El Magazine del Viajero icon
El Magazine del Viajero
  •   6 min lectura

Descubre con nosotros una de las ciudades más encantadoras de toda Castilla y León.

León, con sus apenas 125.000 habitantes, es una ciudad manejable, histórica y, por tanto, repleta de encantos turísticos, sobre todo artísticos. Una opción perfecta para una escapada de 2 o 3 días. A continuación te mostramos cómo sacarle todo el partido a esta orgullosa e histórica ciudad.

La Catedral

Ninguna lista de lo mejor que ver en León puede comenzar sin aludir a su imponente catedral construida a caballo del siglo XIII y XIV. Considerada, junto con la de Burgos, uno de los más acabados ejemplos de la influencia del gótico francés en nuestro país, es un templo diferente a cualquier otro. Y lo es, fundamentalmente, por lo imponente de su arquitectura y por la apabullante extensión de vitrales, que convierte su interior en un espacio de gran belleza. Y es que la Catedral de Santa María de la Regla cuenta con nada más y nada menos que 1.800 metros cuadrados de vidrieras. Algo que la convierte en una de las catedrales originariamente góticas con más extensión de vitrales del mundo.

Exterior de la Catedral de León

Por esta razón, te aconsejamos visitar su interior en una hora del día en la que puedas asegurarte la mayor cantidad de luz. De este modo podrás disfrutar de cómo su interior se ilumina con los más llamativos colores, los cuales son proyectados sobre la piedra consiguiendo efectos de gran belleza. Aunque su interior no es sólo luz: alberga algunos tesoros artísticos, como por ejemplo, la excelente decoración en madera de su coro. En pocas palabras: imprescindible.

Interior de la Catedral de León

La Real Colegiata de San Isidoro

Seguimos con otro de los monumentos de visita obligada en León: la Real Colegiata de San Isidoro. Uno de los monumentos románicos más significados de España, no sólo por su calidad artística sino por albergar los restos de San Isidoro de Sevilla, uno de los sabios de la temprana Edad Media más importantes de Europa. Además de templo, desempeña funciones de Panteón Real, donde reposan 12 reyes de León, así como varias reinas e infantes.

Exterior de San Isidoro de León

Este panteón alberga lo que frecuentemente se denomina como la «Capilla Sixtina del Románico». Y no es exagerado, dado que es uno de los mejores ejemplos de pinturas románicas que ha llegado a nuestros días. La calidad de las mismas es extraordinaria, y el estado de conservación casi milagroso. El programa iconográfico incluye escenas de ciclos tan importantes como la Natividad, la Pasión y la Resurrección. Aunque posiblemente lo más reproducido y popular de estas pinturas es el ciclo dedicado al zodiaco y al calendario agrícola desplegado en sus bóvedas. En definitiva, una obra maestra medieval que puedes conocer sólo por los 5 € que cuesta la entrada.

Pinturas de San Isidoro de León

El Convento de San Marcos

Este monumento completa la tríada de joyas arquitectónicas de la ciudad. Erigido en pleno siglo XVI, se considera uno de los ejemplos más destacados de la arquitectura renacentista, que en España adquirió un tono muy característico, denominándose en muchas ocasiones como plateresco (o estilo gótico hispano tardío e incluso estilo «Reyes Católicos»). Detenerse a contemplar la fachada es un auténtica delicia: a la pureza y equilibrio de líneas se le suma una decoración exuberante, repleta de arabescos y detalles sorprendentes.

Convento de San Marcos, en León

La Casa Botines de Gaudí

Aunque Gaudí está muy asociado a la ciudad de Barcelona, lo cierto es que hizo sus incursiones por otras regiones españolas, como Cantabria, Baleares… y León. La Casa Botines de León es un magnífico edificio en el que, es cierto, todavía no se aprecia el Gaudí más popular: el de las curvas y contracurvas, los elementos naturales y los espacios sorprendentes. Se trata, en lo básico, de un monumento ecléctico muy inspirado en el neogótico (e incluso en el gótico puro de la Catedral autóctona). Una joya en el corazón de la ciudad que vale mucho la pena ver. De hecho puedes hacerlo en un banco ubicado justo frente a la entrada en una compañía inigualable: la escultura sedente de Gaudí.

Casa Botines (León)

El Barrio Húmedo

Para una inmersión en el casco antiguo de León, nada mejor que irse de tapeo. Uno de los lugares más señalados para hacerlo es el conocido como barrio húmedo. Un entramado de calles que orbitan alrededor de la Plaza de San Martín, repletas de bares y lugares para tomarse algo. Si decides internarte en este barrio, te aconsejamos que no te pierdas dos de las grandes especialidades de la gastronomía de la región: la morcilla leonesa y el cocido maragato.

Barrio Húmedo (León)

Qué ver en los alrededores de León

La ciudad de León en sí puede visitarse tranquilamente en 2 o 3 días. Si te sobra tiempo, estás de suerte: la región cuenta con atractivos que puedes visitar o bien tomando el autobús en la estación ubicada en la Avenida Saénz de Miera o con un alquiler de coches en León.

Astorga

A apenas 40 minutos en coche de León se encuentra Astorga, una pintoresca localidad de poco más de 10.000 habitantes que, sin embargo, atesora tesoros artísticos de gran valía. El más conocido es su Catedral, un edificio ecléctico dado lo dilatado de su construcción. Originariamente del siglo XV, fue recibiendo influencias de los diversos estilos que han ido apareciendo hasta el siglo XX, cuando se concluyó. Sin embargo, lo que más destaca hoy es la ornamentada fachada, concebida bajo la influencia del barroco.

Catedral de Astorga

Tampoco puedes perderte el Palacio Episcopal, diseñado por Gaudí. Un interesantísimo edificio de influencia neogótica que guarda un fuerte parentesco con la Casa de Botines de León

Palacio Episcopal de Astorga

Las Médulas

Ubicadas en la comarca de El Bierzo, es un fantástico ejemplo de cómo la naturaleza y la acción humana pueden dar lugar a vistas de gran belleza. Y es así dado que fue un lugar de explotación minera por parte de los romanos cuyos trabajos de ingeniería acabaron transformando el medio ambiente dando lugar a unas arenas rojizas que son la seña de identidad de este paraje. Lo singular de este lugar le ha hecho merecedor de ser designado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Las Médulas (León)

Viajar a León: información básica

León: ficha práctica

  • Moneda: La moneda de España es el euro.
  • Horario: El mismo que en el resto de Península y Baleares y una hora más que en Canarias.
  • Eventos anuales destacados: La Semana Santa y las Cantanderas (que tienen lugar el 30 de octubre).

¿Cómo llegar hasta León?

León, a diferencia de otras ciudades castellanoleonesas de similar tamaño, cuenta con aeropuerto propio. Es por ello que siempre puedes reservar unos vuelos baratos a León para visitarla; sin embargo, se trata de un aeropuerto pequeño por lo que no goza de una gran cantidad de vuelos. A veces, lo más práctico es reservar unos vuelos baratos a Valladolid y, ya desde allí, desplazarse en autobús o en tren a León.

¿Cuál es el mejor momento para viajar a León?

Los atractivos de León escapan de cualquier temporalidad, por lo que puedes visitarla cuando quieras. Desde el punto de vista metereológico, la mejor época es el verano, dado que no son tan calurosos como en otras regiones de España (la media de máximas estivales se sitúan en los 27-30 grados). El invierno puede llegar a ser bastante frío, con mínimas de 0 grados (y en ocasiones, alguna que otra nevada).

¿Cómo moverse por León?

León es una ciudad manejable, en la que no necesitarás de transporte público para ver sus atractivos más interesantes. Los cuales, por lo demás, se encuentran bastante concentrados. Sin embargo, si te planteas moverte en transporte público cuentas con un buen servicio de autobuses. Una red de 13 líneas cuyos billetes ordinarios cuestan 1,20 €.


¡Encuentra con Liligo los mejores vuelos para tu próximo viaje!


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para ti