El Magazine del Viajero icon
El Magazine del Viajero
  •   5 min lectura

Granada, tierra soñada… La mejor guía de Granada para que dejes de soñar y vivas en primera persona esta hermosa ciudad andaluza.

Sin duda alguna, Granada es una de las ciudades que mejor representa a España en todo el mundo. Cada año miles de turistas se dejan caer por esta ciudad para descubrir sus encantos, especialmente aquellos relacionados con su construcción estrella: la Alhambra. Sin embargo, dado que Granada es también una ciudad con mucho peso en el imaginario histórico español, tras su reconquista fue exaltada con construcciones cristianas de excepción, muchas de ellas de una belleza apenas ensombrecida por la Alhambra. Te las descubrimos todas a continuación.

La Alhambra

Empezamos por el principio: la maravilla arquitectónica nazarí que habitualmente aparece en las listas de monumentos más admirados y visitados en España. Una fascinación de sobra bien fundada dado que los encantos de la Alhambra son extraordinarios e irrepetibles. Concebida como una ciudadela inscrita en la misma ciudad, la Alhambra es un vasto complejo de palacios y jardines. En ella residía el Rey de Granada, por lo que la exuberancia y acabados de la construcción son, como puede imaginarse, exquisitos. En este sentido, destaca por su elegancia y quietud el Palacio de Comares y su Patio de los Arrayanes.

Especial mención merece el Patio de los Leones, cuyas esbeltas columnas y su decoración en mocárabes y ataurique confieren a su arquitectura de una apariencia muy ligera y grácil. No podríamos pasar por alto sus hermosas torres, que, como la Torre de las Infantas, ofrecen un interior evocador y de gran fantasía decorativa. Si no puedes esperar a visitarla recuerda recuerda que la entrada vale 14,85 €.

La Alhambra de Granada

 

El Generalife

Aunque suele pensarse que el Generalife forma parte del complejo de la Alhambra, lo cierto es que conforma un espacio totalmente diferenciado. De hecho se ubica fuera de las murallas de la emblemática construcción nazarí. Concebido como una villa de descanso, es uno de los lugares más fotografiados de toda Granada en parte gracias a la popular Acequia Real, un jardín con una acequia caracterizada por sus numerosos surtidores que conceden al espacio una cadencia muy relajante.

Las estancias interiores poseen el mismo ambiente apacible, especialmente por su exuberante pero equilibrada decoración realizada mediante una yesería exquisita. Destacan por su originalidad y belleza la Cámara Real y el Mirador de Ismail I.

El Generalife, en Granada

La Catedral de Granada

La Alhambra es la niña de los ojos de Granada y muy a menudo su enorme popularidad ensombrece injustamente otras grandes realizaciones artísticas de las que la ciudad anda muy sobrada. Uno de estos ejemplos es la Catedral, uno de los templos góticos más destacados de España. La Catedral se comenzó en 1506 por Enrique Egas, aunque este proyecto inicial fue enriquecido por uno de los grandes arquitectos españoles, Diego de Siloé, quien incluyó algunos elementos más netamente renacentistas. Es, por tanto, la Catedral de Granada un interesante monumento de transición entre dos estilos cuyo interior sobrecoge. Sus cinco naves otorgan a este templo una majestuosidad única y constituyen un auténtico tour de force arquitectónico, dado que lo habitual son catedrales de tres naves.

Y, por si fuera poco, el conjunto está rematado por la hermosa fachada diseñada por Alonso Cano, uno de los pintores barrocos españoles más apreciados. Además, si te gusta la historia, estás en un lugar de excepción: en su Capilla Real descansan los restos de los Reyes Católicos, Juana la Loca y Felipe el Hermoso.

Catedral de Granada

El Barrio de Albaicín

El barrio más emblemático de Granada por su belleza y por sus vistas tanto a la Alhambra como al centro de la ciudad. Es, desde luego, un lugar con una marcada personalidad: los edificios e iglesias, de color blanco y tejas de barro cocido, conceden un look inconfundible a esta zona y constituyen prácticamente una marca Granada. De hecho, junto con la Alhambra y el Generalife, son los tres sitios declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Pasear por sus calles es la mejor manera de disfrutar de Albaicín, aunque si prefieres ir a tiro fijo a ver lo más reseñable, te aconsejamos especialmente que visites El Bañuelo (unos baños árabes), la Casa de Porras, el Palacio de Dar-al-Horra (la residencia de la madre del mítico Boabdil), en mirador de San Nicolás o la Puerta de Fajalauza.

Barrio de Albaicín, en Granada

El Palacio de Carlos V

Cuentan que, al poco de casados, Carlos V e Isabel de Portugal, pasaron juntos una temporada en la Alhambra; tan impresionados quedaron que el emperador decidió fijar una residencia estable con un decoro artístico a la altura de su rango. Para ello encargó al arquitecto Pedro de Machuca la construcción de un palacio, un proyecto que el artista concretó diseñando una tipología nueva.

Con una planta cuadrada en la que se inserta el patio redondo, Machuca ensaya en España un estilo que en Italia daba sus primeros pasos: el manierismo. Hoy en día el Palacio alberga el Museo de Bellas Artes de Granada (que atesora más de 2.000 obras artísticas) y el Museo de la Alhambra.

Palacio del emperador Carlos V, en Granada

Casa Museo de García Lorca

Si te interesa la literatura, y en especial la trágica figura de García Lorca, este es un plan que no puedes dejar pasar. Se trata de la casa de veraneo que tanto Lorca como su familia usaron desde 1926 a 1936, y en donde el poeta escribió algunas de sus obras más importantes. Tras la muerte del escritor García Lorca y el exilio de la familia, el inmueble se mantuvo como propiedad de los García Lorca siendo habitada por diferentes personas hasta su conversión en 1995 en la actual casa museo.

Los objetos en su interior son muy variopintos y van desde fotos a muebles, cerámicas, vajillas y un largo etcétera de enseres personales. No todos los objetos que encontrarás en su interior son los mismos que decoraron la casa entre 1926 y 1936, pero todos pertenecieron a la familia García Lorca.

Casa Museo de García Lorca, en Granada

Sierra Nevada

La estación más meridional de Europa. Ubicada a menos de 30 km de Granada es una visita que vale mucho la pena si eres un apasionado del esquí. Sin embargo, si reservas tus vuelos baratos a Granada para viajar fuera de la estación de esquí no te preocupes dado que Sierra Nevada ofrece muchas posibilidades al margen de este deporte. Si eres un apasionado del ciclismo, por ejemplo, estás de suerte dado que Sierra Nevada es también un destino excelente para la práctica de esta actividad. E incluso para aquellos que no se interesan ni por el esquí ni por el ciclismo. Por ejemplo, si quieres una visita de tipo lúdico puedes ir a la zona de actividades de Mirlo Blanco, en donde puedes divertirte con tu familia de los trineos, bici-trineos y discos hinchables.

Sierra Nevada, en Granada

 

IMG: iStock; Wikipedia.

 


¡Encuentra con Liligo los mejores vuelos para tu próximo viaje!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer logo
Hecho con para ti