El Magazine del Viajero icon
El Magazine del Viajero
  •   4 min lectura

Descubre, con nosotros, la Italia culinaria viajando por sus ciudades más hermosas.

Italia es un país de innegable atractivo turístico, una nación donde cada ciudad tiene rincones inolvidables, esculturas de perfecta ejecución, monumentos que todos conocemos, edificios, fuentes, plazas que desde pequeños hemos admirado. Pero este país también está bien armado de una cultura culinaria que ha exportado por todo el mundo, desde la pasta hasta pizza napolitana. Siempre puedes alquilar un coche en Italia  y conocer algunas de las ciudades italianas más bellas a través de sus típicos platos que no puedes dejar de probar.

Supplí alla romana (Roma)

La capital italiana es el epicentro del viaje por Italia de tantos viajeros, uno comienza a caminar por la Escalinata de Piazza Spagna, por Piazza Navona, tira una moneda a la Fontana de Trevi, se deja sorprender por las dimensiones del Coliseo o por la maravilla del Panteón. Todas estas experienias te dejarán exausto y debes recuperar fuerzas. Roma tiene una cantidad muy importantes de platos típicos, y si tienes que elegir un entrante que sea el Supplí alla romana. Se trata de una bola empanada rellena de arroz, tomate, carne y mozzarella, todo un manjar con lo que todo se verá de otra manera. Una calle de Roma

Pizza Napolitana (Nápoles)

La ciudad que vio triunfar a Maradona, la urbe bañada por el Mediterráneo bajo la vista del imponente volcán Vesubio es única en el mundo. Se trata de una urbe que al visitarla te dará experiencias de todo tipo, desde pasear a lo largo del Torreón de los Anjou o a lo largo de la costa para llegar al Castel dell’Ovo. Te pedimos que, al igual que en todas las ciudades, tengas mucho cuidado con los posibles robos o timos cerca de la estación de autobuses o trenes. No podrás marcharte de Nápoles sin probar la famosísima pizza napolitana de masa fina y tan jugosa, el recuerdo de ese sabor se quedará grabado en tu memoria gastronómica para siempre. Vistas de Nápoles

Bistecca alla fiorentina (Florencia)

En esta ciudad duerme el David de Miguel Ángel, se esconde uno de los atardeceres más hermosos que Italia pueda darte, y es dueña de uno de los puentes más exquisitos y únicos que existe, el Puente Vecchio. Pero si sabes moverte bien entre las osterias (restaurantes), alejándote de los núcleos turísticos donde te pueden llegar a cobrar una gran cantidad de dinero, puedes llegar a probar uno de los bocados más singulares que esta ciudad te pueda regalar, la bistecca alla florentina. Se trata de un chuletón de ternera local, de corte grueso y peso mínimo de un kilo, cocinado a la parrilla. Un plato para valientes. Puente en Florencia

Tiramisú (Milán)

La segunda ciudad más importante de Italia y capital de la moda. En tu visita a Milán podrás regalar a tus sentidos un impresionante paseo a través de la Galería Víctor Manuel II donde se encuentran las tiendas más exclusivas, salir para ver la magnificencia del Duomo de Milán y hasta visitar el famosísimo cuadro de “La última cena”. Cuando empieces a escuchar rugir tu estómago y te sientes a comer en un restaurante, déjate espacio para el postre, porque Milán es la ciudad donde podrás probar el mejor tiramisu, ese manjar de café y cacao. ¡Disfrútalo! Galeria Vittorio Emmanuele en Milán

Pasta con le sarde (Palermo)

Sicilia es la séptima isla más grande de Europa y constituye una de las regiones más insólitas e importantes de Italia. El Monte Etna, playas de agua cristalina o el Valle de los Templos son algunos de los lugares más increíbles que puedes visitar en Sicilia. Palermo, su capital con más de 650.000 habitantes es una ciudad de indudable belleza. Además de maravillarte con sus monumentos y edificios. tendrás que darle un espacio de tiempo a su extensa gastronomía basada en carnes y pescados. Nosotros te aconsejamos que optes por pedirte una pasta con le sarde (sardinas), un plato jugoso y con un gusto muy siciliano, apúntalo en tu lista de cosas por hacer. Vistas de Palermo

Gnocchi al pesto genovés (Génova)

Génova, una de las ciudades más hermosas de Italia, fue destruida por los cartagineses, pero reconstruida por los romanos. Caminando por sus calles podrás observar los palacios de la Via Garibaldi o acercarte a la costa para asombrarte con la Torre della Lanterna. En Génova además tendrás la oportunidad de probar un manjar tan exquisito como sencillo de cocinar. Se trata de los Gnocchi al pesto. Una masa de patata que se pasa por harina y se cuece, luego se prepara una salsa de pesto, basada en piñones, albahaca y aceite. La unión de estos ingredientes te conduce a un plato contundente de sabor fresco y potente. ¿Qué más se le puede pedir a tu visita por Génova? Cerca del mar en Génova

Fotos:Portada por Javier Lastras; Supplí alla romana (Roma) por Caribb; Pizza napolitana (Nápoles) por Roberto Taddeo; Bistecca alla fiorentina (Florencia) por Paolo Margari; Tiramisú (Milán) por Mike Beales; Pasta con le sarde (Palermo) por Archway Andres; Gnocchi al pesto genovés (Génova) por Paolo Margari / Flickr

¡Encuentra con Liligo los mejores vuelos para tu próximo viaje!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para ti