde viene y cómo se obtiene esta bebida celestial ¿Qué más podríamos pedir?

Restaurante vikingo Aifur, en Estocolmo

Su elegante majestuosidad

El Palacio Real es la residencia oficial de la monarquía sueca, aunque la residencia privada de la familia real es el Palacio Drottningholm. El Palacio oficial, situado en Stadsholmen,  está abierto al público para ser visitado, se pueden varios museos y sus lujosas salas como el dormitorio estatal de Gustav III, la habitación del Rey Carl Gustaf Jubilee y la sala de escritura de Oskar II. Aunque difícilmente se encuentra la familia real, sí que residen en el palacio los asistentes personales del monarca Carlos XVI Gustavo, actual rey de Suecia, así como otros miembros de la familia real y asistentes administrativos. Además, este monumento es usado por el rey en fines de representación cuando cumple con sus deberes como jefe de estado.

Palacio Real de Estocolmo

Aunque el Palacio Real y el Palacio Drottningholm son los más populares, Estocolmo está rodeado de otros edificios y monumentos que no tienen nada que envidiar. Algunos de ellos son el Palacio de Rosendal, el Palacio Ulriksdal, el Palacio de Rosersberg, el Palacio de Tullgarn, el Castillo de Gripsholm y el Palacio de Strömsholm.

El esquí como forma de vida

Desgraciadamente en los países del sur y centro de Europa la posibilidad de esquiar comienza a difuminarse cuando va entrando el buen tiempo. Esto no ocurre en países como Suecia, en los que el clima mantiene una temperatura ideal para que el hielo continúe firme. A los amantes del esquí les alegrará saber que las instalaciones suelen estar abiertas durante todo el año. Las montañas suecas de todo el país están llenas de nieve con gran profundidad. Esto no quiere decir que en primavera-verano tendremos que llevar abrigo, pues las temperaturas son bastante cálidas durante el día para pasear tranquilamente con vestuario primaveral.

Hammarbybacken, en Estocolmo

Cerca de Estocolmo están algunas de las mejores pistas de esquí de todo el mundo. Aunque una de las experiencias más agradables es la sensación de esquiar en pleno centro de la ciudad. Hammarbybacken es un paraíso de hielo situado al otro lado de la isla de Södermalm, donde podrás disfrutar de unas vistas inolvidables de una de las ciudades más bonitas del mundo.

IMG: Pixabay, Aifur Krog& Bar, Wikipedia.


¡Encuentra con Liligo los mejores vuelos para tu próximo viaje!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para ti